Quantcast

Cómo dejar de comer por ansiedad o estrés

La ansiedad y el estrés son dos reacciones del cuerpo a determinadas situaciones tensas. Ya sea por asuntos laborales, hogareños, actividades retrasadas, pagos, cualquier cotidianidad puede desatar ambas reacciones.

El tema de la ansiedad y el estrés es que ocasiona que el cuerpo humano sienta impulsos de hacer cualquier cantidad de acciones en busca de alivio. Y precisamente el comer por causa de estrés o ansiedad es más común de lo que parece.

Lea TAMBIÉN: IGUAL QUE UN CHEF: CÓMO HACER LAS PATATAS BRAVAS DE ESCÁNDALO DE JORDI CRUZ

El Instituto Médico Europeo de la Obesidad asegura que las incertidumbres que se generan en torno a cualquier situación, ocasiona que el ser humano segregue menor cantidad de neurotransmisores. Es decir, serotonina, dopamina, noradrenalina y esa carencia genera ansiedad y apetito incontrolable al mismo tiempo.

Todo como forma de reacción que buscar controlar o calmar el estrés, acciones que a la larga terminan siendo dañinas. Pues el estrés y la ansiedad ocasionan que consumas cualquier cantidad y tipo de comida cero saludable.

Así que en caso que padezcas de este pequeño problema, te invito a que leas las opciones que te daré para que trates de calmar la ansiedad y el estrés.

Estrés y ansiedad, dos factores que estallan las ganas de comida chatarra

Estrés y ansiedad, dos factores que estallan las ganas de comida chatarra

Puede que no seas una persona de mucho comer o no seas tampoco compulsiva en cuanto a la comida, pero cuando hay estrés y ansiedad, es necesario revisar a fondo. Estos dos problemas ocasionan que los seres humanos acudan al impulso por calmar el malestar.

Drenando por otra vía y tratando de buscar control en la situación, es posible que quieras revisar la nevera cada dos minutos para ver qué puedes comer. Quizá te vuelvas adicto a la compra de comida chatarra, dulces, gaseosas y cualquier cantidad de comida que no te hacen nada bien.

El tema es que cuando el estrés y la ansiedad hacen de las suyas, muy poco logras identificar estos problemas. Pues la mayoría asume que es una temporada de esas en las que tienes más ganas de comer que lo habitual.

Sin embargo, debes saber detectar el hambre emocional, ese que se desata como respuesta a las carencias internas. Si te encuentras en un momento de tensión , laboral, estudiantil, sentimental y comienzas a comer cualquier cantidad de comida a cualquier hora, es tiempo de responsabilizarse.

Caos corporal

Caos corporal

Cuando el estrés y la ansiedad hacen de las suyas, el ser humano comienza a buscar calmar la inquietud revisando la alacena. Preparando alimentos a cualquier hora del día, mayormente en horas de la noche, consumiendo muchas calorías, golosinas, azúcar , grasas, y sal.

Repites cada día a cualquier hora, vas a la tienda y compras cualquier cantidad de golosinas. Llevas siempre algo de comer en el bolso de manera que cuando ataque el estrés o la ansiedad puedas calmarte con una buena barra de chocolate. No es una rutina que te ayude.

Lamentablemente , estamos creando un hábito que fulminará nuestro organismo y creará problemas de salud a corto plazo. Valores elevados, enfermedades cardíacas, entre otros por una mala alimentación. Además que sin controlar el estrés y la ansiedad, puedes ser una bomba de tiempo.

¿Qué hacer para dejar de comer impulsivamente?

¿Qué hacer para dejar de comer impulsivamente?

Antes que nada, si eres de las personas que padecen estrés , ansiedad con mucha frecuencia, lo más sano es que acudas a un orientador. De manera que puedas hablar con una persona y te aconseje qué métodos puedes aplicar para drenar un poco el malestar.

Practicar alguna actividad física al aire libre te ayudará a mantenerte distante de la cotidianidad y el movimiento laboral o estudiantil. Trata de hacer lo que más te guste, correr, andar en bicicleta, cualquier actividad con la que te sientas cómodo y drenar el estrés.

Otras buenas opciones para controlar un poco la ansiedad o el estrés por comer es hacer alguna actividad que te mantenga ocupado. Salir con amigos, dibujar, leer, hacer una actividad con la que te sientas a gusto y puedas estar tranquilo sin pensar en la necesidad de calmar la ansiedad con comida.

Datos para controlar el apetito por estrés y ansiedad

Datos para controlar el apetito por estrés y ansiedad

Aquí te dejo otros datos para controlar el apetito por estrés y ansiedad sin que sea un impacto o choque para ti. Recuerda que todo es progresivo.

  • Mastica chicle. De acuerdo a un estudio realizado en el Reino Unido por el Wrigley Science Institute muestra que hacerlo a diario puede reducir unas 1.000 calorías de la dieta mensual. Sucede porque su dulzor aplaca la ansiedad por comer. Y el acto físico de mascar nos tranquiliza, al aumentar el flujo sanguíneo al cerebro.
  • Reemplaza el azúcar por stevia. Es un endulzante natural, mucho más dulce que el azúcar pero con cero calorías, regula los niveles de glucosa en sangre y la presión. También reduce la ansiedad por comer y evita la acumulación de grasas.
  • Cacahuetes crudos y nueces. Los cacahuetes crudos un puñado al día son de los alimentos más ricos en niacina. La carencia de esta vitamina B3 conlleva ansiedad e insomnio. El comerlos te ayudará a drenar.
  • Té de manzanilla. Puedes beber cualquier clase de té pero el de manzanilla siempre es recomendado para relajar.
  • 1 hora al día para ti. Toma una hora del día para relajarte y descansar. Deja todo lo que haces y toma esa hora para ti, respira y deja que tu cuerpo descanse para retomar. Muchas veces acumular cualquier cantidad de actividad desata el estrés y por ende la ansiedad.