Quantcast

Este es el motivo por el que no deberías escuchar música cuando trabajas o estudias

La música puede llegar a ser una herramienta para deshacernos del estrés en momentos de tensión, así como también la mejor compañía cuando se requiere realizar alguna actividad, inclusive hasta nadar, porque ya hay auriculares acuáticos. En ocasiones puede servir como motivación o como un impulso extra cuando (por ejemplo) realizamos ejercicio, limpiamos el hogar, o realizamos tareas domésticas que se vuelven más llevaderas con una presencia musical, además hay zonas del cerebro que se activan cuando la escuchas.

Sin embargo, no todas las actividades se prestan para ser acompañadas por música, y es que aunque muchas personas afirmen que estudiar o trabajar con música puede ser beneficioso para ellos, otra gran cantidad de individuos opinan lo contrario, lo que crea una disputa entre quién está bien, y quién está mal.

Lo que arrojan otros estudios

Lo que arrojan otros estudios

En el año 2012, una revista llamada “Journal of Consumer Research”, publicó otra investigación en donde se expresaba que “un nivel de ruido ambiental moderado o bajo mejora el rendimiento en tareas creativas”, por lo que no es del todo malo contar con ruidos de fondo. Esta es la razón por la que podemos concentrarnos con una mayor facilidad en sitios donde el ruido de fondo es muy moderado y donde es tan suave que no es capaz de causarte distracción. 

Esto se ve determinado por la uniformidad del ruido y los decibelios. Los ruidos homogéneos y suaves perjudican a menor escala la concentración, por lo que si deseas concentrarte en un sitio, deberás tratar de que el ruido que allí exista sea sigiloso o hasta nulo si es posible.

Entonces ¿no debo escuchar música o algún material de audio en mis actividades?

Si a todas estas te preocupa el no poder realizar tus actividades diarias con música, o escuchando algún podcast o programa de radio, déjanos decirte que hacerlo no es del todo incorrecto.

Como te lo hemos indicado, la música puede cambiar para bien el estado de ánimo, así que escuchar algo mientras conduces, haces ejercicio, limpias la casa o haces alguna actividad que no realice de alguna concentración exclusiva, no debería haber problemas, por el contrario, la motivación que esto te ofrece puede generarte un mayor desempeño en la actividad a realizar.