Quantcast

Detenido el presunto autor del incendio forestal de Hinojos producido en agosto

La Guardia Civil ha detenido un hombre como presunto autor de un delito de incendio forestal ocurrido el pasado 24 de agosto en el término municipal de Hinojos (Huelva), que había sido identificado en la zona por agentes de la Policía Local, y que presuntamente lo habría provocado «de manera intencionada».

El incendio se originó en el camino del Arrayán, afectando a una zona de monte bajo y pinares de pino piñonero, aunque no ocasionó riesgo para las personas u otros bienes, según ha indicado el Instituto Armado en una rueda de prensa.

Así, una vez en el lugar tras el aviso recibido desde la Central 062, los agentes del Seprona de la Guardia Civil, en calidad de Policía Judicial Medioambiental Específica, iniciaron las investigaciones. De este modo, hablaron con los agentes de la Policía Local de Hinojos que se encontraban allí, así como con los agentes del puesto de la Guardia Civil de Hinojos, que aportaron la identidad de una persona que merodeaba por la zona del incendio.

Después de realizar «una profunda investigación» en la que se determinó la zona de inicio del incendio y su posible origen, y tras la obtención de otros indicios relacionados, procedieron a la detención de un hombre por haber provocado «de manera intencionada» el incendio forestal. El detenido y las diligencias instruidas han sido entregados al Juzgado de Instrucción de Guardia de la Palma del Condado.

PROHIBICIÓN DE USO DEL FUEGO

Igualmente, la Guardia Civil ha recordado también que desde el día 1 de junio y hasta el 15 de octubre se prohíbe totalmente el uso del fuego –hogueras, barbacoas, quemas agrícolas y forestales– en toda Andalucía; así como la circulación de vehículos a motor en las zonas forestales de la Comunidad Autónoma por el alto riesgo de incendio.

La finalidad de esta prohibición es evitar que cualquier negligencia pueda provocar un incendio forestal durante estos meses en los que, por sus características meteorológicas, «el peligro y propagación de los incendios aumentan considerablemente».

La prohibición afecta a la quema de vegetación natural y residuos agrícolas y forestales; así como al uso del fuego para la preparación de comida, que tampoco podrá realizarse en zonas de acampada o zonas recreativas aunque estén acondicionadas para ello.

Asimismo, también queda prohibida la circulación de vehículos a motor en todos los terrenos forestales y zonas de influencia forestal, que son los terrenos no forestales (agrícolas y urbanos) situados a menos de 400 metros de los forestales.