Quantcast
jueves, 22 abril 2021 11:55

La grave acusación de James Rodríguez a Florentino Pérez que podría costarle caro

Una de las salidas que más ha dejado sentimientos encontrados en el Real Madrid ha sido la de James Rodríguez. El colombiano siempre estuvo en la mente de los madridistas como uno de los suyos, por su estilo de juego y calidad tan característicos; sin embargo, luego de su salida esa parte de la afición lo lamentó mucho, pues se pensaba que podría dar más, pero otra no le importó debido a que ya había dejado de rendir al nivel con el que llegó y por eso marcharse era la mejor solución. Con la única opción en el conjunto merengue de vivir eternamente en el banquillo, pues Zinedine Zidane no contaba con él, el cafeteró decidió hacer las maletas y marcharse al Everton de la Premier League, una vez más con el que ya es conocido como su padre deportivo: Carlo Ancelotti.

Ahora en el Everton, la verdad es que James Rodríguez está rindiendo a buen nivel; aunque las lesiones lo han atacado un poco últimamente, el entrenador italiano confía en las habilidades del mediocampista y cada vez que lo tiene en forma no duda usarlo para mejorar su ataque. El impacto ha sido inmediato y se nota que bajo las órdenes de Ancelotti, el colombiano si que ha comenzado a reencontrarse poco a poco con su mejor nivel. No obstante, el disfrutar nuevamente del fútbol muy lejos de España no ha hecho que olvide al Real Madrid. El que es el equipo de su vida y su paso por allí no lo olvidará; más aún al tener la espinita clavada de que no pudo triunfar. La cosa es que tampoco ha podido hacerlo, porque el equipo merengue ni siquiera lo dejó irse a donde realmente quería.

James Rodríguez estuvo cerca del Atlético

EL colombiano llegó a hablar con Simeone

En una reciente entrevista, que James Rodríguez concedió para ‘ESPN’, el colombiano habló de varios temas de interés y cuando llegó el momento de hablar del Real Madrid no dudo en revelar un secreto que tenía bien guardado y que puede que no le guste para nada a Florentino Pérez cuando le llegue a sus oídos. Y es que el mediocampista del Everton habló de que tuvo muchas posibilidades de que su salida del conjunto blanco le dejara viviendo en la misma ciudad, pues el Atlético de Madrid estaba muy pendiente de él; de hecho, el interés era tan real que hasta llegó a conversar con un Diego Simeone que se moría por ser su entrenador durante las próximas temporadas. Sin embargo, todo se cayó a última hora y el jugador acabó quedándose a regañadientes en el conjunto merengue y el pasado verano se marchó a Inglaterra.

“El año pasado en el Real Madrid jugué poco. Cuando decidí salir del Bayern de Múnich ya tenía algo con otro club, prácticamente estaba hecho. Era el Atlético de Madrid. El Real Madrid no quiso dejarme salir. Hablé con el ‘Cholo’ Simeone. Me dijo que era un jugador súper importante, que podía jugar con él. Hay que preguntarle a Florentino Pérez por qué no me dejó. Esas cosas yo no las sé“, explicó el colombiano en la entrevista. James Rodríguez se refería obviamente al año en que regresó del Bayern y allí el mismo Ancelotti lo pidió para el Nápoles; pero nunca llegó a las cifras que el Madrid pedía. No obstante, el Atlético si estaba dispuesto a pagar el precio y todo se quedó en nada sin saber las razones; ahora ya se sabe que Florentino Pérez tuvo mucho que ver en esa decisión.

Con el Madrid todavía en su memoria

El colombiano no participó mucho en los merengues

Tras escaparse su oportunidad de irse en el verano de 2019, James Rodríguez decidió luchar para ganarse un lugar en el equipo blanco; pero rápidamente se dio cuenta que tendría caso, pues Zidane estaba completamente negado a darle minutos para mostrar su talento, ese que llevó al Madrid a pagar 80 millones de euros al Mónaco por él. Con solo 14 partidos en su maleta, en ninguno de ellos siendo realmente trascendente, el cafetero tuvo muy claro que no aguantaría otra temporada así y entonces llegó Ancelotti a salvarlo de nuevo; aunque una vez más hubo muchos rumores de que Simeone lo quería para el Atlético, pero ya estaba claro que Florentino Pérez no lo dejaría ir. La mala experiencia con Marcos Llorente le dejó una enseñanza; así que no le daría otro jugador para que después se volviera clave en su máximo rival.

A tal punto habría llegado el mandatario blanco que al no tener más ofertas que la del Atlético, pues dejó que James Rodríguez se marchara gratis; pero solo a un equipo de afuera y allí apareció el Everton. Con esta declaraciones queda más que claro que el colombiano no olvida al Real Madrid; porque a sus palabras de que se fue muy injusto con él, debido a que nunca se le tuvo la misma paciencia que si hay con otros, ahora llega esto de que no lo dejaron marchar a donde quería. Al ser un madridista de corazón es obvio que el dolor de no triunfar por las pocas oportunidades que le dieron todavía le pesa; sin embargo, esto poco le pega a un Florentino Pérez que siempre veló por los intereses del Madrid y al no dejarlo ir a un rival directo lo demostró una vez más.