Quantcast

Cómo borrar arañazos de la madera

Los arañazos en los muebles de manera no son el fin del mundo, pues aunque así lo creas, la verdad es que existen una amplia variedad de métodos que pueden ayudarte a restaurarlos. No todos los tipos de maderas son iguales, y por ende no requieren los mismos cuidados. Pero a pesar de esto la madera sigue siendo el material preferido de muchas personas, es por ello que si deseas mantenerlos y que continúen dándole ese toque elegante a tu estancia, solo tendrás que cuidar adecuadamente.

La madera puede ser robusta y duradera, aunque a pesar  de esto se puede deteriorar cuando no se realizan los cuidados básicos. En el caso de las hendiduras, arañazos y otras lesiones que puede sufrir este material, podrás hacer uso de algunos de los siguientes métodos para repararlos, lo mejor es que son súper sencillo y económicos.

Cada tipo de madera necesita un cuidado diferente, aunque generalmente todos estos métodos suelen ser útiles. Pero ten en cuenta que algunos métodos no son tan eficaces en ciertos tipos de madera como en otras, o incluso tampoco son tan eficaces como los productos específicos para el cuidado de los muebles. A pesar de esto, pueden funcionar bien si son aplicados varias veces, llegando a alcanzar los resultados que buscas.

Y antes de comenzar, recuerda siempre probar el método en una pequeña parte poco visible del mueble. De esta forma podrás comprobar si es compatible con el tipo de manera o no.

Aceite de hígado de bacalao para cuidar la madera

Aceite de hígado de bacalao para cuidar la madera

¿Quién no ha escuchado de esto? Muchas abuelas recomiendan usar aceite de bacalao para cuidar las maderas, especialmente para disimular los arañazos de los muebles. Por otra parte, tampoco te dejes engañar, el aceite de bacalao no deja un olor para nada desagradable.  Además, puedes conseguirlo en cualquier tienda en forma de cápsulas blandas.

Si te ha interesado probarlo, puedes hacerlo de la siguiente forma:

  1. Para comenzar deberás romper una de las cápsulas de aceite de bacalao, podrás usar más según crear necesario.
  2. Luego, comienza a frotar el aceite sobre los arañazos de la madera.
  3. Deja actuar un par de horas para que el aceite pueda penetrar adecuadamente.
  4. Hecho esto, comienza a frotar sobre la zona afectada con ayuda de un paño suave. Esto abrillantará el mueble.

Y listo. Para que los resultados sean efectos puedes repetir su aplicación 2 veces por semana hasta que se hayan borrado los arañazos.

Pasta de nueces para reparar los muebles de madera

Pasta de nueces para reparar los muebles de madera

Este es otro método que suelen compartir las abuelas, pues afirman que se pueden reparar las pequeñas ralladuras con una pasta preparada con nueces. Según la creencia popular, este método no solo repara las maderas, sino que además hacen lucir a los muebles que se han envejecido.

Según se cree, esto se debe a las grasas naturales y la pulpa de las nueces. Dicha pasta se confunde con el material y lo hace lucir como nuevo. Si te ha interesado podrás preparar este método de la siguiente forma:

  1. Comienza moliendo las nueces hasta conseguir una especie de harina.
  2. Después añade un poco de aceite de oliva o agua para humedecerla un poco. El resultado debe ser una pasta homogénea.
  3. Ahora comienza a frotar la pasta sobre la zona afectada de los muebles y luego deja secar.
  4. Después de un tiempo, podrás comenzar a retirar el exceso de pasta con ayuda de un paño suave.

Y listo. Para obtener mejores resultados, podrás repetir este procedimiento 1 vez por semana.

Usa cera para reparar los arañazos en la madera de tus muebles

Usa cera para reparar los arañazos en la madera de tus muebles

La cera es un excelente material para cubrir las imperfecciones y lesiones de los muebles, esto se debe a que es un material sólido pero maleable. Incluso si desean obtener mejores resultados se pueden mezclar con otros ingredientes, podrás incluso añadirle un poco de pintura para que además de reparar los arañazos, el color de la madera quede con su color original.

Si te ha interesado, podrás aplicar la cera de la siguiente forma:

  1. Para comenzar limpia la zona que deseas reparar con un paño limpio y seco para eliminar cualquier resto.
  2. A continuación toma la cantidad de cera que creas necesaria y comienza a frotarla sobre la zona en cuestión.
  3. Finalmente podrás ayudarte con alguna esponja o un paño suave para pulir.

Así de sencillo. Lo mejor es que podrás usar cera dura para rellenar los pequeños orificios que se puedan ir formando.

Usa café para disimular los arañazos en los muebles

Usa café para disimular los arañazos en los muebles

Probablemente hayas leído o contado en algún lado sobre como el café puede disimular las estrías en la piel. Esto mismo aplica para los arañazos e incluso para disimular el envejecimiento de la madera. Esto se debe a que el café suele soltar una tintura que puede ayudar a disimular un poco este tipo de lesiones.

Es por ello que si deseas disimular las manchas y arañazos de la madera de los muebles, podrás hacerlo de esta manera:

  • Comienza mezclando un par de cucharadas de café en polvo con un poco de agua o aceite de oliva.
  • Una vez que hayas conseguido una pasta homogénea, comienza a aplicarlo en las áreas que deseas disimular las lesiones de la madera.
  • Deja reposar por al menos 1 hora y luego retira los restos con ayuda de un cepillo.

Así de fácil, pero si deseas obtener buenos resultados lo mejor es que lo uses 1 vez por semana.

Usa plastilina para reparar la madera de tus muebles

Usa plastilina para reparar la madera de tus muebles

Sí, la plastilina funciona para otras cosas más allá de crear esculturas y entretener a los más pequeños. Este es un material bastante bueno para cubrir las grietas poco profundas y los arañazos de tus muebles.

  1. Comienza tomando la cantidad de plastilina que creas necesaria.
  2. Rellena las grietas y arañazos con la plastilina.
  3. Finalmente podrás aplicar encima un poco de pegamento o laca para que quede fijada.

Así de fácil. Podrás comprar plastilina común o prepararla en casa con un poco de sal, harina y aceite. Lo mejor de prepararla tú mismo es que puedes agregarle un poco de colorante casero para que se disimule mejor en la madera.