Quantcast

Cómo hacer frutas desecadas en casa

Si te gustan las frutas desecadas, hacerlas en casa es una buena opción, ya que son, además de saludables, muy ventajosas. Las frutas desecadas son tendencias, ya que su proceso de elaboración permite que se conserven mejor.  Cuando un alimento se deseca pierde casi la totalidad del agua, que tiene. Lo que evita la proliferación de microorganismos, siendo de esta manera más seguro su consumo. Además, la preservación de los alimentos es más eficaz y duradera.

El desecado de las frutas, se basa en dejar solo de un 4 a un 8% de agua de los alimentos, retirando el resto, logrando de esta forma evitar la oxidación, así como la proliferación de bacterias. Para su conservación, simplemente se deben mantener en bolsas cerradas.

Diferentes métodos para lograr las frutas desecadas

Diferentes métodos para lograr las frutas desecadas

Primeramente, sin importar el método que se vaya a utilizar, es asegurarse que las frutas estén en su punto máximo de maduración, retirando las imperfecciones o partes dañadas. Se deben retirar así mismo, las semillas y las partes más fibrosas. Finalmente, se cuecen para lograr eliminar cualquier enzima o microrganismo que facilite su oxidación.

Las frutas desecadas al sol

Las frutas desecadas al sol

Este método, considerado tradicional, ha sido utilizado por excelencia para el secado de las frutas. Se debe tener en cuenta que la temperatura debe ser mayor a 29ºC, y que el aire circule por debajo de los alimentos, para ello, es recomendable colocarlos sobre una rejilla, o en todo caso, colgarlos de una cuerda, además se deben cubrir con una gasa o una tea muy fina logrando así evitar a los insectos.

Generalmente, en dos días se tendrán frutas desecadas. Este periodo de tiempo es aproximado, ya que se confirmará un desecado completo, cuando se vea que ya la fruta está seca.

Proceso para las frutas desecadas en el horno

Proceso para las frutas desecadas en el horno

Las frutas desecadas en el horno, es uno de los métodos más fiables para conseguir excelentes resultados en poco tiempo, ya que el horno permite conseguir la temperatura adecuada, para lograr un secado en forma uniforme. Para poner en práctica este método se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Primeramente, la temperatura del horno no debe ser mayor a 55ºc, a continuación, se debe colocar la fruta sobre una rejilla, y se introduce al horno teniendo la precaución de voltearla cada 20 a 30 minutos, esto hasta verificar que ya estén secas. El proceso tiene una duración aproximada entre 2 a 4 horas.
  2. Lo más importante de este proceso, es que la temperatura debe ser constante, asegurándose que nunca aumente los 55ºC. Esto puede presentarse como un problema en determinados hornos, los cuales no admiten temperaturas tan bajas.

Utilizando un deshidratador o desecador

Utilizando un deshidratador o desecador

Si eres de los que le gustan las frutas desecadas, y disfrutas realizando el proceso. Los desecadores tienen mucha capacidad, ya que permite secar muchas frutas de una de sola vez. Mucho de los desecadores poseen un temporizador, dado que lo único que se debe hacer es introducir las frutas. El proceso de desecado es sencillo y muy gratificante.

Cómo se realiza el proceso

Cómo se realiza el procedo de las frutas desecadas

Cualquier fruta se puede desecar bien sea desde fresas, e incluso manzanas, piñas, naranjas, limones, entre otros. Para desecar las frutas en forma casera, se requieren unos 10 días, aunque el proceso es sencillo de realizar, lleva su tiempo. A continuación, se explica el proceso para realizarlo paso a paso.

  1. Primeramente, se debe cortar las frutas en rebanadas finas, de aproximadamente 1 mm de ancho.
  2. Seguidamente, debes colocarlas en una bandeja refractaria, o en su defecto, sobre una base de papel de aluminio.
  3. A continuación, se debe colocar la bandeja en el horno, y se coloca a baja temperatura, teniendo la precaución de darle vuelta de vez en cuando, así como controlar la temperatura para que no se queme.
  4. Se debe tener en cuenta, que cada fruta requiere un tiempo diferente, el cual va en función según la cantidad de agua que contenga, siendo un promedio de 3 a 6 horas, si prefieres puedes dejar las frutas ese mismo tiempo en el sol.
  5. Cuando ya las frutas estén secas, se dejan enfriar, y se deben guardar en un recipiente se sugiere que el envase sea de cristal.

Las frutas desecadas y sus propiedades nutricionales

Las frutas desecadas como las uvas, ciruelas pasas, los dátiles, e higos, entre otros, siguen manteniendo su aporte energético, por lo general, no supera las 300 calorías por cada 100 gr, sino que además, tiene la capacidad de concentrar nutrientes que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento.

Una característica común, que presentan las frutas desecadas, es su alto contenido en fibras el cual puede variar desde los 5 gr, hasta los 18 gr por cada 100 gr. Lo que las hace un excelente alimento para prevenir el estreñimiento, y favorecer el funcionamiento intestinal.

Las frutas desecadas son además una buena fuente de hierro, entre estas frutas destacan el orejón de melocotón, y el higo seco, pudiendo sumar además calcio a la dieta, las frutas que más concentran este mineral es el higo seco y las uvas pasas.