Quantcast

Boquerones fritos: este es el tiempo que tienes que freírlos para que queden perfectos

Cuando de incluir alimentos ricos en omega 3 a tu dieta se trata, los boquerones son unos de los pescados más recomendados. Este pequeño pescado azul comparte un sitio de honor junto a la sardina y el jurel como uno de los pescados más consumidos en España.

Para los malagueños es todo un orgullo ser un destino turístico que ofrece entre sus delicias gastronómicas a los saludables boquerones. En Málaga se comen de forma habitual diferentes platillos en los que el boquerón fresco es la estrella.

Los boquerones son perfectos para servirlos en vinagre a la hora de preparar unos ricos aperitivos o tapas y fritos son una delicia acompañándolos con un chorrito de limón. Para preparar unos ricos boquerones fritos, la clave está en freírlos durante el tiempo correcto, garantizando así que queden perfectos.

Unos buenos boquerones deben ser jugosos en su interior, crujientes en su exterior y no escurrir aceite. Para ser una delicia tienen que estar en el punto justo. Aquí te comparto una receta en la que se cuidan todos los detalles, así que atento y a disfrutar.

Receta de boquerones fritos crujientes y perfectos

Boquerones fritos

Para tener éxito al preparar tus boquerones fritos, recuerda comprarlos frescos. Fíjate bien en el estado en el que se encuentran los boquerones al momento de comprarlos; estos deben ser brillantes, con los ojos también brillantes y una carne firme. La carne de este pescado no puede lucir floja o aplastada y su color mientras más tornasol hacia el verde y el azul se presente garantizará mejor su frescura.

El momento de la selección de los boquerones es crucial. Para comprar boquerones realmente frescos debes tener presente que la mejor temporada para obtenerlos es entre abril y agosto.

El boquerón es un pescado azul y los pescados azules generalmente tienen abundantes anisakis; los anisakis son parásitos muy comunes en este tipo de pescado, por esta razón el pescado debe pasar por un proceso minucioso de limpieza y congelado:

  • Lava muy bien a los boquerones, cortar las cabezas y destripa perfectamente.
  • Para una limpieza óptima, coloca al boquerón bajo el grifo y retira las escamas.
  • Colócalos en un envase con agua y sal para eliminar el exceso de sangre.
  • Transcurridos unos pocos minutos, escúrrelos muy bien y llévalos al congelador por 48 horas antes de cocinarlos; de esta manera eliminas el riesgo de enfermar a causa del anisaki.

Ingredientes

Boquerones frescos
Cuanto más tornasol sea la piel y mientras más brillen los ojos el boquerón está más fresco
  • 500 gramos de boquerones frescos
  • ½  taza de harina para rebozar o harina de trigo 
  • Aceite para freír: de oliva o de girasol
  • Sal al gusto 
  • ½ limón
  • ½  taza de pan rallado (opcional)

Preparación 

Pescado frito

1.- Una vez descongelados los boquerones, colócalos en un plato llano y agrégales sal al gusto y reserva.

2.- Coloca la sartén o freidora a fuego medio alto y añade abundante aceite de tu elección, para este caso recomendamos aceite de girasol porque los alimentos no lo absorben y porque el boquerón impregna mucho olor al aceite y no podrás reutilizarlo.

3.- En una bolsa vierte la harina para rebozar. (Puedes sustituir por harina de trigo o puedes mezclar: ½ taza de harina de trigo y ½ taza de harina de maíz o ½ taza de harina de trigo con  ½ taza de pan rallado), añade sal a tu gusto. 

4.- Una vez estén bien mezcladas las harinas, introduce los boquerones  y remueve la bolsa para que queden bien impregnados con esta.

5.- Saca los boquerones de la bolsa y retírales el exceso de harina.

6.- Colócalos en la sartén o freidora cuando el aceite esté bien caliente (es importante usar abundante aceite para que la cocción sea pareja)

7.- En caso de usar freidora, con 3 o 4 minutos de cocción ya estarán dorados y crujientes. Si por el contrario estás utilizando la sartén, cuando hayan transcurrido 3 minutos voltea el boquerón para que se dore perfectamente de ambos lados.

8.- Al momento de freír hazlo en pequeñas tandas para que el aceite no se enfríe de golpe y para garantizar que queden dorados por ambos lados.

9.- Una vez dorados, retira los boquerones de la sartén o freidora y colócalos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

10.- Sirve en un plato llano y agrégale un poco de zumo de limón para su consumo.

Toque crujiente perfecto en los boquerones

Boquerones fritos

Para que los boquerones queden perfectamente crujientes ten en consideración dos factores:

1.- Cuida que el aceite esté bien caliente antes de echarlos a freír. Si el aceite no está bien caliente los boquerones no adquirirán el tono perfecto; sino que hervirán en lugar de freírse y el resultado no será para nada agradable.

2.- En la medida de lo posible utiliza una freidora o un caldero profundo. Para una cocción pareja y perfecta los boquerones deben freírse por un tiempo máximo de 4 minutos, por esta razón es necesario que el aceite los cubra perfectamente. 

3.- De no contar con freidora y tener que hacerlos a la sartén, sé sumamente cuidadoso al voltear los boquerones para que no se deshagan.

4.- La mezcla de harina de trigo y pan rallado es ideal para tener el toque crujiente que tanto deseas.

Para disfrutar tus boquerones fritos el toque de limón no puede faltar.

Por último, si te sobraron algunos boquerones fritos ya no será posible disfrutarlos de esta manera; sin embargo bien que puedes utilizarlos desmenuzándolos y agregándolos sobre una fresca ensalada.

Si deseas mantener una salud cardiovascular envidiable, no dejes de comer boquerones. Este pez es recomendado para prevenir la formación de trombos, disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos y a su vez es rico en vitaminas A y D que contribuyen a fortalecer tus huesos.
Al ser tan rico en omega 3, el boquerón es un potente antiinflamatorio y antidepresivo y lo más importante: ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, entre ellos el de próstata, colon y mamas.