Quantcast

Cómo cambiar las escobillas del coche

Las escobillas o limpiaparabrisas son un elemento fundamental para la seguridad vial, esto se debe a que garantizan que los conductores puedan ver adecuadamente el camino mientras llueve o nieva. Sin mencionar que también se encarga de mantener limpio el parabrisas, de la suciedad, los bichos o las hojas secas que caen de los árboles.

Es por esta razón que es tan importante poder cambiar las escobillas cada cierto tiempo, de esta forma no solo te mantienes seguro, sino que además lo mantienes lo más limpio posible. Lo mejor es que este es un accesorio de postventa y su precio es bastante accesible. Si no sabes cómo hacerlo, no debes preocuparte, con esta rápida y sencilla guía aprenderás a como cambiar las escobillas de tu coche.

Solo tendrás que seguir cada unos de los siguientes pasos, son sumamente sencillos de llevar a cabo, pero para que estas funcionen adecuadamente debes también tomar en cuenta algunas recomendaciones. De esta forma tendrás garantía de que las escobillas del parabrisas funcionen correctamente.

Compra escobillas limpiaparabrisas más adecuadas para tu coche

Antes de comenzar con la instalación, es necesario que te detengas a estudiar bien el accesorio que vas a comprar. Recuerda que no todas las escobillas que venden por ahí funcionan para todos los coches, ten en cuenta que la compatibilidad de estas dependerá del modelo de coche que tengas. Deberás asegurarte de que sean las mismas de tu coche, pues estas pueden variar según la longitud y el tipo de anclaje, aunque también existen las escobillas planas de plástico y las metálicas convencionales.

Así mismo puedes comprar un recambio de las escobillas originales de tu coche, o en su defecto un limpiaparabrisas universal. En este último caso, suelen venir con diferentes piezas para el anclaje, así podrás elegir el que se adapte a tu coche. Lo más recomendable es que compres un limpiaparabrisas de buena calidad, así tendrás garantizado un mejor barrido y por ende una mejor visibilidad.

Retira la vieja escobilla deteriorada

Retira la vieja escobilla deteriorada

Ahora que has conseguido la mejor escobilla para tu parabrisas, tendrás que  hacer lo siguiente:

  1. Posiciona tu coche a un lugar donde sea cómodo para trabajar, preferiblemente que se encuentre resguardado.
  2. A continuación deberás levantar el brazo móvil de las escobillas y ponerlas en vertical, despegándolas así del limpiaparabrisas. Esto hará mucho más cómodo el cambio.
  3. Ahora tienes para extraer la escobilla deteriorada, en algunos casos será necesario quitar un embellecedor. Para ello, en el sistema de anclaje encontrarás una pestaña. Deberás presionarla para poder soltar la escobilla.

Y listo, podrás remover la escobilla. Ten en cuenta que en algunos modelos de escobillas el proceso para poder instalarlas es mucho más fácil, pues solo es necesario presionar un botón, tanto como para remover los limpiaparabrisas como para ponerlos.

Coloca las escobillas nuevas

Coloca las escobillas nuevas

Ahora que ya has retirado las escobillas viejas, es hora de instalar las nuevas. Para ello tendrás que seguir el mismo procediendo para desinstalarla, solo que esta vez será a la inversa. Este es un procedimiento sumamente sencillo, tanto que incluso puedes hacerlo con una sola mano. Es de suma importancia que las escobillas encajen bien, para saber que lo has hecho adecuadamente oirás un “clic”, esta será la señal de que todo ha ido perfectamente. Pero si aún tienes dudas puedes comprobar al tirar de la escobilla, sino te sale puedes continuar con la siguiente.

No olvides que el cambio de las escobillas debe hacerse siempre por parejas, o sea, no se recomienda cambiar solo una de las escobillas. Esto se debe a que el barrido no será homogéneo, por lo que la visión a través del parabrisas no será pareja. Además, los recambios son vendidos por pares, por lo que no merece la pena instalar una sí y la otra no.

Comprueba que las nuevas escobillas funcionen adecuadamente

Comprueba que las nuevas escobillas funcionen adecuadamente

Finalmente, luego de la instalación, es necesario que compruebes que has hecho correctamente el cambio de las escobillas. Para ello solo tendrás que poner en marcha el motor del coche y activar los limpiaparabrisas. Si no notas ningún tipo de falla todo está en perfectas condiciones, pero de lo contrario tendrás que retirar las escobillas y nuevamente repetir el procedimiento, esta vez asegurándote de que los limpiaparabrisas queden bien anclados.

Como podrás ver, esto es un procedimiento muy sencillo. Esta operación de mantenimiento no es complicada, e incluso podrás hacerlo sin ayuda de otra persona y en cuestión de minutos. Por lo general se recomienda que las escobillas sean cambiadas al menos una vez al año, especialmente antes de partir a algún viaje.