Quantcast

La traducción al ucraniano de ‘Nada’, de Carmen Laforet, espera en un refugio para ver la luz

La traducción al ucraniano de la novela ‘Nada’, de Carmen Laforet, está guardada en un refugio esperando a que acabe la guerra en Ucrania para ser publicada, tal y como ha confirmado este jueves el hijo de la escritora, Agustín Cerezales, durante la presentación en el Instituto Cervantes de la muestra ‘Próximo destino: Carmen Laforet’.

La muestra recorre la trayectoria y creación literaria de Laforet a través de más de dos centenares de obras originales y reproducciones: un paseo a través de sus libros (traducidos a numerosos idiomas), manuscritos, documentos, artículos, fotografías, pinturas, cartas, audiovisuales u objetos personales.

‘Nada’ es la obra de la literatura española contemporánea con más traducciones, y precisamente la muestra incluye en gran formato las portadas de muchas de ellas: desde la primera traducción al francés en 1948 hasta la casi más reciente, al persa, de 2021.

La última es la traducción al ucraniano, que no ha podido estar para esta exposición, pese a que los comisarios ya han recibido documentación de la finalización de la obra. ‘Nada’ se ha vertido a docenas de lenguas: italiano, inglés, alemán, sueco, neerlandés, portugués, chino (taiwanés y continental), árabe, búlgaro, checo o coreano. Otras novelas traducidas al alemán, francés, neerlandés, portugués y ruso fueron ‘La isla y los demonios’ o ‘La mujer nueva’.

Asimismo, una de las piezas destacdas de la exposición la forman las siete primeras páginas del manuscrito de ‘Nada’, su obra fundacional, con la que se dio a conocer tras obtener el Premio Nadal 1944. Esas siete cuartillas con su letra a mano y sus tachaduras se exhiben al público por primera vez, al igual que el comienzo del mecanoscrito que Carmen Laforet presentó a dicho galardón.

También destacan los dos informes de la censura (de 1945) que valoraban si autorizaban su publicación, y una grabación que permite oír la voz de la autora leyendo el primer capítulo del libro, procedente de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Los dos expedientes de la censura franquista incluyen los textos de cómo uno de los censores alegó un inconveniente porque la obra «morbosa» atentaba «contra el dogma o la moral», mientras que el otro la calificó de «novela insulsa, sin estilo ni valor literario alguno (…), no hay inconveniente en su autorización».

‘Nada’ fue autorizada en su integridad y se publicó por primera vez en la editorial Destino en 1945. La muestra incluye una primera edición dedicada por Laforet a su futuro marido, Manuel Cerezales, quien en 1944 regentaba una pequeña editorial de libros de Historia y le recomendó que probara a presentarla al recién creado Premio Nadal.

ARTÍCULOS Y CORRESPONDENCIA

La muestra también refleja su labor como articulista, que comenzó en la revista ‘Destino’, en la que publicó semanalmente desde noviembre de 1948 a febrero de 1953, y creó ex profeso para ella la sección ‘Puntos de vista de una mujer’ (reeditado como libro en 2021).

También publicó en revistas o diarios como Informaciones, La Actualidad Española, Pueblo, Arriba, ABC o El País, periódico donde apareció su último artículo en 1983.

Igualmente se exhibe diversa correspondencia, como la que mantuvo con Ramón J. Sender (compilada en un libro de 2003), la carta que envió a Elena Fortún en 1951 interesándose por su salud o las misivas que le enviaron Juan Ramón Jiménez (1946), Gerald Brenan (1956) o José María Pemán (1963), por citar solo unas cuantas.