Quantcast

Así funciona un volcán

Un volcán es una montaña o cerro con una abertura en la corteza terrestre. Cuando este entra en erupción, gases calientes y rocas fundidas líquidas emergen desde lo más profundo a una gran presión de la tierra. Un proceso que se realiza solo para encontrar la superficie.

Los volcanes por lo general son estructuras compuestas de material fragmentado y corrientes de lava.

LEA TAMBIÉN: VOLCANES DE ESPAÑA QUE PODRÍAN ENTRAR EN ERUPCIÓN EN CUALQUIER MOMENTO

A través de la chimenea del volcán sale la roca fundida que proviene del manto terrestre la cual se le conoce como magma. Una vez el magma sale a la superficie, pierde los gases que contiene y al escurrir por las laderas del cono se le conoce como lava. 

Por lo general, el material rocoso expulsado puede alcanzar entre 4-200 kilómetros de altura. Habitualmente la lava recién emitida bordea temperaturas entre 700-1,300 °C , dependiendo de su composición química.

Aunque hay una variedad de volcanes en el mundo, gran parte se encuentra inactivos. Sin embargo, la naturaleza es impredecible y en cualquier momento podría existir actividad.

Formación y partes de un volcán

Formación y partes de un volcán

Este se forma como resultado de los movimientos internos del planeta. Como sabes, la Tierra nunca está quieta y las placas tectónicas, que son porciones de la corteza terrestre, se mueven continuamente.

Esto se debe a que las diferencias de temperatura y presión en el manto superior generan corrientes de convección que a su vez mueven los materiales y eventualmente propician el movimiento de las placas.

Ahora bien, el magma se produce por la fusión de las rocas en el manto superior y la parte inferior de la corteza, especialmente en los límites de las placas convergentes y divergentes.

Es una mezcla de rocas fundidas o semifundidas, pero también puede contener burbujas de gas, gases disueltos y cristales suspendidos.

Las partes que hacen que un volcán sea un volcán son, en primer lugar, el magma. Sin él, sería imposible que se concibiera como tal ya que este es una roca fundida o líquida al interior de la tierra.

Tampoco podría existir sin la cámara magmática, el lugar que aloja el magma. Otra de sus partes fundamentales es la chimenea, que es un conducto que comunica la cámara magmática con el cráter.

Lo que ves ahí arriba y desde donde ocurren las cosas más espectaculares es el cráter, un agujero en la cima del volcán por donde se expulsa el magma. Y cuando un volcán entra en erupción, el magma sale través de la chimenea hasta el cráter, una vez se encuentra en la superficie, este pasa a tener de nombre lava. 

La lava se endurece al enfriarse formando rocas ígneas y algunos ejemplos de estas rocas ígneas son el basalto y granito.

¿Hay diferentes tipos de volcanes?

¿Hay diferentes tipos de volcanes?

Aunque no lo creas, hay diferencias entre un volcán y otro. Por ejemplo, hay uno que se le conoce como volcán compuesto o «compuestos». También denominados estratovolcanes, que están formados por capas sucesivas de lava y ceniza.

Es común en ellos que expulsen flujos piroclásticos en vez de lava muy fluida. Por otro lado, se encuentra el volcán tipo escudo o a los que se les dice que están en escudo, los cuales son muy amplios debido a que lo flujos de lava que se solidifican sobre su superficie son muy fluidos. Normalmente se forman encima de puntos calientes.

Por último, se encuentra el volcán los cono de ceniza. Se trata de volcanes cónicos con los flancos rectos y un cráter con forma de cuenco. No alcanzan tamaños muy grandes y se componen principalmente de cenizas.

Actividad y erupción de un volcán

Actividad y erupción de un volcán

Un volcán puede estar activo, inactivo o extinto. Un volcán activo es uno que ha entrado recientemente en erupción o está actualmente en erupción y por el cual se expulsa magma y lava.

Un volcán inactivo es uno que no ha entrado en erupción durante muchos años, pero que podría erupcionar, muchos de estos son tratados con mucho cuidado por lo que pudiera pasar.

En el caso de ser un volcán extinto, sería el que los vulcanólogos (los científicos que estudian los volcanes) creen que no volverá a erupcionar ya que su última erupción se dio hace cientos de años.

De cualquier manera, cualquier tipo de los anteriores comentados son de gran peligrosidad y ha habido grandes catástrofes por ellos.

Cuando hablamos de erupción, decimos que el magma es menos denso que las rocas que están a su alrededor porque es más caliente. Entonces sube a través de las grietas y a su paso arrastra consigo otros materiales. Después, en algún momento de esa subida, se acumula en cavidades que reciben el nombre de cámaras magmáticas, tal como mencionamos.

Cuando grandes cantidades de magma se acumulan y son empujadas desde abajo, pueden subir y romper la corteza, tras lo cual el magma sale con todo su contenido. Y tras eso, el magma expulsado se acaba convirtiendo en la lava.