Quantcast

Marta López llega a España tras su visita sorpresa a Kiko Matamoros

A punto de cumplir un mes del inicio de ‘Supervivientes’, el reality nos está dejando momentazos que nos hacen sospechar que se puede tratar de una de sus ediciones más épicas de la historia. Uno de ellos, el romántico y lacrimógeno reencuentro entre Kiko Matamoros y Marta López, en el que el polémico colaborador, mostrando su lado más tierno, ha gritado a los 4 vientos su amor por la modelo y ha confesado sus deseos de casarse cuanto antes con ella, convencido de que es su “último gran amor”.

Una visita sorpresa que se dividió en dos días y, después de las lágrimas y la emoción en su primer encuentro el pasado domingo, se repetía con la misma dosis de amor pero mucha más alegría, este miércoles. Kiko celebraba en directo con sus compañeros su despedida de soltero, en la que irrumpía por sorpresa Marta para alegría del tertuliano.

Un despliegue de besos, abrazos, miradas intensas y preciosas palabras que reflejan lo enamoradísima que está la pareja y un reencuentro en el que la modelo aprovechaba para contarle a su novio los rumores de embarazo que la han perseguido en los últimos días, algo que no tardaba en desmentir de lo más sonriente.

Después, la despedida definitiva, una nueva declaración de amor por parte de Kiko y la promesa de Marta de que le estará apoyando en todo momento y le esperará con los brazos abiertos a España, a poder ser para recibirlo como ganador de ‘Supervivientes’.

Y precisamente a su llegada a nuestro país hemos visto esta mañana a una Marta tan radiante como cansada tras su romántico reencuentro con Kiko, sobre el que ha asegurado que no puede contarnos nada por el momento, ya que por contrato será en el plató del reality donde desvele todos los detalles. “Estoy muy feliz y contenta” ha confesado.

Sobre lo que no ha tenido problema en pronunciarse ha sido sobre los rumores acerca de su embarazo: “No sé de donde sacaron eso” afirma enfadada, asegurando que le molestó “que se dijese que yo jugaba con eso porque no es mi estilo jugar con esas cosas y si estuviera embarazada no lo habría dicho en la tele“. “Pero que no estoy embarazada” insiste.

Sin ocultar lo enamoradísima que está de Kiko y revelando que “no sabe” qué le ha hecho a ese hombre para que diga cosas tan bonitas como que es su “último y gran amor”, Marta asegura que tras un principio complicado por las picaduras de los mosquitos ahora le ve “más fuerte” y cree que su visita ha sido un “chute de energía” para él.Está muy delgado pero está guapo y muy moreno, negro” apunta sonriente.

“La psicóloga sabrá mucho de mi vida” ha asegurado cuando le hemos preguntado por la valoración de una experta comentando que su reencuentro no había sido cariñoso porque podrían haber tenido una pelea antes del inicio del reality, explicando que si no se mostró más pasional con Kiko es porque “no quiero dar un espectáculo de absolutamente nada en la tele“. “Yo voy a defenderlo y voy a verlo y ya está, no quiero más” deja claro acerca de la posibilidad de que su pareja le pida matrimonio desde Honduras.

Huyendo de la polémica, la modelo prefiere sin embargo mantenerse al margen de las declaraciones que ha hecho Makoke sobre la ternura que le da su exmarido en el concurso y sus deseos de que se reconcilie con su hija Anita Matamoros: “No voy a entrar en absolutamente nada, lo siento. No voy a entrar en nada de esos temas de verdad“.

Y si no ha querido pronunciarse sobre Makoke, tampoco sobre cómo es su relación con Laura Matamoros, evitando entrar en su separación de Benji Aparicio. “No me voy a pronunciar de nada. No voy a decir nada de sus hijos” insiste.