Quantcast

Cómo hacer una tarta de queso con fresas caramelizadas

Si existe alguien a quien no le agrade una buena tarta de queso con fresas caramelizadas debe ser de otro planeta, porque en definitiva cuando eres el encargado de poner el postre en la mesa, una de las opciones que con seguridad te saltará a la mente será una deliciosa y cremosa tarta.

Hay una gran variedad de recetas y procedimientos para elaborarlas, incluso que no requieren horno, pero ninguna requiere de mucha complejidad así que no debes temer realizar este postre con tus propias manos.

Receta para hacer una tarta de queso con fresas caramelizadas

Receta para hacer una tarta de queso con fresas caramelizadas

Si realmente deseas impresionar a todos, debes considerar tentarlos con una tarta de queso con fresas hermosas y frescas, recuerda que parte del desafío en el mundo gastronómico es provocar con la simple vista y en este platillo las fresas son las protagonistas, y destacarán junto al almíbar en que se baña la tarta. Puedes usar fresas enteras en cuyo caso te recomendamos comprarlas pequeñas o puedes cortarlas en trozos si es que son muy grandes. La elección queda a tu gusto.

En este tipo de postre es importante conseguir un relleno cremoso, una base crujiente y un buen balance en el dulzor del almíbar. Todo esto se logra si se usan ingredientes de buen sabor y calidad. Así como también, si prestas atención a los procedimientos para la preparación de cada elemento.

Masa quebrada para elaborar la tarta de queso con fresas caramelizadas

Masa quebrada para elaborar la tarta de queso con fresas caramelizadas

La versatilidad en las preparaciones para tartas te permite elegir entre dos opciones a usar como su base. Por un lado, puedes hacer una masa sencilla y casi instantánea usando las galletas de tu preferencia trituradas con mantequilla, y por otra parte puedes optar por hacer una masa quebrada, que pese a ser más elaborada te permitirá darle a tu postre esa forma tan característica de tarta de cuentos de hadas. Si te decides por la masa de galletas es imprescindible que cuentes con un molde desmontable, pero si prefieres la opción de la masa quebrada entonces toma nota. 

Ingredientes para la masa quebrada

  • 250 gr de harina de trigo todo uso
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar glass (en polvo)
  • 1 huevo grande (70gr aprox)
  • 1 pizca de sal
  • Papel film para envolver

Procedimiento para la masa quebrada

Primero es importante tamizar la harina antes de usarla, de modo que se eviten grumos en la masa, para ello se puede hacer uso de un colador y puede hacerse el procedimiento directo en la superficie donde se trabajará. Se añade la sal y se mezclan para finalmente dejarla en forma de volcán y agregar en el centro el azúcar, la mantequilla cortada en pequeños cubos de 2cm aproximadamente y el huevo batido previamente.

Usando las yemas de los dedos se empieza a mezclar todos los ingredientes, haciendo movimientos envolventes hacia el centro del volcán. En unos cinco minutos deberá estar lista, notarás que la textura se asemeja a la arena gruesa, como si fuesen migas.

Es importante estar atentos a la textura y evitar amasar demasiado o cuando tengas que estirarla puede llegar a romperse. Ahora solo debes separar las porciones que necesites usar y dejarlas reposar envueltas en papel film. Si te sobra masa puedes guardarla en el congelador bien sellada.

Para cocinarla debes tener el horno precalentado a 180 grados. Estira la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y colócala en un molde desmontable, recorta los excesos con delicadeza para que te queden bordes finos y bien vistos, termina recubriéndola con papel de horno y colócale encima algunas legumbres que hagan peso para mantener todo en su sitio mientras se hornea.

Métela al horno por unos quince minutos, sácala y quita las legumbres vuelve a hornearla durante otros quince minutos y estará lista para convertirse en la mejor tarta de queso con fresas caramelizadas.

Procedimiento para elaborar fresas caramelizadas o confitadas

Procedimiento para elaborar fresas caramelizadas o confitadas

Las fresas caramelizadas son sencillas de preparar, para comenzar toma 500 gr de fresas frescas lávalas y retírales el tallo verde. Colócalas en una cacerola o sartén, añade 8 cucharadas de azúcar morena y un chorrito de agua para evitar que se queme el caramelo. Lleva la sartén a fuego medio bajo y remueve poco a poco con una espátula, hasta que notes que se va formando una especie de jugo, entonces puedes dejarlas cocerse solas sin necesidad de remover. Pasados entre 20 y 30 minutos ya estarán listas, solo debes dejarlas enfriar para agregarlas a tu preparación. Si te sobran puedes refrigerarlas guardándolas en envases de vidrio sellados herméticamente.

Ingredientes de la tarta de queso con fresas caramelizadas

  • 250 gr. de masa quebrada
  • 250 gr. de queso mascarpone
  • 200 ml. de nata líquida
  • 2 gelatinas en láminas
  • Fresas caramelizadas o confitadas
  • Menta fresca al gusto

Procedimiento para la tarta de queso con fresas caramelizadas

Primero se deben hidratar las hojas de gelatina, esto se hace dejándolas en remojo en un tazón con agua fría. Mientras tanto, se bate la nata hasta que se torne firme y se reserva. En un bol aparte se baten el queso mascarpone y el azúcar glass, hasta que quede como una mezcla homogénea.

Verificamos entonces las hojas de gelatina hidratadas que para entonces ya deben haber adoptado la forma del molde en el que estaban y su consistencia debió tornarse dura, se escurren y se llevan al microondas para derretirlas programándolo para unos 5 o 10 segundos.

Si notas que aún hay grumos puedes removerlos con una cuchara para ayudarlos a disolverse, y si no funciona entonces repite el procedimiento con el microondas. La gelatina derretida se añade al bol con la mezcla de queso mascarpone y azúcar glass y se le incorpora la nata montada.

Se toma el molde con la masa quebrada y se agrega la mezcla del queso, luego se agregan encima las fresas caramelizadas y se lleva a la nevera por un mínimo de dos horas para que tome cuerpo.Las hojas de menta serán el toque perfecto para darle un toque de decoración al plato y ¡voilá! Tu tarta de queso con fresas caramelizadas estará lista para que tú y el resto de comensales se la devoren hasta chuparse los dedos.