Quantcast

Qué es el chocolate ruby

¿A quién no le gusta el chocolate? Parece algo inusual ya que casi todos gustan de esta deliciosa golosina, pero, ¿chocolate ruby? ¿Has oído hablar de él? Desde el año 2017, la Barry Callebaut anunció que descubrió lo que revolucionaría el mundo del chocolate.

Luego de muchos años de estudios, llega el “4 chocolate”, que hará compañía al oscuro, de leche y blanco; se trata del chocolate ruby; ¿Has escuchado hablar de él? Pues si no es así, a continuación te explicaremos cuál es y de dónde se obtiene; te invitamos a que dediques unos minutos a leer el siguiente artículo y conozcas de él, te aseguramos que quedarás fascinado de su existencia.

¿Qué es el chocolate ruby?

¿Qué es el chocolate ruby?

Al chocolate ruby se le ha llamado el cuarto chocolate, y cuenta con una peculiar presentación, pues es de color rosa, con un sabor suave además de intenso a frutas. Este producto no tiene añadido colorante ni sabores artificiales, sino que los mismos son naturales del grano, que luego son procesados, obteniendo este resultado.

El chocolate ruby llegó para crear una verdadera revolución de sabor, así como de creación de platillos y postres que deleitarán tu paladar de lo creativos que serán los chefs para combinar los ingredientes. Y ya existe hasta una chocolaterapia.

¿De dónde proviene el chocolate ruby?

El chocolate ruby es originario de Sudamérica y África, donde se cultiva este grano, cuyas bayas son del cacao ruby. Increíblemente el color natural del mismo es rosado.  El grano es procesado de manera secreta y transformado en chocolate, su sabor es frutal, con ligeros toques ácidos, muy fluido, además de contener un 47.3 % de cacao sólido.

La temperatura de trabajo de este chocolate ruby es muy diferente a la de otros. De acuerdo a lo indicado por la marca suiza Callebaut, se debe considerar una estabilidad muy buena para su preparación: fundirlo a 43-45º C, precristalizarlo a 26° C y cristalizarlo a 28.5-29° C.

El chocolate ruby es el descubrimiento más novedoso del mundo chocolatero, luego del chocolate negro, el con leche y blanco. Tras 80 años, es un verdadero regalo. Una experiencia que la naturaleza brinda en color y sabor, y los mejor es que no se le agregan saborizantes ni colorantes que se añadan a su presentación.

El chocolate ruby ¿a qué se debe su origen?

Luego de trabajar lento, pero con pasos muy firmes, los especialistas lograron descubrir ciertos componentes especiales que naturalmente forman parte del grano, y es lo que hace que su color sea rosado y sabor afrutado. En unión con la Universidad Jacobs de Bremen, en Alemania, se descubrió unos precursores presentes en el cacao rubí, usado para crear el chocolate ruby.

El descubrimiento de la presencia de la gran cantidad de precursores, se hizo a pasos lentos, además de encontrar la mejor manera de trabajar el chocolate ruby. Luego de muchos años, por fin la chocolatera Callebaut ha perfeccionado esta receta, permitiendo a los chefs del mundo, usarlo al máximo en sus preparaciones, que aprovechen su color y sabor particular.

El chocolate ruby sin aditivos

El grano que da origen al chocolate ruby proviene de los países Brasil, Ecuador y Costa de Marfil; sin embargo, no se debe a su variedad sino de los precursores naturales presentes en él.  Estos son típicos y lo hacen distinguirse de los demás por su color, así como el sabor que le permite ser verdaderamente único e inigualable.

La marca suiza cuenta con más de 100 años de experiencia en la elaboración y transformación del grano de cacao a la tableta, logrando su producto final. Es por ello que logra que se despierten las propiedades sensoriales del cacao rubí. Cada grano es seleccionado, así como procesado para lograr el chocolate ruby RB1, y lo mejor es que sin añadirle color ni aromas.

¿Qué se logra con el chocolate ruby RB1?

¿Qué se logra con el chocolate ruby RB1?

Cuando escoges un chocolate ruby RB1 de Callebaut, estás mostrando tu apoyo a los países que producen el grano de cacao rubí, además del trabajo conjunto con la Fundación Cocoa Horizons. Por medio de esta alianza se está promoviendo la capacitación y el emprendimiento de los cacaocultores; y por cada adquisición del chocolate, se aporta a las comunidades de Costa de Marfil y Ghana.

La idea principal es enfocarse en las formaciones e incentivos económicos; logrando con ello, que surjan productores que mejoren la calidad, así como también que las cosechas rindan más. Además que, con todo esto, la calidad de vida de los productores mejora y que la comunicación directa con estas comunidades también sea buena, porque a fin de cuentas es a ellas a quien se le compra la materia prima.

Con la llegada del chocolate ruby y RB1 se enciende la creatividad

Con la llegada del chocolate ruby, y del RB1 de Callebaut, se da inicio a una época en donde la creatividad de los chefs y artesanos dedicada a artesanos y chefs, se despierta. Unas sensaciones muy estimulantes con confiterías, ganaches, mousses, pasteles, etc. Resultando tanto así que incluso lo han combinado con el champán rosado, la cerveza de cereza belga, caramelos salados o queso azul.

Para los amantes de la gastronomía y del chocolate, la combinación es perfecta, apresurando la posibilidad de crear platos realmente vistosos y sensuales por su color, así como de sabor. Nuevas ideas que llamen la atención y apasionamiento por el chocolate ruby, cada día más debido a sus fascinantes e intensas notas frutales, frescas y ácidas, para crear platos de todo tipo: dulces, pasteles y postres.

Con el chocolate ruby RB1 podrás moldear, envolver. Confitar y mucho más; todo lo que tu imaginación permita despertar en gran manera, y todo debido a ese color, así como aroma característico; sin lugar a dudas que la llegada de este chocolate tan particular está ideado para deleitar a los paladares más sensibles y que disfrutan con esos sabores tan indescriptibles.