Quantcast
jueves, 22 abril 2021 13:45

UGT y CC.OO. piden un plan para Volkswagen Navarra que contemple fabricar un coche eléctrico

Las secciones sindicales de UGT y CC.OO. en Volkswagen Navarra han reivindicado un plan industrial y social en la planta de Landaben y su entorno que contemple la fabricación del coche eléctrico así como una factoría de montaje de baterías.

Para ello, han demandado la creación de un foro con el Gobierno de España, el Gobierno navarro, la dirección de Volkswagen Navarra y el comité de empresa para llegar a un pacto respecto a este proyecto industrial. “Un espacio en el que hablemos de inversiones, de producto, de volúmenes y de nuestro tejido industrial y de un proyecto social en el que hablemos de contrato relevo, de la nueva formación que se requiere y como no del empleo”, han indicado los sindicatos.

Así lo han explicado este jueves en una rueda de prensa Alfredo Morales (UGT), presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra, y Eugenio Duque, secretario general de CC.OO. en el fabricante alemán.

Morales ha destacado que Volkswagen Navarra es la “mayor empresa” de la Comunidad foral, aportando cada año 100 millones de euros a la Hacienda foral y generando una empleabilidad de más de 18.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Ha resaltado, además, que Volkswagen Navarra representa el 14% de la industria y el 6% del producto interior bruto (PIB) navarro.

Ha destacado que en la empresa se han invertido en los últimos cinco años más de 900 millones de euros. Una inversión que ha venido “aparejada con el esfuerzo de la plantilla que ha sabido hacer el esfuerzo para que estas inversiones la empresa las ejecutase”. En este sentido, ha puesto en valor los acuerdos alcanzados de aumento de jornada, de “contención salarial”, de aumento de productividad, de flexibilidad o de medidas ante el absentismo.

El futuro a corto plazo, ha explicado, pasa por la producción del Polo y el T-Cross, al que se sumará el próximo lanzamiento del tercer modelo. Lo que llevará, una vez pase la pandemia del Covid y se normalice la situación, una producción de 350.000 coches en Navarra. “No queremos interferencias ni peleas con otras plantas, queremos continuar con lo que hacemos y lo que somos”, ha subrayado.

No obstante, ha advertido de que en 2025 “se agrandan los interrogantes” con la llegada del coche eléctrico, y ha remarcado que “si no hay un proyecto desde este año, comprometido y acordado para el futuro a partir de 2025, habrá despidos, desempleo y pobreza”.

CONTINUIDAD

Por este motivo, ha reivindicado un proyecto industrial que “traiga la continuidad que Volkswagen ha tenido durante muchos años” para lo cual es necesario, ha subrayado, el coche eléctrico con una volumen de producción de 350.000 vehículos “para seguir manteniendo nuestra empleabilidad”.

Conscientes de que el vehículo eléctrico puede suponer un impacto para el empleo, ya que “tiene menos piezas que montar y apenas necesita mantenimiento”, UGT y CC.OO. han propuesto que el proyecto industrial venga acompañado de uno social con una “garantía expresa de nuestros puestos de trabajo”. En este sentido, han destacado que el 50% de la plantilla de Volkswagen Navarra en los próximos 10 años habrá alcanzado la edad de 60 años. Por ello, han reclamado que este proyecto social contemple la prórroga del contrato relevo más allá de 2022, unido a un programa de formación específico hacia la electrificación.

Por otro lado, han reconocido que “no puede haber en cada comunidad una planta de baterías, pero se habla de dividirlas en dos: lo que es la fabricación de las celdas y su montaje”. Así, ha pedido tener una fábrica de montaje de celdas de baterías dentro de la planta de Volkswagen Navarra “para dar más trabajo y seguridad jurídica”.

Por su parte, Eugenio Duque, de CC.OO., ha resaltado que “el camino hacia la electrificación venía para 2030 pero en el último año se ha acelerado” y la industria de la automoción, debido a que “no son capaces de pagar el volumen de multas por el incumplimiento de la contaminación de la normativa europea”, ha decidido “pasar lo más rápido posible” a la producción “en masa” de coches eléctricos en 2025.

“Queremos que se sepa que estamos también preparados para hacer el coche eléctrico”, ha manifestado Duque, que ha destacado que “si viniera a Navarra vendría en 2026 con lo cual hay que estar preparados para un acuerdo de futuro” porque “hay que hacer modificaciones e inversiones unos tres años antes”.