Quantcast

¿Cuáles son las enfermedades articulares más comunes?

¿Sabías que el cuerpo humano tiene más de 200 huesos? ¿Y más de 200 articulaciones que conectan estos huesos? No nos detenemos a considerar cómo todos estos componentes trabajan juntos para permitirnos caminar, correr, saltar, trepar, bailar y nadar … hasta que nos encontramos, de pronto, como un espectador de nuestras propias vidas. 

Estas son las enfermedades articulares más comunes con las que podemos encontrarnos.

Artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa y crónica la cual provoca inflamación en las articulaciones y en los tejidos de alrededor. Es muy común que aparezca en la mediana y tardía edad.

Entre los síntomas se encuentra el dolor e hinchazón de las articulaciones de manos, pies y muñecas.

Respecto a las causas,los genes y los cambios hormonales pueden estar relacionados con la enfermedad.

Existen múltiples soluciones para calmar los efectos de la artrosis, como los geles para problemas de artrosis, pensados para mejorar el cuidado, el bienestar y la funcionalidad de las articulaciones desgastadas por efecto de la edad. Estas soluciones suelen ser específicas para personas de avanzada edad y los resultados tienen a notarse ya en un plazo medio de tiempo.

Osteoartritis

La osteoartritis es uno de los trastornos articulares más comunes. Ocurre cuando el cartílago entre dos articulaciones se desgasta y los huesos se frotan entre sí, lo que produce hinchazón, rigidez y dolor en las articulaciones. Los síntomas suelen aparecer en la mediana edad. Puede causarlo la historia familiar, tener sobrepeso, fracturas u otras lesiones articulares, y practicar deportes que implican un impacto directo en la articulación.

Se puede prevenir evitando usar en exceso una articulación dolorosa en el trabajo o durante las actividades, manteniendo un peso corporal normal y fortaleciendo los músculos alrededor de las articulaciones que soportan peso.

Gota

La gota es una afección dolorosa que afecta una articulación, generalmente un dedo del pie u otra articulación del pie o el tobillo. En los hombres ocurre primero con mayor frecuencia en la mediana edad; en las mujeres, ocurre por primera vez más tarde en la vida.

La noche suele ser enemiga de la gota, ya que es a estas horas cuando suelen aparecer hinchazón y dolor repentinos de una articulación.
La gota es causada por niveles sanguíneos de ácido úrico demasiado altos. La ingesta de mariscos, la carne, las vísceras (hígado, por ejemplo) y las bebidas alcohólicas pueden ser desencadenantes para iniciar un ataque.

Evitar los alimentos que se sabe que empeoran la gota debe ser fundamental a modo de prevención.

Bursitis

La bursitis es la inflamación e irritación de la bursa, que es una bolsita llena de líquido la cual actúa como un cojín entre los músculos, los tendones y las articulaciones.

Entre los síntomas encontramos dolor y sensibilidad al presionar alrededor de la articulación, rigidez y dolor al mover la articulación afectada. También se da hinchazón, calor o enrojecimiento sobre la articulación.

Las causas suelen ser un uso excesivo o cambio en el nivel de actividad, traumatismo, artritis reumatoide, gota o infección.

Evita actividades que incluyan movimientos repetitivos a modo de prevención.