Quantcast

Más de un centenar de estudios alertan de los riesgos de no garantizar la seguridad asistencial

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha subrayado que más de un centenar de estudios y artículos científicos, tanto nacionales como internacionales, respaldan la necesidad de garantizar una asignación adecuada de pacientes por cada enfermera/o para evitar las complicaciones y riesgos en cualquier proceso asistencial, así como la mortalidad, los reingresos y el incremento del tiempo en las estancias hospitalarias.

SATSE denuncia que, mientras la evidencia científica a favor de garantizar una ratio segura de pacientes por cada enfermera es «absolutamente incuestionable», la ley que haría posible este objetivo en España lleva bloqueada en el Congreso de los Diputados cerca de 15 meses «por la grave negligencia política, incoherencia e insensibilidad de algunos representantes políticos». «Si bien la responsabilidad del Gobierno recae en el partido que recae», ha apuntado.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería recalca que la actitud «obstruccionista e irresponsable» de los políticos contradice también lo expresado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en alusión a la pandemia de la Covid-19, cuando dijo que «elcriterio de la ciencia debe anteponerse a todo por el bien común».

Entre los estudios científicos que alertan de la seguridad asistencial, SATSE destaca el realizado por los expertos María Schubert, Sean Clarke, Linda Aiken y Sabina de Geest, que concluye que en los hospitales con una ratio de diez pacientes por enfermeraexiste un 37 por ciento más de riesgos de fallecimientos, mientras que el publicado por Jaana K. Junttila, Aija Koivu, Lisbeth Fagerström, Kaisa Haatainen y Pirkko Nykänen sostiene también que una elevada ratio de pacientes por enfermera provoca que el riesgo de fallecimiento aumente hasta trece veces más.

En el caso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) de los hospitales, cuando la ratio supera los 2,5 pacientes por cada enfermera, el riesgo de fallecimiento se incrementa en 3,5 veces, según estudios realizados por Kate Bray, Ian Wren, y Andrea Baldwin, o por Antoine Neuraz, Claude Guérin y Cécile Payet, entre otros.

En el ámbito de las residencias y centros de mayores también se ha constatado una relación directa entre la ratio de residentes por cada enfermera y la aparición de mayores complicaciones, como es el caso del estudio de la experta Leah L. Curtin, que señala que una mayor ratio de pacientes conlleva un mayor número de pacientes diabéticos mal controlados.

«Existe un rotundo clamor científico en favor de garantizar la seguridad asistencial en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios, por lo que no valen más excusas para que nuestro país cuente con una norma que establezca las líneas rojas que nunca se deben sobrepasar para que más de 47 millones de personas reciban la atención y cuidados que se merecen», ha concluido SATSE.