Quantcast

Moreno adelanta las elecciones andaluzas al 19 de junio

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A), ha anunciado este lunes su decisión de adelantar las elecciones andaluzas al 19 de junio, sobre todo, por la necesidad de que esta comunidad cuente con unos nuevos Presupuestos al inicio de 2023, y ha apelado a la mayor participación de los ciudadanos en estos comicios.

Moreno ha hecho este anuncio, en una comparecencia pública, tras reunir de manera extraordinaria en la tarde de este lunes a su Consejo de Gobierno para deliberar sobre la fecha de las elecciones. Previamente, mantuvo una reunión con el vicepresidente de la Junta y candidato de Ciudadanos (Cs) a la Presidencia andaluza, Juan Marín, para comunicarle la fecha de las elecciones, algo a lo que se comprometió públicamente en los últimos días.

Ha indicado que ha firmado el decreto de disolución del Parlamento y de convocatoria de elecciones el 19 de junio. Esta fecha supone adelantar los comicios, puesto que tocarían en diciembre de este año, que es cuando se celebraron los anteriores de 2018.

Asimismo, el presidente ha destacado que su Gobierno, en la legislatura «más complicada» de la historia por el azote de la pandemia del coronavirus, ha sido un ejemplo de estabilidad, y ha tenido palabras de reconocimiento al trabajo y la lealtad de sus socios de gobierno de Ciudadanos (Cs). Ha apuntado que le llena de orgullo decir que el Gobierno de coalición «llega unido hasta el final», y ha destacado la lealtad mutua que ha habido entre él y Marín.

Ha señalado que el Gobierno andaluz de PP-A y Cs es el único de coalición que llegará unido hasta el «final». Ha insistido en expresar que agradece a Marín «su lealtad y su trabajo, y el de todos los consejeros de Ciudadanos»: «Eso no es lo habitual en gobiernos de coalición. Ni ha sido así en otros puntos de España, ni en Andalucía en épocas anteriores».

Ya desde hoy, en la cuenta atrás para las elecciones, el presidente también ha querido lanzar un mensaje a todos los partidos, en el sentido de que apuesten por una campaña electoral limpia, «alejada de la desinformación, de las noticias falsas y de las mentiras».

Ha dicho que la decisión de convocar el 19 de junio ha sido «muy meditada, reflexionada y muy complicada de tomar» y que, ante todo, ha pensado en el interés de Andalucía por encima de cualquier otro interés.

Durante su intervención, el presidente ha destacado que Andalucía ha dado «la talla» en la lucha contra la pandemia del coronavirus, gracias al esfuerzo de toda la sociedad en general y de los profesionales sanitarios en particular, pero ahora se avecina una «pandemia económica» que está llevando a mucha gente a quedarse en sus casas por falta de poder adquisitivo. Se ha referido a la desorbitada subida de los precios y a los elevados costes de la electricidad y los carburantes, una situación que se ha visto agravada por la guerra en Ucrania.

En este complicado panorama, Andalucía, según el presidente, necesita seguir avanzando y no se puede permitir el lujo de «volver atrás, tras el gran esfuerzo colectivo de estos años». «Hay que ajustar nuestros pasos a la realidad de un camino que se está haciendo más complicado, y hay que hacerlo con anticipación«, según ha expresado.

En este sentido, según ha señalado, es «vital» y fundamental que Andalucía cuente con unos nuevos presupuestos al arrancar 2023, algo que no sería posible si las elecciones se celebraran en otoño. Al convocarlas en junio, se contará con un nuevo Gobierno este verano que podrá empezar a elaborar ya las cuentas del próximo ejercicio, las cuales son fundamentales para afrontar con «garantías y esperanzas» las incertidumbres económicas y la gestión de los fondos europeos, según ha explicado el presidente.

TIEMPOS DIFÍCILES

«Tiempos difíciles en los que hemos intentado dar lo mejor de nosotros, para hacer de la Junta de Andalucía algo seguro a lo que agarrarse y en lo que poder confiar en los peores momentos. Siempre llevaré con orgullo el honor, el gran honor, el mayor que puede tener un andaluz, que es el de ser el presidente de Andalucía«, ha señalado Moreno.

Durante su intervención, ha recordado que, tras las elecciones autonómicas de 2018, cuando se produjo un «cambio político histórico» para Andalucía después de 40 años de autonomía, asumió la tarea de gobernar la comunidad autónoma con unos objetivos claros: Dotarla de estabilidad política; dignificar su nombre, «herido por la corrupción»; ponerla a funcionar consolidando los servicios públicos, y ser el presidente de todos los andaluces, «sin distinción». Con el mandato a pocos meses de concluir, ha considerado que esos objetivos se han cumplido.

El presidente andaluz se ha mostrado convencido de que la estabilidad de la que ha gozado Andalucía en esta legislatura ha influido en el impulso que ha sentido esta comunidad en estos casi cuatro años, «que ha dejado de ser un foco de malas noticias para convertirse en un modelo bien visto desde fuera».

Al respecto, ha aseverado que la economía andaluza crece más que la de España, batiendo récord de exportaciones, recibiendo más inversión extranjera que la media nacional y siendo la comunidad con más trabajadores autónomos.

Moreno ha lamentado que como consecuencia de la convocatoria de elecciones en junio no vaya a poder inaugurar muchas de las grandes nuevas infraestructuras cuyas obras están a punto de finalizar, como el Metro de Málaga, el Tranvía de la Bahía de Cádiz o el Hospital Militar de Sevilla.