Quantcast

Cómo hacer una quiché de espinacas ligera, sabrosa y en 20 minutos

Fue suficiente de la temporada dulce, por eso volvemos a lo sano, y te proponemos probar con la quiché, esta quiché de espinacas es nuestra gran entrada.

La quiché

El Quiché

En gastronomía, una quiche es un tipo de tarta salada derivada de la quiche lorraine francesa. Se elabora principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa (denominada migaine), mezclada con verduras cortadas, y/o productos cárnicos (panceta, jamón en tacos), con la que se rellena un molde de masa quebrada.

Se cocina al horno hasta que la masa quebrada esté cocida. La posibilidad de incluir otros alimentos en la elaboración del relleno permite que haya innumerables recetas con carne, vegetales (tales como apio, pimientos, cebollas, puerros, etc.) y quesos diversos.

Origen

Origen

La palabra quiche proviene del vocablo Küche en el dialecto lorenés, hablado en la región de Lorena, en el noreste de Francia y ya fronterizo con Alemania. Este término deriva a su vez del alemán Kuchen (pastel).

Los dialectos de franconia central generalmente suavizan la ü (/y/) y desplazan la fricativa «ch» (/ç/) a la «sh» ([ʃ]), resultando finalmente la palabra «kishe», que en el idioma estándar francés se escribe como «quiche.»

La receta de la quiche lorraine proviene de la región de Lorena, en Francia y consiste en una tarta salada abierta elaborada con masa brisa (masa quebrada) a la que se vierte una salsa batida de nata fresca (en francés, crème fraîche) y huevo denominada migaine.

La «migaine» suele aromatizarse con pimienta negra y nuez moscada molidas. Esta receta original es conocida de la que proceden todas las demás variantes de quiche. La palabra aparece por primera vez en Nancy, en Lorena, en 1605. En un principio, el relleno se componía solo de huevos y crema de leche o nata fresca (en algunas ocasiones rallado de gruyer).

En el siglo XIX, se le añadieron las pequeñas tiras o tacos de panceta magra, fresca o ahumada, que caracterizan la quiche lorraine de hoy en día.

La base: La masa quebrada

La base: La masa quebrada

La masa quebrada o la pasta brisa (galicismo de pâte brisée, que sería más propio traducir como masa quebradiza) es un tipo de masa dura empleada para bases de tartas y tartaletas dulces y saladas.

Esta masa forma una costra consistente al ser calentada al horno, y se denomina masa quebrada debido a la textura quebradiza que muestra tras el horneado.

Te enseñamos cómo hacerla

Te enseñamos como hacerla
Quiche-de-espinacas-y-ricotta

Ingredientes

  • 250 gr. de harina de trigo (de repostería o floja y si no de la normal)
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar glass (en polvo) o azúcar blanquilla
  • 1 huevo entero tipo XL (70 g)
  • 1 pizca de sal
  • Papel film para envolver la masa

Preparación de la masa quebrada

Primero tamizamos la harina con un colador encima de una superficie donde sea fácil trabajar. Añadimos la sal y mezclamos. Ponemos el resto de ingrediente en un bol de la siguiente manera. Primero añadimos el azúcar y luego la mantequilla cortada en trocitos pequeños de unos 2 cm. aproximadamente. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente.

Juntamos con las manos, sin miedo, mezclando la mantequilla con el azúcar. Podemos emplear azúcar glass o blanquilla granulado, aunque con el azúcar en polvo es mucho más fácil trabajar.

Batimos el huevo y lo echamos por encima de los anteriores ingredientes. Volvemos a mezclar hasta que esté integrado. Hacemos un volcán con la harina en la encimera y abrimos un agujero en el medio para introducir la mantequilla con el azúcar y el huevo.

Al principio puede parecer que esta masa no será capaz de absorber todos los ingredientes pero veréis como no es así.

Amasado y reposo de la masa quebrada

Empezamos a mezclar con la punta de los dedos. Juntando poco a poco el centro del volcán con la harina hasta conseguir una mezcla semejante a arena gruesa. Como si fuesen migas. Vamos aplastando con las manos poco a poco, para que se una bien. En unos cinco minutos la tendrás casi lista.

No es conveniente amasar demasiado para evitar que a la hora de estirarla la masa puede llegar a romperse. La cortamos en dos y aplastamos hasta que nos quede como un disco.

Ahora solo nos queda envolver las porciones en papel film (transparente) y dejarlas reposar en la nevera durante una hora. Si dejas la masa más de una hora en el frigorífico se pondrá dura y tendrás que dejar que se temple algo para extenderla. También podemos congelar la masa y dejar que se descongele poco a poco antes de usarla.

Y listo.

La espinaca: El relleno más saludable

La espinaca: El relleno más saludable

La espinaca (Spinacia oleracea) es una planta anual, dioica, de la familia de las amarantáceas, cultivada como verdura por sus hojas comestibles, grandes y de color verde muy oscuro. Es rica en vitaminas A, E y K, yodo y varios antioxidantes. También contiene bastante ácido oxálico, por lo que se ha de consumir con moderación. Con todo, es muy apreciada por su elevado valor nutritivo en general y su riqueza vitamínica en particular.

La fabulosa quiché de espinacas

El fabuloso Quiché de espinacas

Ingredientes:

  • Espinacas unos 200gr pochadas.
  • 100gr de queso batido 0%
  • 1/2 cebolla
  • Tomates cherry un puñado
  • Queso fresco
  • 2 huevos
  • Jamón en lonchas
  • Frutos secos al gusto
  • Sal y pimienta

Preparación

Lo primero es precalentar el horno y mientras colocar la masa en el molde. Con cuidado y siempre intentando que quede igual de grueso por todos lados. Luego lo metemos al horno unos 15min a 220º.

Mientras salteamos las espinacas y la cebolla. Hasta que pierdan casi toda el agua que les quedaba de haberlas pochado. Batimos los huevos, el queso batido, la sal y la pimienta.

Añadimos las espinacas y removemos bien. Colocamos la masa en el molde sobre la base horneada. Decoramos con los tomates, el queso fresco, jamón y nueces…todo en cantidades al gusto.

Horneamos unos 20min a 200º y enfriamos un poco antes de servir.