Quantcast

Alfonso Merry, el interiorista zen del nuevo Parador de León

  • Fundado en 2005 por Alfonso Merry del Val, Merry Desing Studio es un estudio de diseño de interiores especializado en el sector hotelero y de restauració.n
  • Entre sus últimos proyectos destaca el interiorismo del Parador de León, uno de los más emblemáticos de la red de alojamientos, ubicado en el histórico Hostal de San Marcos y reabierto a principios de diciembre con categoría de 5 estrellas Gran Lujo tras tres años de reformas y una inversión de 15 millones de euros.

Merry Desing Studio es un estudio de diseño de interiores con sede en Madrid y con experiencia en toda la península, en Francia y en China, principalmente, que en los últimos años se ha especializado en la creación de espacios singulares para la hotelería y la restauración. Sus trabajos conjugan las tendencias más vanguardistas con la elegancia de lo tradicional y se nutren de la pasión, la creatividad y la especial sensibilidad de un equipo multicultural y multidisciplinar que concibe el diseño como una herramienta que permite generar experiencias placenteras e irrepetibles.

Diseño
Alfonso Merry

«Ponemos el foco en las personas que van a vivir y a disfrutar los espacios y en las cosas que van a suceder en ellos más que en lo meramente estético», asegura su CEO y fundador, Alfonso Merry del Val. Gracias a esta filosofía humanista, la empresa ha sido elegida para llevar a cabo algunos de los proyectos más interesantes del momento, como la decoración del renovado Parador de León, uno de los emblemas arquitectónicos de la ciudad y la joya de la corona de la red de alojamientos turísticos que, después de tres años de trabajos de rehabilitación, acaba de reabrir sus puertas con categoría de 5 estrellas Gran Lujo y 51 habitaciones.

Un diseñador hecho a sí mismo

Merry Desing Studio fue fundado en 2006 por Alfonso Merry del Val, diseñador hecho a sí mismo y carismático líder que hoy dirige un equipo de siete profesionales jóvenes, entusiastas y procedentes de diferentes ámbitos, lo que les ha capacitado para abordar proyectos complejos y ofrecer a sus clientes soluciones integrales. Nacido en Madrid en 1969, Alfonso se licenció en Derecho por tradición familiar, pero desde pequeño siempre mostró un gran interés por el mundo del diseño y un talento innato para las bellas artes.

Diseño
Alfonso Merry

Imaginativo, tenaz y amante de lo ecléctico, en 1998 ideó Garage Regium, un multiespacio pionero en el Madrid de la época que integraba una tienda de objetos decorativos, un restaurante y una galería de arte que llegó a formar parte de ARCO. Los contactos y la experiencia adquiridos en esta etapa y un máster en diseño y mobiliario contemporáneo permitieron a Alfonso iniciar su carrera como interiorista, profesión que ha convertido en su modus vivendi.

Experto en hoteles

En sus orígenes, Merry Desing Studio desarrollaba un amplio abanico de actividades: diseño gráfico y de producto –es, por ejemplo, responsable del etiquetado del brandy de Jerez Platinum de Bodegas Tradición–; diseño de mobiliario y diseño de interiores para retail, viviendas particulares y oficinas ­­–las de la inmobiliaria londinense Savills o el coworking Espacio Cápsula llevan su firma–. Sin embargo, a partir de 2011, cuando recibió el encargo del interiorismo del primer hotel, la firma se especializó en el ámbito hostelero.

Merry
Parador de León

Entre sus trabajos más destacados dentro de este sector se encuentran los Paradores de Lérida, Lorca (Murcia) y León; algunos de los hoteles de la cadena familiar Vincci –como el Consulado de Bilbao, el Baixa de Lisboa o el nuevo Vincci de la plaza Molviedro de Sevilla, donde trabajan en el diseño de las zonas comunes–; los hoteles ICON Casona 1900 en Madrid y Unique en Málaga; los restaurantes del complejo Villaitana de Meliá en Benidorm o los dos futuros establecimientos Iberostar en Ibiza, Galeón y Cartago.

Parador de León

 La originalidad, la búsqueda de la belleza, la armonía entre vanguardia y tradición y el cuidado de los pequeños detalles forman parte del ADN de Alfonso Merry del Val y de su equipo. «Experimentamos con las tendencias, con las formas, con los materiales y, sobre todo, con las ideas» en pro de crear espacios singulares y con alma. Y lo hacen desde un punto de vista conceptual y experiencial: «Vemos el diseño de interiores como un medio para trasmitir emociones y generar bienestar en el cual el foco no está en lo estético, sino en la persona que lo vive y lo disfruta, así como en las experiencias que se comparten en él».

Merry
Parador de León

Esta manera de concebir el diseño les ha inspirado en la decoración del nuevo Parador de León, su proyecto cumbre, donde han conseguido respetar la austeridad y la riqueza cultural del histórico Hostal de San Marcos y, al mismo tiempo, adaptarse a las exigencias del viajero actual. «El lujo es confort y es sencillez», asegura Merry del Val, quien ha planteado un interiorismo «que integra calidad y bienestar, realza la historia, el arte y la artesanía española» y ofrece un delicado contraste entre lo clásico y lo contemporáneo. «El Hostal de San Marcos es tan potente que la decoración no se debe notar, como cuando se restaura un cuadro», asegura. También ha apostado por la sostenibilidad al recuperar más de 600 piezas del antiguo Parador que se han reutilizado como por ejemplo unas antiguas puertas que se han transformado en cabeceros de las nuevas habitaciones.

Materiales de calidad

El Hostal de San Marcos «es arte en sí mismo» y, por ello, tanto la gama cromática como la iluminación han sido claves para realzar la monumentalidad en el interior y, especialmente, en el nuevo atrio, donde sobresale el techo de Lucio Muñoz como elemento artístico principal. En los dormitorios se ha elegido una paleta de color neutra, en las zonas comunes tienen más protagonismo los tonos azules y en la terraza, punto neurálgico del Parador, se ha apostado por tonos verdes para alinearla con la arboleda y la ribera del río.

Marry
Parador de León

Destacan la labor en el diseño de las alfombras de Paul Heredia, que se ha inspirado en las obras de la colección contemporánea del Parador, y la reedición de una tela de los años 50 de Arcadio Blasco, coetáneo de Lucio Muñoz y del resto de artistas contemporáneos cuyas obras pueden contemplarse en el Hostal de San Marcos. La tela, de la firma Gastón y Daniela, se encuentra en las cortinas del comedor de desayunos.