Quantcast

En Comú Podem pide en una enmienda a la Ley del ‘Solo sí es sí’ retirar la tercera locativa

En Comú Podem, la confluencia catalana de Unidas Podemos, ha registrado una enmienda a la ‘ley del solo sí es sí’ que propone retirar la recuperación de la tercera locativa, precisamente uno de los puntos centrales del proyecto promovido por el Ministerio de Igualdad que lidera Irene Montero.

Y es que, mediante esta enmienda, entiende que su introducción «no solo va en contra del espíritu de la norma», sino que contribuye a «reforzar el estigma de la prostitución y a dificultar la distinción entre prostitución voluntaria y prostitución forzada».

En Comú Podem ya se ha significado en otras ocasiones a favor de una postura regulacionista de la prostitución, frente a su abolición que respalda Podemos.

En dicha propuesta de modificación, suscrita por las diputadas Aina Vidal y Mar García Puig, suprimir los apartados 17 y 18 de la disposición final carta que plantean modificar los artículos 187 y 187 bis del Código Penal, que establece penas de cárcel a los dueños de prostíbulos, así como el cierre del local.

Ambas parlamentarias explican que la modificación o adición de estos artículos del Código Penal «mantiene e incluso refuerza la falta de consideración hacia el consentimiento, la voluntad y lacapacidad de autodeterminación de las personas que ejercen la prostitución».

Es más, la decisión de introducir de nuevo el delito de tercera locativa, despenalizado en 1995 con la reforma del Código Penal, «pone en riesgo a las personas que ejercen la prostitución, puesto que la penalización de este tipo de conductas ha demostrado efectos muy perjudiciales como la clandestinización de la actividad, peores condiciones de trabajo y dificultades en el acceso o, incluso, la pérdida de la vivienda».

«Son numerosos los organismos de derechos humanos (como el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, de Naciones Unidas, en su recomendación 35, sobre la violencia por razón de género contra la mujer, por la que se actualiza la recomendación general) que han recomendado la derogación de normativa que produce el efecto de criminalizar a las mujeres que ejercen la prostitución, como es el caso», concluye la enmienda.

La propia Aina Vidal ha confirmado en rueda de prensa que presentan esta enmienda porque persiguen ampliar la ley, para con ello abrir el debate sobre la tercería locativa, un elemento en el que «no están de acuerdo».

«APOSTAMOS POR EL DERECHO A TENER DERECHO»

«Más allá de las intenciones, creemos que puede afectar de manera negativa a las mujeres que ejercen la prostitución y buscamos una solución más amplia», ha razonado la diputada.

Desde En Comú Podem han explicado que la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida también como ley ‘Solo sí es sí’, es una «demanda histórica del movimiento feminista» y un «avance fundamental» que coloca a España en «la vanguardia», al reconocer que las violencias contra las mujeres «es una cuestión de derechos humanos».

Por tanto y desde el «compromiso de cultivar un feminismo en que todas quepan», presentan esta enmienda al apostar por «el derecho a tener derechos, también para las personas en situación de prostitución que así lo deseen».

De esta forma, En Comú Podem argumentan que la enmienda persigue «precisamente esto, evitar que se dificulte, todavía más, la actividad estas mujeres llevan a cabo». «El Congreso no puede ser ajeno a lo que sucede en la calle, a lo que ya se da en la sociedad», han señalado desde la confluencia catalana para enfatizar su apuesta por conseguir una «ley todavía más amplia».

MONTERO VE CLAVE ESTE PUNTO PARA ABOLIR LA PROSTITUCIÓN

La normativa incluye en su texto penas de hasta 3 años de cárcel para los dueños de prostíbulos, así como el cierre del local. Este castigo se aplicaría independientemente de que la persona prostituida haya dado su consentimiento.

En la ‘Universidad de otoño’ de Podemos, que se celebró recientemente, Irene Montero, criticó que el «bipartidismo» desde 1995 «no ha hecho nada» para perseguir la «impunidad» de la industria proxeneta y ha recordado que fue un gobierno socialista, el presidido por Felipe González, quien sacó del Código Penal la tercera locativa que supone castigar a los dueños de locales donde se ejerce la prostitución.

Esta supresión permitió, según relató la ministra, dar «carta blanca» a los proxenetas para «lucrarse a costa de una violencia tan exagerada como es la explotación sexual».

Durante este foro, Montero animó al grupo parlamentario Unidas Podemos a presentar enmiendas a la Ley para modificar la normativa de extranjería y garantizar que las mujeres migrantes en situación irregular que han ejercido la prostitución puedan continuar en el país.

Mientras, el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, se comprometió a «poner punto y final» a la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana, rebautizada como ‘Ley Mordaza’, a la reforma laboral del PP y a «abolir la prostitución», como recoge la ponencia marco de su último Congreso.