Quantcast
martes, 27 julio 2021 17:20

Alpine y Ferrari: los frentes a resolver por Fernando Alonso y Carlos Sainz en la temporada 2021

El año 2021 se presenta realmente emocionante y lleno de grandes descubrimientos en una temporada de Fórmula 1 que está con puntos muy interesantes. Desde el lado global, vemos que Mercedes intentará ampliar más su nombre en los libros de historia de la competición, peleando con Red Bull y Honda, quienes cierran su última etapa en alianza. Pero en España el motivo no es otro que Fernando Alonso y Carlos Sainz, quienes se medirán cara a cara con opciones muy altas de hacer cosas notorias.
Y es que, en esas, ambos pilotos marcarán desde ya un año a prestar consideración. Ya no sólo porque los dos tendrán grandes oportunidades de medirse en pista, sino porque además, sus coches están en momentos de ascenso, por lo que la rivalidad será máxima. Uno en Alpine (Renault), y otro en Ferrari. De un lado, Carlos Sainz, que optará a devolver a Ferrari los puestos de cabeza y victorias que perdió en 2020. Y por el otro Fernando Alonso, que regresa a la Fórmula 1 para sumar alicientes y encontrar por fin su tercer título. Conocemos sus retos.

La gestión de la ambición asturiano también será clave para mejorar el coche

En el caso de Fernando Alonso, no es difícil imaginar que con el Alpine F1, heredero del Renault, estará de nuevo cerca de los puestos de cabeza, como lo estuvo en la etapa anterior en Enstone, de 2008 y 2009. La marca del rombo fue mejorando sus prestaciones en la segunda mitad del año.

Ahora, y tras dos años con la base del mismo motor, el de 2019, que dio en su días un gran salto de unos 30-40CV respecto al de 2018, Renault va a centrarse de nuevo este año en mejorar un propulsor que, con la esperada congelación que se espera para el final de 2021, debe llegar a 2025-26 sin casi ningún cambio, salvo los que se permiten por fiabilidad.

Será importante ver cómo gestiona y proyecta su ambición de cara a la opinión pública, porque fijarse unas metas demasiado altas para el potencial de Enstone quizá quite valor a sus actuaciones por más meritorias que sean. Según pasan los años más se acepta que son los intangibles los que hacen indiscutible el peso que tiene en este deporte, no el palmarés por el palmarés.