Quantcast

Cómo hacer una deliciosa lasaña de espinacas y pollo

La lasaña de pollo, o lasagna en italiano, se le dice a una pasta, la cual es en láminas, y que generalmente, se emplea en la cocina italiana en la elaboración de un plato el cual lleva el mismo nombre, es decir, lasaña. Por lo general, al referirse a lasaña, nos referimos a la receta en la cual se intercalan capas de láminas de pasta, con una salsa boloñesa, o salsa de carne y bechamel.

Teniendo como base esta receta, las variaciones al preparar lasañas son muchas, ya que, se puede preparar con verduras como brócoli, calabacín, berenjenas, o con otros tipos de carnes como pollo, conejos, e incluso, pescado, siendo muy común la de atún.

Sea cual sea la lasaña elegida a preparar, siempre se utilizan las láminas de pasta, y la salsa bechamel en las que se suele intercalar, una gran variedad de rellenos. En esta receta, el relleno será a base de espinacas y pollo. Además, se puede considerar una receta de aprovechamiento, es decir, se utilizará restos de algún asado de pollo o pavo, y espinacas.

Preparación de lasaña de espinacas y pollo

Preparación de lasaña de espinacas y pollo

La excelente combinación que aporta la carne cocida en su jugo, y las espinacas, aunado a la cremosidad de la bechamel, hacen inolvidable esta receta. Puede utilizarse el pollo a la parrilla o a la plancha, asegurándose de desmenuzarlo. Posteriormente, se aumentará su gusto dejando que se cocine con un buen refrito de cebolla, ajo y vino blanco.

Ingredientes

  • 20 láminas de lasaña o lasagna Garofalo.
  • 500 gr. pollo asado (o pechuga de pollo).
  • 300 gr. espinacas congeladas.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • ½ vaso de vino blanco.
  • 300 gr. queso Arzua-Ulloa (u otro queso mantecoso).
  • 800 ml. de leche.
  • 3 cucharadas colmadas de harina.
  • Sal.
  • 50 gr. mantequilla.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Nuez moscada.
  • Queso rallado al gusto o mozzarella.

Preparación de la lasaña de pollo y espinacas

Preparación de la lasaña de pollo y espinacas

Pollo y espinaca

  1. Primeramente, si se va a utilizar los restos de pollo de un asado, lo que se debe hacer, es asegurarse de limpiar bien la carne, eliminando todo rastro de piles o huesos que pueda contener, además de desmenuzarla, y para ello se puede usar un cuchillo.
  2. En caso de utilizar una pechuga fresca, se debe cocer en agua con sal durante media hora, o si se prefiere, freírla en filetes. En cualquiera de las dos opciones, se debe desmenuzar, y seguidamente se reserva.
  3. Si las espinacas que se van a utilizar en la receta están congeladas, se debe descongelar desde el día anterior. Se debe escurrir toda su agua, para ello, se deja unas horas en un colador, y se deben secar lo más que se pueda.
  4. Si se utilizarán espinacas frescas, solo se deben limpiar, lavar y secarlas.
  5. A continuación, se pican las cebollas en julianas y los ajos en trozos pequeños.
  6. Se coloca la sartén a calentar, añádele aceite de oliva, seguidamente, coloca la cebolla y los ajos rehogándolos durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que estén transparentes.
  7. Seguidamente, se incorpora la carne de pollo previamente desmenuzada, se integra con la cebolla y se deja cocer de 4 a 5 minutos a fuego medio.
  8. Se añaden las espinacas las cuales deben estar bien escurridas, y se repite el procedimiento. Se deja cocer durante 1 ó 2 minutos, comprobando la sal.
  9. A continuación, se debe agregar el vino, permitiendo que se evapore el alcohol cocinándose con el resto de los ingredientes, se debe dejar cocer de 3 a 4 minutos.
  10. En otra sartén, se debe poner a calentar la mantequilla, cuando se haya derretido se añade la harina junto con una pizca de sal. Sin dejar de remover con ayuda de una cuchara de madera, se cocina la harina durante 2 a 3 minutos.
  11. Ayudándote con unas varillas, remueve constantemente la mezcla, a la cual, se le va añadiendo la leche en pequeñas cantidades hasta que se logre integrar con la harina, y luego con cantidades mayores.
  12. Se debe tomar en cuenta que la salsa bechamel se vaya cocinando poco a poco, asegurándose de agregar pocas cantidades de leche al principio, y remover constantemente.  
  13. Cuando la salsa ya esté bien integrada y sin grumos, con la textura deseada, se debe añadir la nuez moscada, dejándola cocinar durante 1 ó 2 minutos. Finalmente, pasado el tiempo, se retira del fuego.
  14. También puedes realizar la salsa bechamel en el microondas, o en la Thermomix

Preparación de la lasaña

Preparación de la lasaña
  1. Se debe poner a cocer las láminas de pasta para la lasaña, teniendo la precaución de guiarse por las indicaciones del fabricante.
  2. En una bandeja profunda apta para horno, se coloca una primera capa de lasaña, asegurándose que quede toda la base cubierta.
  3. Seguidamente, se debe distribuir la mitad de espinacas y pollo, y se vierte una buena capa de salsa bechamel por encima de ésta, se reparten porciones de queso en dados, y se vuelve a repetir la operación, es decir, colocar lasaña, relleno, bechamel y queso.
  4. Se debe cubrir con la última capa de lasaña, y se vierte el resto de la salsa bechamel, asegurándose que toda la superficie quede cubierta. Se espolvorea con queso rallado, además, se reparte el resto del queso en dado y estará lista el montaje de la lasaña.
  5. El horno debe estar precalentado a 180ºC, se introduce la lasaña, y se hornea durante 25 minutos.
  6. Si se observa que el queso se tuesta demasiado, se puede cubrir durante la mitad del proceso utilizando papel de aluminio.

Finalmente, se puede servir la lasaña como plato único acompañada de una ensalada de tomate y cebolla, obteniendo una comida equilibrada y completa.