Quantcast

Patinete eléctrico: cinco claves de mantenimiento que alargarán su vida

Los patinetes eléctricos han pasado a formar parte del panorama visual de la mayoría de las ciudades. Especialmente, en las grandes urbes, resultan muy útiles a la hora de desplazarse. En la llamada micromovilidad urbana, este vehículo ha pasado a erigirse como el rey. El ser fáciles de aparcar, cómodos, sencillos de usar, respetuosos con el medioambiente, rápidos, etc. son algunas de sus innumerables ventajas.

Al principio acostumbrábamos a ver solamente adolescentes o jóvenes a bordo de los patinetes. Sin embargo, últimamente cada vez más adultos los usan. Si vives en una gran metrópoli, ya no te resultará en absoluto chocante ver a un señor trajeado ir de esta manera al trabajo. Así, se ahorran, al menos en parte, los desesperantes atascos de hora punta . También, han proliferado las empresas que alquilan estos vehículos por minutos y su precio es asequible a todos los bolsillos. Los puedes coger utilizando una aplicación que te indica dónde se encuentra el más cercano y, una vez hayas terminado de usarlo, dejarlo en prácticamente cualquier lugar, siempre y cuando esté dentro del sector del mapa señalizado para su aparcamiento. Si te has aficionado a ellos por el sharing y has acabado comprándote uno para desplazarte en tu día a día, querrás que te dure lo máximo posible. En el presente artículo, te vamos a dar unos consejos que harán que los conserves en buen estado el mayor tiempo posible.

Cuida la batería

batería patinete eléctrico

La batería de estos vehículos puede sufrir un desgaste importante si no la tratamos como debemos. Siendo uno de los componentes más importantes, no es algo baladí el seguir un serie de recomendaciones para que funcione correctamente. De lo contrario, te arriesgas a que su duración máxima se acorte notablemente, lo cual podría tener consecuencias tan desagradables, como, por ejemplo, el que te deje tirado muy lejos de tu destino y sin la posibilidad de recargarla.

Lo recomendable es cargar el patinete eléctrico siempre con su cargador original. En caso de que, por cualquier motivo, este accesorio se estropease, no debes caer en la tentación de comprar aquel que tenga un precio más económico. La mejor opción es comprar uno homologado y correspondiente al modelo que tengas, ya que, a la larga, podrías acabar perdiendo dinero, pues si por ese motivo te tienes que comprar un patinete nuevo, no te habrá merecido la pena el ahorro. También, es aconsejable que hagas un buen uso del vehículo, sin acelerar ni frenar repentinamente, en las situaciones en que puedas evitarlo.