Quantcast

Cómo fregar los platos a mano rápido

Fregar los platos es una tarea que no a todos le cae bien, de hecho, muchos le consideran un oficio tedioso y molesto. Pero la verdad es que esta actividad tiene un beneficio grande que quizá no lo sabías.

Pese a que en la actualidad hay un equipo que se encarga de fregar los platos por sí solo, es bueno que sepas que hacerlo de una forma tradicional te ayuda.

LEA TAMBIÉN: ESTROPAJOS: USOS RAROS QUE PUEDES DARLE Y QUE SON MUY ÚTILES

Según un estudio realizado en los Estados Unidos, una tarea cotidiana, como es el hecho de fregar los platos, puede ayudar a reducir los índices de estrés. Según se ha publicado en dicho informe, se llegó a la conclusión de que centrar toda la atención en fregar los platos puede llevar a un estado de ánimo más positivo.

«Se trata de una actitud consciente en la que centrar nuestra atención en la calidez del agua, el tacto de los platos o vasos y el olor del jabón que utilizamos, puede desencadenar un estado de ánimo positivo», se publicó en la revista Mindfulness.

¿Fregar los platos ayuda con el estrés?

¿Fregar los platos ayuda con el estrés?

Todas las personas suelen estar constantemente sometidas a niveles altos de estrés. Ya sea por asuntos laborales, cotidianos, problemas, hijos , pareja, cuentas, entre otros. El estudio fue aplicado a 51 estudiantes universitarios, quienes también suelen estar en constante estrés.

A estos 51 alumnos se les pidió que procedieran a fregar los platos a lo largo de un día para comprobar sus niveles de estrés.

Los 51 estudiantes fueron divididos en dos grupos para realizar este experimento. Al primer grupo se les pidió que leyeran un texto descriptivo sobre cómo fregar los platos antes de que realizaran la acción. Al segundo grupo, por otra parte, se les dio un otro texto descriptivo que se centraba en la importancia de concentrarse en la tarea de lavar los platos.

Después de la prueba, el primer grupo experimentó un estado más positivo que el segundo, concretamente redujeron en un 27% su nerviosismo y aumentó un 25% su inspiración. La atención plena a la actividad les hizo oprimir sentimientos negativos durante la realización del ejercicio.

En resumidas cuentas el tema de fregar los platos no solo es una actividad que debe hacerse por deber. Resulta que también es beneficiosa para el ser humano para controlar los niveles de estrés.

¿Fregar a mano o con lavavajillas?

¿Fregar a mano o con lavavajillas?

Aunque hay una fuerte lucha entre aquellos que hacen lo suyo a mano y otros que tienen lavavajillas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desvelado la forma correcta en la que se deberían lavar los platos.

La reconocida institución nacional tiene una presencia notable en cuanto al estilo de vida de la sociedad española. Así que decidió aclarar dudas sobre cómo es la correcta forma de lavar los platos.

Para la OCU lo mejor sería que hagas que el proceso de fregar los platos se haga utilizando una máquina. Aconseja en un sentido amplio que el lavavajillas tenga una presencia importante en las casas.

Son muchas ventajas que resultan interesantes. Puede que no te hayas percatado de ellas. Según el organismo en materia del consumidor, el lavavajillas tiende a consumir menos agua a como cuando lo haces a mano.

Asimismo, el factor tiempo estará a tu favor. Podrás tener mayor eficiencia en la limpieza que buscas y conseguirás ese todo incluido para tu felicidad. Veamos qué otros aspectos son esenciales en este oficio cotidiano.

Sin embargo, queda a juicio de cada persona fregar los platos como mejor desee.

¿Cómo fregar los platos a mano de forma sencilla y correcta?

¿Cómo fregar los platos a mano de forma sencilla y correcta?

No hay porque perder tiempo ni agua y mucho menos jabón para fregar los platos. Así que a continuación te diré cuál es la forma sencilla.

Lo primero que debes tomar en cuenta es ordenar todos los platos y utensilios que debes fregar. Coloca las ollas con las ollas y los sartenes igual junto a ellos. Separa los vasos de vidrio y plásticos. Cubiertos y otros.

Comienza a fregar por lo pequeño, cubiertos, vasos, tapas y cualquier otro que consideres pequeños y deja a un lado. Posteriormente comienza a fregar los platos y tazas, también deja a un lado.

Por último, procede a fregar las ollas y sartenes, todo lo que sea grande y deja en el espacio. Ahora comienza a enjugar en el mismo orden que comenzaste a aplicar el jabón. Enjuaga todo , coloca a escurrir y procede a secar para guardar en el mismo orden.

Igualmente puede intercambiar, si gustas puedes salir de las ollas primero o los vasos de vidrio, lo importante es que tengas en cuenta que mientras aplicas jabón no debes abrir el grifo.

Trata de colocar todo ordenadamente a un lado e ir enjuagando parte por parte de manera que no se te haga complicado.