Quantcast

Cómo hacer una lasaña de atún y verduras rápida y fácil en 20 minutos

¿A quién no le gusta la lasaña? Este platillo además de delicioso es súper versátil, las combinaciones que puedes hacer con él son infinitas. Sin contar que es una receta súper fácil de preparar, no importa si usas pescado, carne, mariscos, setas, vegetales. Lo importante es que la prepares a tu gusto ¿y por qué no? Acompañada de una deliciosa salsa casera para complementar.

Si eres amante de la lasaña y te gusta experimentar, entonces esta receta para lasaña de atún con verduras te encantará. Contiene todo lo que una buena lasaña debe poseer, incluso una rica salsa bechamel para chuparse los dedos.

Podrás prepararla para compartir con tu familia o amigos, por lo cual deberás prepararte ya que quedará de escándalo.

Ingrediente para la lasaña de atún con verduras

Ingrediente para la lasaña de atún con verduras

Con esta preparación podrás servir hasta para cuatro (4) personas, solo necesitarás contar con los siguientes ingredientes:

  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento rojo.
  • 2 zanahorias.
  • 2 cucharadas de olivas negras picadas.
  • 18 placas de lasaña.
  • 150 g de atún enlatado (peso escurrido).
  • 200 g de salsa de tomate.
  • Hojas de albahaca (preferiblemente fresca).
  • Queso mozzarella o emmental.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

Para la salsa bechamel:

  • ½ litro de leche.
  • 2 cucharadas de harina de trigo o fécula de maíz.
  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • Sal.
  • Oregano.
  • Pimienta.
  • Nuez moscada.

Preparación de la lasaña de atún con verduras

Ingrediente para la lasaña de atún con verduras

Preparación de la salsa bechamel:

  1. Comienza preparando la salsa bechamel, para ello deberás colocar una cazuela a fuego bajo. Añade la mantequilla y cuando esta se derrita agrega la harina o la fécula de maíz, revuelve hasta que se integren en una pasta homogénea y sin grumos.
  2. Integra la leche poco a poco mientras vas mezclando, no dejes de remover en ningún momento o se pegará en el fondo. Añade una pizca de cada especia, podrás condimentar al gusto.
  3. Una vez que tome una consistencia cremosa, aparta la bechamel del fuego.

Y listo, resérvala hasta que debas agregarla a la lasaña.

Preparación de la lasaña:

  1. Antes de comenzar asegúrate de saber el tipo de placas para lasañas que tienes, si son recocidas necesitarás dejarlas remojar en agua unos minutos. Asegúrate de seguir las indicaciones del fabricante.
  2. Pela la cebolla y las zanahorias. Limpia el pimiento y quítale las semillas.
  3. Corta todas las verduras, entre más finas mejor. Podrás usar un procesador para facilitar el trabajo. Aparte deberás picar la albahaca y deshuesar las olivas.
  4. Coloca una sartén a fuego bajo y añádele un poco de aceite, agrega las verduras y sofríe por 15 minutos con un poco de sal. No dejes que se quemen, estas estarán listas cuando se vuelvan tiernas.
  5. Escurre el atún enlatado y desmiga con ayuda de un tenedor, luego agrégalo a la sartén junto a las verduras y revuelve. Después añade la salsa de tomate e intégralo todo.
  6. Enciende el horno a 200°C.
  7. En una bandeja comienza a montar la lasaña, cubre la base con algunas láminas de pasta. Luego agrega una el sofrito de verduras con atún, y luego una capa de salsa bechamel. Continúa así hasta tener varias capas.
  8. Finaliza con una última capa de bechamel y agrega el queso a tu gusto.
  9. Reduce la temperatura del horno hasta 180°C y hornea la lasaña durante unos 20 minutos, notarás que está lista cuando el queso se haya dorado.

Y listo, solo deberás dejarla reposar unos minutos antes de cortarla y servirla.

Variantes de esta receta

Variantes de esta receta

Como ya se mencionó anteriormente, la lasaña es un platillo que posee múltiples variantes. Aunque también existen otras formas de prepararlas, como lo empleando recipientes redondos para porciones individuales. Esta forma es ideal para servirles a los más pequeños de la casa.

Además, si no consigues atún podrás probar con sardinas u otro tipo de pescados que puedas conseguir en conservas enlatadas. Por otro lado podrás agregarle más verduras y especias. Hay quienes incluso suelen decorar esta lasaña con huevos duros rebanados, ya que además de ser un buen elemento decorativo, también  le dan un mejor sabor y una mayor cantidad de proteína.

Consejos para la preparación de la lasaña

Consejos para la preparación de la lasaña
  • El secreto de un trozo de lasaña bien presentado consiste en prepararla con antelación. Podrás prepararla un día antes y al servirla el día siguiente, esta no se desmoronará al servirla.
  • Si la salsa bechamel se ha espesado mientras preparas la lasaña, podrás añadirle un poco de leche caliente para volverla más cremosa.
  • Para aprovechar más el sabor del queso, lo mejor es rallarlo directamente sobre la lasaña antes de meterlo al horno. Lo mejor es que si te sobra podrás usarlo para otras preparaciones pues durará por varios días.
  • Asegúrate siempre de leer las indicaciones del fabricante de las placas de pasta para la lasaña. No todas las lasañas precocinadas se preparan igual.