Quantcast

Marlaska subraya cooperación de Marruecos y «violencia inusitada con garfios» en asaltos de la valla de Melilla

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha calificado este lunes como «situaciones extraordinarias» los diferentes intentos de asaltos vividos la pasada semana en la valla de Melilla pese a subrayar que «mantengamos el nivel de cooperación y coordinación excelente con las autoridades marroquíes».

Marlaska, ante las preguntas sobre la investigación de la respuesta policial ofrecida para reprimir el intento de asalto, ha subrayado el nivel de «violencia inusitada» de los asaltantes, que ha concretado en el uso de «garfios, palos más grandes que las defensas y en sus zapatos había tornillería» e indicar como corolario de la situación vivida que «50 guardias civiles y tres policías nacionales tuvieron heridas y algunos de ellos de entidad importante».

Durante una rueda de prensa en Cádiz, tras participar en la lectura del manifiesto del PSOE con motivo del 8M y presidir una reunión sobre el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar para 2022 y 2023, Marlaska ha declarado que «garantizamos las fronteras porque estamos incrementamos el número de efectivos de Policía y Guardia Civil» al argumentar que «hemos recuperado 10.000 plazas netas de los 12.000 efectivos que se perdieron en los siete años con el Gobierno del PP».

El ministro del Interior ha explicado que «he estado este sábado y domingo en Melilla» para conocer la situación vivida el miércoles y jueves de la pasada semana, cuando ha detallado que en el primer día fueron 480 personas quienes lograron saltar la valla de Melilla y que el segundo lo hicieron otros 380, para poner de manifiesto que «había grupos de más de 2.000 personas, 2.500 personas, que intentaron hacer ese salto».

A esos dos intentos, Grande-Marlaska ha sumado un tercer intento el viernes protagonizado por otras 1.000 personas, por lo que ha querido remarcar la cooperación marroquí, así como que este país está afrontando «una presión migratoria importante».

El ministro ha querido poner de manifiesto que «tenemos unos efectivos dignos de ser mencionado» y la capacidad de respuesta ofrecida ante los episodios para «dar una respuesta importante, rápida», que ha concretado en «la entidad de los dispositivos materiales y tecnológicos» con que cuentan las fuerzas de seguridad españolas «para garantizar la integridad de la frontera».

«Un Estado de Derecho no se puede permitir fronteras agredidas ni que los agentes, como cualquier servidor público, sea agredidos», ha sostenido Marlaska sobre la situación vivida en Melilla, quien ha apuntado sobre la interpretación de los hechos que «siempre nos evaluamos sobre las acciones que desarrollamos como es propio en un Estado de Derecho».

«Estamos trabajando en la valoración, en la evaluación, en el análisis», ha indicado el ministro del Interior, quien ha apuntado sobre la presión migratoria que soporta Marruecos el hecho de que «si la Covid ha afectado a Europa, a países con músculo importante para afrontar el presente y el futuro ante la pandemia, en países con PIB muy inferiores esa situación conlleva también flujos migratorios importantes», por lo que ha esgrimido que España trabaja con la Unión Europea sobre «la dimensión exterior, y el desarrollo de África».

Marlaska ha recalcado «el trabajo, profesionalidad, eficacia y eficiencia» de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Andalucía, en ámbitos como «el Campo de Gibraltar, Cádiz, o la Costa del Sol» para trasladar que «habéis podido comprobar que todos nos podemos sentir un poco más seguros».