Quantcast

Cultura creará un grupo de trabajo para un protocolo de seguridad en la Biblioteca Nacional

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para mejorar los protocolos de seguridad y de comunicación en la Biblioteca Nacional tras el robo del tratado astronómico ‘Sidereus nuncius Magna’ de Galileo en el año 2014, conocido el pasado mes de marzo.

Uribes ha participado en la reunión del Patronato de la BNE, recordando durante su intervención que este robo está siendo objeto de un procedimiento informativo desde el Ministerio de Cultura y Deporte, «aunque se trate de hechos del pasado».

El Ministerio de Cultura y Deporte mantiene abierto un procedimiento informativo para conocer los hechos en torno a lo acaecido entre 2014 y 2018 en la Biblioteca Nacional con el tratado astronómico ‘Sidereus nuncius Magna’ de Galileo.

La institución descubrió en 2014 la sustitución del libro, obra fundamental de la ciencia del siglo XVII, por una copia, pero no lo denunció a la policía hasta 2018, cuando unos investigadores escribieron a la Biblioteca para preguntar por el original.

«No quiero eludir un tema que ha sobrevolado seguramente sus pensamientos desde que comencé mis palabras. El informe está siendo ultimado, lo estudiaremos en los próximos días, y trasladaremos las oportunas conclusiones y propuestas en cuanto podamos conocerlas», ha apuntado a los patronos el ministro.

Uribes ha insistido en que, debido a ese procedimiento abierto, la reunión del patronato «no es el lugar ni es el momento para abordar una cuestión que está conociéndose con profundidad y con el rigor debido con respeto a las normas y a las personas.

Aún así, por un lado se han dado a conocer los protocolos existentes en materia de seguridad de la institución –de manos de la directora de la BNE, Ana Santos–, además de anunciarse la creación de ese grupo de trabajo bajo el auspicio de la directora general del Libro y Fomento de la Lectura, María José Gálvez.

Este grupo contará con profesionales y expertos de la BNE para elaborar un protocolo de actuaciones en materia de deontología profesional, de seguridad y de comunicación en el ámbito bibliotecario. El objetivo será el de garantizar la conservación y seguridad del patrimonio bibliográfico y mejorar los mecanismos de control en las bibliotecas, incluida la Biblioteca Nacional, en relación con los funcionarios responsables o las personas que puedan intervenir en la seguridad y en la conservación.

«Creo que todos podemos estar de acuerdo con este objetivo, que sin duda contribuirá a perfeccionar nuestros sistemas de custodia, hoy y mañana», ha añadido Uribes en un patronato en el que se ha elegido a Elvira Lindo como presidenta, en sustitución de Soledad Puértolas –quien «pidió dejar el cargo por motivos personales»–.

UGT PIDE LA DIMISIÓN DE ANA SANTOS

Se da la circunstancia de que el sindicato UGT ha pedido la dimisión de la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, por la «desinformación» a los empleados públicos de la institución en relación al robo del citado Galileo.

«Hay desinformación, sin más explicaciones de la Dirección que una nota informativa en donde se recordaba el deber de confidencialidad y las sanciones administrativas y penales del incumplimiento de tal deber», ha señalado el sindicato en una nota.

Además, UGT pide conocer qué personas «sabían lo ocurrido» y aclarar los motivos por los que se tardaron cuatro años en denunciar este robo. «¿No se le ocurre a ningún miembro del equipo de dirección presentar su dimisión en vez de intentar salpicar con su oscurantismo a los trabajadores de la Biblioteca Nacional?», ha cuestionado.