Quantcast

Yolanda Díaz se siente cómoda con el lema ‘Sumar’ pero no es el nombre de su plataforma

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha destacado que está “ilusionada” de cara a arrancar su proceso de escucha con la ayuda de la asociación ‘Sumar’, un concepto con el que se siente “cómoda” aunque ha especificado que no constituye el nombre definitivo de su futuro proyecto político.

De hecho, ha pedido “cautela” porque el nombre de este colectivo, que servirá para organizar esta fase de consulta con la sociedad civil, no está formalmente confirmado en el Ministerio del Interior y se está a la espera de completar el trámite administrativo.

En declaraciones a la prensa antes de participar en el foro ‘El trabajo del futuro y el futuro del trabajo’, Díaz ha confirmado la solicitud para constituir esta nueva asociación con el objetivo de emprender dicho proceso de escucha, que lo “único que pretende” es “conformar un mundo de ideas para proyectar un país diferente”.

Este primer paso de cara a la nueva plataforma que impulsa arrancará después de las elecciones andaluzas del 19 de junio y, como ha explicado en anteriores ocasiones, durará alrededor de seis meses para después concluir cuál será su futuro. Eso sí, está confiada en que en este proceso de consulta pueda sumarse “mucha gente”.

Por tanto, la vicepresidenta ha desgranado que se siente cómoda con el “verbo sumar”, pues implica “ensanchar la democracia, los derechos fundamentales, el ecologismo y el feminismo“, además de mostrar compromiso con las políticas de igualdad.

La petición del registro de este colectivo, cuya finalidad es organizar los actos que reunirán a Díaz con la sociedad civil, se registró entre finales de marzo y principios de abril y se está a la espera de que Interior confirme la denominación escogida, algo que se estima para finales de junio o principios de julio, dado que el trámite dura unos tres meses.

MARTA LOIS, EN EL CÍRCULO DE CONFIANZA DE DÍAZ

La constitución ha corrido a cargo, según explican fuentes del entorno de la vicepresidenta, mediante personas cercanas a Díaz pero con un perfil anónimo, aunque entre ellos destacan algunas figuras como la profesora universitaria y edil de Compostela Aberta, Marta Lois, una figura que casa con la filosofía del proyecto dado que no forma parte de ningún partido político.

También resaltan que la solicitud y nombre del colectivo era conocido por un número reducido de colaboradores de Díaz, pero los partidos del espacio confederal conocían los planes genéricos de Díaz de articular este proceso de escucha por medio de una asociación.

Y es que este instrumento era el más adecuado desde el punto de vista jurídico para desplegar una fase de consulta de forma autónoma, dado que desde el principio se ha optado por organizar este proceso de forma independiente a los partidos.

De hecho, la vicepresidenta segunda ha remarcado en varias ocasiones que su intención es que la sociedad civil tenga el protagonismo en este proceso y también quiere que los partidos estén en esta plataforma, pero con un rol secundario.

Además, ha comentado que su objetivo es construir una plataforma que concite grandes mayorías y no se limite a situarse a la “izquierda del PSOE”, un espacio que tildó de “pequeño” y “marginal”.

La revelación del nombre del colectivo que le ayudará en esta fase de consulta coincide con varios gestos de cercanía a dirigentes ajenos a su actual espacio político.