Quantcast

Hay que dejar el mercado regulado si queremos pagar menos en la factura de la luz

Durante muchos años todos los especialistas nos aconsejaban que si queríamos ahorrar en el precio de la luz, lo que teníamos que hacer era permanecer en el mercado regulado.

Este se regía bajo unas normas muy estrictas, y lo sigue haciendo, de manera que era el más ventajoso y el que tenía la mejor tarifa luz y gas, algo que ha cambiado

Ahora las mejores ofertas están en el mercado libre

En el mercado libre, las empresas que proporcionan energía juegan con las reglas de la oferta y la demanda, de cierta forma porque se tienen que atener a unas normas, por lo que pueden lanzar ofertas a los clientes para atraerlos.

Esto supone, que en un momento en el que el coste del kilovatio es altísimo y va variando a todas horas, las empresas comercializadoras nos pueden dar precios fijos durante el día y más bajos que en el mercado libre.

A final de mes esto se traduce en un ahorro muy importante, que puede llegar a ser del 50 % si hemos sabido elegir la oferta.

Cómo se hace el cambio

Lo primero debemos conocer a la hora de pasarnos al mercado libre, si estamos en PVPC (el regulado) es que hay que distinguir entre empresa distribuidora y comercializadora.

La distribuidora es la que lleva la luz a nuestra vivienda y es fija. Depende de la zona en la que vivamos y no se puede cambiar, aunque no afecta al precio de la energía.

Es la comercializadora la que vamos a buscar para hacer el cambio, la empresa que nos cobra las facturas y la que nos puede realizar ofertas para que nos vayamos con ella.

El paso de una a otra lo podemos llevar a cabo desde Internet y en ningún momento nos quedaremos sin luz, como tampoco debemos tocar el contador ni avisar a nadie para que vaya a nuestro domicilio.

La mayoría de las empresas tienen un comparador propio

Dependiendo del gasto, de las horas del día en los que se produzca y de la oferta que no hagan, puede resultarnos ventajoso o no pasar al mercado libre (Hay pocas situaciones en las que no obtendremos un buen ahorro)

Para saber si nos conviene o no, todas las compañías tienen un comparador en el que debemos meter un Excel de los consumos, que se consigue en la empresa distribuidora, la cual viene en la factura de la luz que pagamos todos los meses.

En su web nos podemos descargar este archivo que nos valdrá para subirlo a diferentes comercializadoras, y viendo así lo que nos vamos a ahorrar con el cambio.

Hay empresas que nos dan energía a precio de coste

Cuando buscamos una comercializadora podemos encontrarlas de varios tipos, siendo una de ellas las que nos dan la energía a precio de coste.

Ganan dinero cargando en la factura un importe por gestión mensual, de manera que puede ser muy ventajosa para nosotros, siempre empleando la hoja de cálculo que nos hemos bajado y con la que compararemos los precios de manera automática.

La electricidad tiene valores disparatados en el mercado regulado, tanto que se puede decir que nos «están obligando» a irnos al libre, en donde ahora vemos las mejores ofertas que nos permitirán gastar menos a final de mes.