Quantcast

Sálvame: colaboradores que se llevan como el perro y el gato

Sálvame despierta muchas pasiones en la audiencia y en los colaboradores que forman parte de esta tertulia. Desde que empezamos a ver en las pantallas esta producción por allá en el 2009, sabíamos que este formato del corazón llegaba para quedarse, y hoy en día podemos confirmarlo. Sin embargo, a pesar de ese enganche que ha generado en el telespectador, ha abierto cuantiosas disputas en el grupo de periodistas, cronistas y presentadores, quienes trabajan para una misma causa, el share.

Pero, curiosamente se dan sus puñaladas. Insultos, disputas, cabreos en directo, amenazas, malos tratos… Es solo una pequeña muestra de lo intenso que es el plató de Jorge Javier Vázquez. Y si tenías alguna duda que muchos se llevan de la patada, te vamos a desvelar estos ejemplos donde nos darás la razón, se tratan como perros y gatos.

En Sálvame todos quieren el reconocimiento

En Sálvame todos quieren el reconocimiento

Es un hecho, los que laboran en Sálvame buscan a toda costa imponerse sobre sus compañeros. Aún cuando pueden hacerse bromas y crean falsas amistades en vivo, en todo este tiempo hemos podido corroborar que no es tan color de rosas como tratan hacerle creer a la audiencia. Es un nido de víboras el show de las tardes, y a pesar de que se mantiene en la palestra como uno de los más vistos, el cotilleo más fuerte se da con los colaboradores.

Muchos, desde luego, con sus diversas formas de pensar. Otros arrastran dilemas del pasado, pero a fin de cuentas solo quieren resaltar, porque eso implica garantizar su sueldo. Claro, es muy cruel, no obstante, la realidad es que las polémicas que saquen a flote los rostros del programa son las que le permiten mantenerse el tapete y seguir apareciendo. De no ser así, les dan una patada.