Quantcast

Aparatos para sordos: diferencias entre un amplificador y un audífono

¿Conoces la diferencia entre los aparatos para sordos? A pesar de que estos pueden parecer iguales, tienes cosas puntuales que ayudan a diferenciarlos. Es importante saber esto a la hora de escoger entre alguno de estos para enfrentar una situación de sordera.

Podemos decir que dentro de los aparatos para sordos existen dos grandes grupos que difieren uno del otro. Hoy te mostraremos de qué se tratan estos grupos y cuándo deberías utilizar uno u otro.

Amplificadores

El primero de los aparatos para sordos que detallaremos son los amplificadores. Como su nombre lo indica, se trata de aparatos que se encargan de aumentar el volumen de los sonidos que recibe. Sin embargo, ¿Acaso no es eso lo que hacen todos los dispositivos auditivos?

Sí y no, ya que, aunque es una característica que define a los dispositivos auditivos, los amplificadores no cuentan con modificaciones adicionales. Es decir, solo permiten aumentar el sonido sin separar el sonido ambiental del individual y sin atacar ciertas debilidades dentro del órgano de la audición.

  • Dado que los amplificadores no están diseñados para atacar las afecciones que producen sordera, su uso terapéutico es prácticamente nulo. Es decir, no se pueden utilizar para mejorar la audición en una persona que ha visto afectado este sentido en su organismo.
  • Ya que la función que cumplen estos aparatos para sordos es muy sencilla, también lo es su funcionamiento. Puedes emplearlo simplemente a través de un botón de encendido y una palanca para regular el volumen del mismo. Además, no son productos que puedan ser reparados a través del servicio técnico.
  • También debemos destacar que estos aparatos para sordos son mucho más baratos que los audífonos. Especialmente porque no se requiere de tecnología muy avanzada para estos. Eso hace que muchas personas prefieran adquirir amplificadores cuando presentan un grado leve de sordera.

Audífonos

Cuando hablamos de los audífonos nos estamos refiriendo a los auténticos aparatos para sordos. Dispositivos creados para atacar esta enfermedad desde sus formas leves hasta las más graves. Claro está, cuentan con características propias al igual que los amplificadores:

Precio elevado

Al tratarse de aparatos para sordos especializados, evidentemente el proceso de fabricación es más complejo. Esto hace que sea mucho más costoso adquirir unos audífonos, ya que son los verdaderos dispositivos terapéuticos para disminuir los efectos de la sordera.

Distintas ubicaciones

Los audífonos no solo se pueden colocar exteriormente, ya que se han desarrollado métodos para colocarlos en el oído medio o incluso interno. De esta manera, permiten mejorar situaciones adversas a la audición en regiones timpánicas o incluso cocleares.

Muy especializados

A diferencia de los amplificadores que solo aumentan el volumen, los audífonos tienen muchas otras funciones. Entre estas destacamos:

  • Determinar desde qué direcciones se producen los sonidos.
  • Diferenciar la voz del sonido ambiental.
  • Disminuye los ruidos que interfieren con la transmisión del sonido, como los pitidos.

A día de hoy se han fabricado audífonos capaces de comunicarse con dispositivos móviles y computadoras. Funciones que hacen que estos aparatos para sordos sean mucho más potentes y beneficiosas para enfrentar la hipoacusia en todos sus niveles.

Presentan más avances

La tecnología aplicada en los audífonos es superior a la de los amplificadores, creando mecanismos muy novedosos. Tal es el caso del ajuste automático del sonido dependiendo de las condiciones externas. Algo que facilita mucho el trabajo de adaptar la configuración del aparato al sonido que se recibe.

Se debe tener cuidado con los aparatos para sordos

Como ya hemos mencionado, los amplificadores son una opción mucho más económica que los audífonos, pero son poco eficientes en la terapéutica. De hecho, llegan a disfrazar serios problemas que se pueden detectar a través de un correcto trabajo de diagnóstico.

Es decir, usar un amplificador puede producir la sensación de que el problema de sordera está resuelto. Sin embargo, esto es totalmente falso, y dicho problema seguirá progresando hasta causar daños importantes. Es por eso que se debe evitar usar los amplificadores como medida terapéutica.

Claro, puedes utilizarlos mientras estás en proceso de adquirir unos audífonos especializados. Sin embargo, no debes olvidar asistir a una consulta médica con un especialista que evalúe tu caso. De esa manera, podrás realizar la compra de aparatos para sordos específicos para la condición.

Encuentra los mejores aparatos para sordos

Claro está que, sin importar si se trata de audífonos o amplificadores, siempre debes contar con las mejores ofertas. Los audífonos pueden resultar un tanto más costosos, pero hay opciones económicas que se adaptan a todos los presupuestos.

Recuerda que los aparatos para sordos no deben ser adquiridos como si se tratase de unos simples audífonos para escuchar música. Son prótesis sanitarias que se deben elegir con sumo cuidado para poder paliar los efectos de la sordera en el oído.