Quantcast

Cómo quitar la tos con estos remedios caseros

La tos molesta es muy propia del resfriado pero en la gripe también aparece de manera muy intensa.

La tos por lo general es parte de los síntomas de una gripe común o resfriado y depende de la intensidad podría causar incluso problemas respiratorios. Este tipo de problemas que de no ser tratados, pueden agravarse. De ahí que una gripe pueda desencadenar en una neumonía.

LEA TAMBIÉN: ALIMENTOS QUE DEBEN ESTAR EN TU DIETA PARA FRENAR GRIPES Y RESFRIADOS

Se dice que la tos juega un papel fundamental en cuanto a la eliminación de aquellos elementos irritantes e infecciosos. Pero también es cierto que tiende a ser molesta y hasta incluso ocasiona irritación. Por lo tanto es necesario cumplir con un tratamiento adecuado según recomiende el médico tratante.

Hay que destacar que existen remedios naturales y algunas hierbas que las personas ingieren para el malestar. Sin embargo es preciso aclarar que el mejor tratamiento para la tos dependerá de la causa subyacente. Existen muchas posibles causas, entre las que se incluyen las alergias, las infecciones y el reflujo ácido.

Por lo tanto en algunas ocasiones las plantas o remedios naturales no son la mejor opción. Consulte con su médico tratante para aclarar cualquier duda.

Remedios naturales para aliviar la tos

Remedios naturales para aliviar la tos

Recuerde que la tos puede derivarse de un resfriado o de alguna otra afección, por lo que se recomienda siempre consultar con un médico. Sin embargo, a continuación puede conocer varios remedios naturales que funcionan para aliviar el malestar generado por la tos.

  • El té con miel. De hecho la miel es uno de los ingredientes principales en algunos expectorantes de venta en farmacias. Y se considera un ingrediente natural y efectivo para combatir la tos.

Para usar la miel como tratamiento de la tos, mezcle 2 cucharadas soperas con agua caliente y un té de hierbas. Beba esta mezcla una o dos veces al día. Por favor, evite que los niños menores de 1 año ingieran miel.

  • El jengibre. Se dice que el jengibre podría facilitar la tos asmática o seca, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. También podría aliviar las náuseas y el dolor.

Prepare un té de jengibre con 20-40 gramos de rebanadas de jengibre fresco a una taza de agua caliente. Deje que se enfríe durante unos minutos antes de beberlo. Añada miel o zumo de limón para mejorar el sabor y calmar aún más la tos.

  • Vapor. La tos húmeda, una de las que produce mucosa o flemas, podría mejorar con el vapor de agua. Tome una ducha o un baño de agua caliente y deje que el baño se llene de vapor. Quédese dentro durante unos minutos hasta que los síntomas mejoren.

Más remedios que pueden funcionar para controlar el malestar

Más remedios que pueden funcionar para controlar el malestar
  • Agua con sal para la garganta. Este remedio natural funciona para tratar el dolor de garganta y la tos húmeda. El agua con sal reduce las flemas y la mucosa en la parte posterior de la garganta, lo que puede disminuir la necesidad de toser.

Lo que debe hacer es revolver media cucharadita de sal en una taza de agua caliente hasta que se disuelva. Deje que la solución se enfríe lentamente antes de usarlo para hacer gárgaras. Mantenga la mezcla en la parte final de la garganta durante unos momentos antes de escupir la mezcla. Haga gárgaras con el agua y sal durante varias veces cada día hasta que mejore la tos.

  • Cebolla. Utilizar cebolla para la tos es un remedio muy tradicional. Lo que tienes que hacer es partir una cebolla por la mitad, le añades un poco de azúcar y agua, así sudará más, y la colocas en el cabecero de la cama.

La cebolla, por su composición, tiene una reacción química con el aire y crea vapores bastante intensos y ayudan a quien tenga tos con solo respirarlos. Con estos vapores y su composición, tendrás un analgésico natural para la garganta que, además, calma la irritación, permite que la persona que tosa respire mejor e hidrata las mucosas.

  • Ajo. El ajo es un antibiótico natural, con su uso refuerzas el sistema inmunológico para acabar con los virus. Una manera de utilizarlo es preparando una infusión de ajo.

Para preparar esta infusión lo que hará será utilizar tres dientes de ajo cortados en trocitos, los hierves durante 10 minutos con un litro de agua, lo dejó reposar, cuelas la infusión y te la tomas mientras aún está caliente. Con dos tazas de esta infusión calmarás la tos, descongestionarás y despejarás los bronquios.

  • Bromelina. La bromelina es una enzima que proviene de las piñas y es más abundante en el corazón de la fruta. La bromelina tiene propiedades antiinflamatorias y también pueden tener propiedades mucolíticas, lo que significa que puede disminuir la mucosa y eliminarla del cuerpo.

Recuerde consultar con su médico antes de consumir algún remedio natural para la tos.