Quantcast

Hash Browns: cómo hacer las patatas más famosas del mundo

Hoy te invito a que degustes un desayuno típico Inglés que es uno de los favoritos en Los Estados Unidos y muchas ciudades de Europa. Se trata de las mundialmente famosas patatas Hash Browns. Esta especie de croquetas espectaculares preparadas con patatas y especies, son muy deliciosas, nutritivas y fáciles de hacer.

Tradicionalmente las Hash Browns se consumen acompañadas de huevos fritos, salchichas  y salsas, pero se pueden acompañar con cualquier otro alimento. Su origen es incierto, aunque se sabe que proceden de Inglaterra y que se comenzaron a preparar en Nueva York alrededor de 1890.

De ser un plato humilde a convertirse en las famosas Hash Browns

Hash Browns: cómo hacer las patatas más famosas del mundo

En sus inicios la preparación era muy sencilla; de hecho, originalmente este plato se confeccionaba con las patatas que sobraban de la cena. Con ellas se hacían los desayunos para las familias humildes, quienes aprovechaban al máximo sus propiedades nutritivas para obtener la energía que les permitía empezar bien el día.

En 1888 la escritora de cocina Estadounidense María Parloa las denominó patatas Hash Browns y con el transcurrir del tiempo, en 1911 en los restaurantes de Nueva York, les llamaban simplemente Hash Browns para acortar la escritura del nombre en los mostradores.

Estas patatas fueron el desayuno que servían los mejores hoteles de la época y a pesar de ser un plato humilde creado en tiempos difíciles a finales del siglo XIX, su fama fue en aumento hasta llegar a ser uno de los platos más solicitados por los clientes de alta sociedad.

En la década de los 90 las cadenas de comida rápida:  Mcdonald’s y Dennys las hicieron muy populares en los Estados Unidos, esto las hizo más accesibles a todo tipo de público y su fama terminaría de tener el impulso que necesitaban para ser reconocidas y disfrutadas por todos.

Un plato famoso, pero muy sencillo: así se hacen las patatas Hash Browns

Hash Browns: cómo hacer las patatas más famosas del mundo

Tal como ha sucedido con una buena cantidad de platillos de origen humilde, las patatas Hash Browns alcanzaron la fama y ahora es todo un placer degustarlas en diferentes lugares del mundo. Los ingredientes que se necesitan para su preparación son muy simples y de seguro los tienes al alcance de tu mano. Prepara esta rica receta y descubre una nueva manera de disfrutar de las versátiles patatas.

Para hacer las Hash Brown, comienza por lavar muy bien 4 patatas medianas y retírales la piel, una vez que estén peladas pásalas por un rallador escogiendo la parte gruesa del mismo.

El truco de estas famosas patatas y lo que les otorga su divina textura es escurrir muy bien todo el líquido que poseen; para ello, después de rallarlas muy bien escúrrelas por completo pasándolas por un colador y luego presionándolas con un paño muy limpio. Cuando termines de retirar por completo los jugos liberados por las patatas, añade sal y pimienta al gusto. Mezcla muy bien hasta que estén bien integrados.

Retirando bien el almidón de las patatas obtendrás una especie de pasta; sin embargo, según sea el tipo de patata que utilizaste, es posible que desees añadir un huevo batido. Esto es completamente opcional. Si deseas una mezcla más compacta y moldeable puedes añadirle un huevo.

La forma de las Hash Brown, su toque distintivo

Servidas las Hash Browns

La principal característica de las patatas Hash Brown es su forma, estas se hacen de forma circular y son generalmente parecidas a unas hamburguesas. Para prepararlas, simplemente toma una pequeña porción de la mezcla y aplánala para que quede redonda y delgada.

Mientras das la forma a las patatas Hash Browns, añade un poco de aceite en una sartén y colócala a fuego medio. Cuando la sartén esté bien caliente, coloca la croqueta y cocínala hasta que esté dorada, luego gírala para que se cocine de manera pareja en ambas caras.

Si se te hace un poco difícil hacer la forma circular, puedes ayudarte con una cuchara y colocar una porción de patatas en la sartén para posteriormente aplanarla y darle la forma deseada.  

Tendrás listas estas espectaculares patatas en un dos por tres y podrás disfrutarlas como quieras. Puedes acompañarlas con salchichas, huevo frito o simplemente un poco de mantequilla, todo según tus preferencias.

Otras formas de prepararlo

otras formas

Al estar constituidas por tan simples ingredientes, las patatas Hash Browns son fácilmente adaptables a tus gustos. Puedes incorporarles algunos ingredientes y lograr unas combinaciones sumamente deliciosas. También puedes cambiar su forma y hacer bonitas cestas y rellenarlas de huevos con jamón. Puedes acompañarlas de un rico alioli y darle un toque de gastronomía tradicional Española que le caerán como anillo al dedo.

Patatas Hash Browns de vegetales

Con vegetales

Esta es una variación muy fácil, solo debes agregar a la  mezcla original, calabacín y zanahoria igualmente rallada. Mezcla para homogeneizar las patatas, la zanahoria y el calabacín, sazona al gusto y cocínalas tal como se preparan las tradicionales.

Hash Browns de queso

queso

Para hacer esta variante de las patatas Hash Browns, añade los quesos de tu preferencia. Esta mezcla de ingredientes le otorga sabor y aporta los nutrientes propios de la leche. Para prepararla, al momento de salpimentar las patatas ralladas y luego de tenerlas perfectamente escurridas debes añadirle los quesos que más te gusten,  el queso cheddar queda muy bien en esta receta. Solo rállalo y revuélvelo bien junto a las patatas. Luego continúa con el resto del proceso de cocción.
Si te gustan las preparaciones con patatas, tienes que probar también las famosas Hasselback