Quantcast

Cómo hacer una bechamel espesa para las croquetas

Una bechamel espesa es una excelente opción para acompañar unas deliciosas croquetas, las cuales son muy versátiles en la cocina española. Una salsa bechamel espesa, más allá de los ingredientes utilizados para sazonarla, su base debe ser sabrosa y consistente.

Dado que se requiere una bechamel espesa, se debe tener en cuenta utilizar mayor proporción en la cantidad de harina.

Proceso para hacer una bechamel espesa

Proceso para hacer una bechamel espesa

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera.
  • 50 gr. de mantequilla.
  • 60 gr. de harina de todo uso.
  • Para acompañar a la bechamel base de las croquetas: el relleno elegido, jamón, bacalao, pollo, bonito, atún, queso… el que más te guste.
  • Opcional: 20 ml de aceite de oliva virgen extra y media cebolla.
  • Sal (al gusto de cada casa.

Elaboración de salsa bechamel espesa

Elaboración de salsa bechamel espesa

Por lo general, para la salsa bechamel se utiliza mantequilla, (aunque es mejor la margarina), harina de trigo y también leche. La proporción de cada ingrediente seria: la misma cantidad de mantequilla que, de harina, más esa cantidad por 4 de leche.

Para que quede una salsa bechamel espesa, se debe tener en cuenta utilizar por cada litro de leche de tres a cuatro cucharadas de harina, así como tres cucharadas de mantequilla. Para poder realizar su elaboración sigue los siguientes pasos:

  1. Primeramente, se cocina la cebolla con la mantequilla, hasta que la cebolla quede transparente.
  2. Seguidamente, se incorpora la harina previamente tamizada, esto debe hacerse poco a poco, con esta preparación se realiza el roux.
  3. A continuación, se vierte la leche, removiendo mientras se va incorporando, de esta forma se va formando la salsa bechamel espesa.
  4. Luego se debe aderezar añadiendo la sal, pimienta, y también la nuez moscada. Se debe tener la precaución de tener en cuenta, que, si se preparan croquetas de jamón ibérico, se debe tener control sobre la cantidad de sal.
  5. Una vez haya alcanzado el punto deseado, y se hayan incorporado todos los ingredientes, se vierte la salsa en una fuente para que enfríe a temperatura ambiente, se debe cubrir la fuente con papel film y se lleva a la nevera hasta el otro día.

Rica bechamel espesa en el microondas en menos de cinco minutos

Preparar una salsa bechamel en el microondas, es lo ideal cuando no se dispone de mucho tiempo, o cuando se necesita preparar poca cantidad, para una receta específica, o cubrir un ingrediente principal. Por lo general, la salsa bechamel es una elaboración que se prepara con un roux de mantequilla y harina, además de incorporar la leche poco a poco. En esta receta se aprenderá la forma de hacerla de una manera más fácil, y en tan solo de 3 a 4 minutos.

Ingredientes

  • 30 gr de mantequilla.
  • 10 ml aceite de oliva virgen extra.
  • 350 ml de leche entera.
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto
  • 30 gr de harina de trigo.

Preparación

  1. En un bowl que sea apto para microondas, se añade la mantequilla, el aceite de oliva, la sal, pimienta, la sal, pimienta, una pizca de nuez moscada y también se agrega la harina, luego se mezclan todos los ingredientes ligeramente con ayuda de una varilla.
  2. Seguidamente, se introduce el bowl en el microondas, y se cocina a máxima potencia durante 1 minuto.
  3. Transcurrido el tiempo estimado, se retura el roux del microondas y se remueve bien, en este momento se debe agregar la mitad de la leche entera.
  4. Se debe mezclar ligeramente mientras se integra la leche, y se vuelve a introducir el bowl en el microondas por otro minuto, siempre a potencia máxima.
  5. A continuación, se retira nuevamente del microondas, se remueve bien con las varillas, asegurándote que quede una mezcla homogénea. Se continúa agregando el resto de la leche, y por último se introduce un minuto en el microondas y pasado el tiempo, la bechamel estará espesa y lista.

Motivado a que cada microondas tiene su grado de potencia, por lo que se debe ajustar la salsa bechamel, es decir, bien sea aumentando, o disminuyendo la temperatura, hasta conseguir el espesor deseado.

Se sugiere dar nuevas tandas de un minuto, removiendo ayudándote con unas varillas eléctricas o manuales.

Sugerencias para tu bechamel para croquetas

  • Si deseas la salsa bechamel más sólida o más líquida, se deberá probar con las proporciones de los ingredientes, hasta lograr la consistencia deseada.
  • Para utilizar con croquetas, debe ser salsa bechamel espesa.
  • Si observas que la salsa bechamel está a punto de hervir y aún no ha espesado, retírala del fuego, continúa removiendo, y luego coloca a fuego bajo para que no pierda cuerpo, pero de esta forma se evaporará el líquido.
  • Al hacer una salsa bechamel, se debe tener en cuenta que cuando se enfría espesa mucho más.
  • También se puede hacer con leche de soja si no puedes consumir leche, tendrá un toque más dulce, pero sale rica igualmente.
  • Puedes sustituir la harina de trigo por maicena o por harina de maíz.
  • La nuez moscada debes agregarla muy poco ya que, su sabor es demasiado fuerte.
  • Para hacer la salsa sin lactosa, solo debes eliminar la mantequilla ya agregar más aceite.
  • Si no vas a utilizar la salsa bechamel al momento, colócale papel film por encima tocando la crema, esto evitará que se formen costras. Ingrésala a la nevera hasta su utilización.

También puedes realizar unas patatas con bechamel, para conocer la elaboración presiona clic aquí