Quantcast

Cómo saber si tienes apendicitis

La apendicitis es una inflamación del apéndice y que provoca un dolor en el abdomen bajo derecho. Esta inflamación se produce en una especie de bolsa en forma de dedo que se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen.

El dolor por apendicitis puede tomar por sorpresa a cualquier persona. Mayormente las personas que acuden por este dolor a urgencias, tienden a señalar que es un dolor intenso a nivel abdominal.

Lea TAMBIÉN: CÓMO CELEBRAR LA SEMANA SANTA EN CASA

La apendicitis aparece sin ningún motivo aparente, así que es muy importante saber reconocer los síntomas e ir al médico cuanto antes. En caso de una demora, la apendicitis puede evolucionar y derivar en absceso abdominal o peritonitis, que puede representar la muerte.

El dolor logra identificarse porque comienza alrededor del ombligo y posteriormente se desplaza. A medida que la inflamación empeora, el dolor se incrementa y finalmente se hace intenso. Es decir que es un dolor intolerable.

Aunque cualquiera puede tener apendicitis, lo más frecuente es que ocurra en personas entre los 10 y 30 años de edad. El tratamiento estándar es la extirpación quirúrgica del apéndice.

Apendicitis, un malestar fuerte que puede terminar siendo grave

Apendicitis, un malestar fuerte que puede terminar siendo grave

El apéndice es una estructura tubular pequeña que está conectada con el intestino grueso y mide entre 5 o 6 centímetros. Se encuentra exactamente en la parte denominada “ciego” que es básicamente el final del intestino grueso.

Este sistema ayuda a que el cuerpo combata las enfermedades, pero al crecer, esta función deja de ser cometido del apéndice y otras partes del cuerpo se encargan de combatir las enfermedades e infecciones.

La apendicitis suele tener lugar cuando, dentro del apéndice, algo se bloquea por algún motivo que hace que se inflame.

Dicho malestar puede ser causado por varias infecciones, por ejemplo parásitos, virus o bacterias presentes en el sistema digestivo. Otra de las causas que la provocan es cuando se produce un bloqueo o es atrapado por las heces.

Un tumor también puede ser la causa de una apendicitis aguda.

Conforme avanza el malestar y la sensibilidad, se va deteniendo el suministro de sangre que va hacia el apéndice. Es preciso recordar que todas las partes del cuerpo necesitan que les sea suministrada la cantidad de sangre adecuada para que así funcionen correctamente y estén sanas.

En el momento en el que le falta sangre al apéndice, este comienza a “morir”.

Es aquí cuando comienza la parte crítica, pues las paredes comienzan a romperse y se producen perforaciones, lo que provoca que el apéndice estalle. Cuando esto ocurre , se crean orificios por los que a través de ellos entran en el abdomen mucosidad y heces entre otras cosas.

Un proceso que puede derivar en peritonitis, una enfermedad muy grave que tiene lugar en el abdomen cuando el apéndice sufre perforaciones.

Síntomas

Síntomas

Los síntomas más evidentes de la apendicitis pueden ser:

  • Dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen
  • Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen
  • Intenso dolor que cuando toses, caminas o realizas otros movimientos bruscos
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza
  • Estreñimiento o diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Flatulencia

Detectar la apendicitis a tiempo

Detectar el malestar a tiempo

Sin duda el síntoma más relevante es el dolor abdominal, pese a que este se pueda confundir con otro malestar.

Este dolor se sufre de forma muy peculiar. Puede comenzar de dos formas diferentes: en la zona alrededor del ombligo y desplazarse hacia la esquina inferior derecha del abdomen, o comenzar directamente en la esquina inferior derecha del abdomen.

A medida que avance el malestar, la intensidad del dolor se vuelve intolerable. La persona le dolerá moverse, caminar, respirar incluso. Al momento de presentarse vómito, el malestar de la apendicitis se hará más evidente , debido a las contracciones estomacales.

En caso de presentar estos síntomas no es aconsejable bajo ninguna circunstancias tomar medicamentos. La persona que presenta apendicitis debe acudir de forma inmediata al médico.

El médico o especialista realizará exámenes de sangre de ser necesario para descartar signos de infección o análisis de orina. También están las pruebas de diagnóstico por imágenes a través de una ecografía abdomina, tomografía computerizada (TC) o una resonancia magnética (RNM).

Para atender la apendicitis, se recurre a la cirugía para extirpar rápidamente el apéndice. Puede extirparse en un procedimiento abierto o mediante laparoscopia, según la evolución de cada paciente que sufra de apendicitis.

En cuanto a la recuperación de una apendicectomía, si el apéndice no ha estallado, tiene lugar en unos pocos días, pero en el caso de que el apéndice haya estallado el tiempo de recuperación es mayor y es necesario tomar antibióticos.

Cualquier duda al respecto consulte con su médico y si presenta alguno de los síntomas recuerde no automedicarse.