Quantcast

Tamara Falcó e Íñigo Onieva acallan los rumores sobre la vida nocturna del empresario

A pesar de que están viviendo el momento más dulce de sus vidas año y medio después de empezar su relación y cada vez los rumores de boda suenan más fuerte, Tamara Falcó e Íñigo Onieva se han visto envueltos (una vez más) en rumores sobre el tipo de vida que lleva el empresario a los que, dispuestos a que nada enturbie su felicidad, prefieren hacer oídos sordos.

¿La última polémica que ha sacudido al ingeniero? Su carácter presuntamente cariñoso y apasionado con otras mujeres en la sala de fiestas que regenta en plena Gran Vía madrileña, ‘Lula club’. Un trabajador del club ha hablado en ‘Sálvame’ y ha asegurado que Íñigo, sin ocultarse, sería desleal a Tamara con otras chicas y ella, al parecer, sería consciente. Además, el programa ha emitido unas imágenes del empresario bailando en actitud divertida con una joven rubia, con la que se le vio de lo más despreocupado.

Lejos de hacer mella en la enamorada pareja, este tipo de informaciones son completamente ignoradas tanto por la Marquesa de Griñón como por su novio que, ajenos a este nueva polémica protagonizada por Íñigo, guardan silencio mientras continúan con su ajetreado día a día.

Así, en una jornada de lo más completa para Tamara – que además de presentar su nueva colección de Tous este jueves acudió a ‘El Hormiguero’ como cada semana – fue el empresario el encargado de pasear a los dos perros de la socialité por los alrededores del domicilio que comparten en el centro de Madrid y, muy serio y apresurado, ha evitado pronunciarse sobre sus comentadísimas imágenes bailando con una chica en su discoteca.

Una actitud idéntica a la de la hija de Isabel Preysler, que llegaba a su casa minutos antes y, sin perder la sonrisa, dejaba en el aire si se ha enterado de la nueva polémica protagonizada por Íñigo y si ha hablado con él por su actitud presuntamente despreocupada con otras chicas cuando ella no está a su lado.