Quantcast

Qué es cruising

Cruising es un término que hace referencia a las prácticas sexuales y tiene origen cultural en la comunidad LGBT. Esta frase se utiliza para hacer referencia a la práctica sexual en lugares públicos. Es decir parques, calles solitarias, entre otros.

El cruising hace referencia a la persona que va caminando o conduciendo por algún lugar público y tiene sexo. No de forma pública pero si en lugares públicos, mayormente en horarios nocturnos y manteniendo el anonimato.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES BIG DATA Y CÓMO FUNCIONA

Se dice que el cruising proviene del término kruisen, una palabra secreta que utilizaban las personas gay anteriormente. Esto a fin de identificarse entre sí y tener encuentros evitando los ataques por conservadores o incluso atacantes que estaban en contra.

En la actualidad el cruising se usa muy poco, pues hay incluso aplicaciones que hacen posibles los encuentros entre personas del mismo sexo. Incluso también el cruising se da entre personas heterosexuales, y estas aplicaciones también permiten el encuentro entre sí.

Historia del cruising

Historia del cruising

Se dice que el cruising nació de la necesidad de poder tener relaciones entre las personas del mismo sexo. Esto debido a que hubo una época en la que la homosexualidad era perseguida y posteriormente castigada.

Las personas que estaban atraídas por su mismo sexo eran sometidas al escarnio público y recibían castigos por atentar ‘la moralidad’. Hombres y mujeres , solteros , casados o con hijos y que vivían una ‘doble vida’ estaban sometidos.

Nadie podía decir ni manifestar su gusto por personas del mismo sexo, pues las consecuencias eran grandes. Justamente allí surgió el cruising, para que de forma anónima y casual se pudiese tener encuentros sin temor a represalias.

Historia del cruising

Mayormente en la antigua Roma, los encuentros se daban en los baños públicos. A través de esa palabra clave se podían encontrar sin ningún problema.

Su origen algunos aseguran que viene de Kruisen que quiere decir cruz y hace referencia a cuando dos personas se cruzan en un determinado lugar. Otros aseguran que el término proviene de un bar llamado ‘Booze n’ Cruise’

Este bar se encontraba fuera de la población estadounidense de Albuquerque en el estado de nuevo México. Dicho lugar en 1970 era una parada obligatoria para los homosexuales que tenían encuentros furtivos.

Nadie ha confirmado cuál es el verdadero origen pero lo que es cierto es que por mucho tiempo fue la frase para identificarse entre sí.

A pesar de que el cruising se ha considerado desde la antigüedad una práctica únicamente de homosexuales, cada vez son más los heterosexuales que frecuentan lugares para tener experiencias nuevas y diferentes.

Justamente y debido a la aceptación , existen aplicaciones móviles que funcionan para encontrarse con personas del mismo sexo o hetero y tener experiencias furtivas. En Europa, por ejemplo, en los parques o plazas boscosas es común encontrar parejas divirtiéndose con esta actividad.

Cruising en la actualidad

Cruising en la actualidad

Como lo hemos mencionado, la práctica o mejor dicho el uso de la palabra para identificarse quedó en el pasado. Actualmente hay infinidad de vías para tener dichos encuentros y que terminen siendo exitosos.

En muchos países esta práctica aún está prohibida y de hecho muchas veces quienes se atrevan a tener encuentros públicos son detenidos.

En otras zonas donde sí está permitido, los implicados corren peligro ante los ataques y robos. Pues es sabido que algunos malhechores les gusta acudir a las zonas que concurren las personas que practican el cruising para atentar contra ellos.

Por ello algunas zonas que son para dichos encuentros tienen un discreto control policial a fin de evitar irregularidades. Pero a muchos les parece poco atractivo pues el encanto del cruising es precisamente la adrenalina de estar en lugares públicos sin que nadie te vea.

Alrededor del mundo existen encuentros tanto de heteros como de homsexuales. Lugares públicos en países donde quizá no está tan permitido, pero encuentros a fin de cuentas. Actualmente esta práctica además de divertida suele ser una actividad diferente para todas las parejas.

Pues muchas parejas se involucran en el mundo del cruising solo por el hecho de divertirse un poco y sentir la adrenalina que esta práctica supone. Salir de la rutina y darle un poco de chispa a la relación también es aceptable.

Por ello es que actualmente no solo es una práctica única de la comunidad LGBT, también es de personas y parejas heteros que buscan un poco de diversión.

Aplicaciones para encuentros

Aplicaciones para encuentros

Con respecto a las aplicaciones, Gays cruising es una web que cuenta con una función GPS que ubica entornos que practican dichos encuentros en toda España. También hay aplicaciones como Tinder que permiten encuentros furtivos entre heteros, recuerda que solo se debe colocar el país al que perteneces y listo.

Mientras que algunas aplicaciones conocidas entre homosexuales son:

  • Grindr
  • Recon
  • Bender
  • Gaydar
  • U4bear
  • Manhunt
  • Scruff

Mayormente todas funcionan con mecanismo de rastreo, de manera que los resultados siempre te arrojaran hacia las personas más cercanas.