Quantcast

Cómo evitar que tu coche se hiele en invierno

El invierno se ha caracterizado por ser una de las épocas del año más temidas por muchos de los conductores que tienen coche. Sobre todo, para todos aquellos que no disponen de una plaza de garaje y tienen que dejar el coche en plena calle. Durante esta época los principales enemigos son las lluvias y nevadas, los fuertes vientos generados por las lluvias. Y las temidas heladas que pueden terminar dañando los parabrisas y demás cristales del coche.

En este artículo aprenderás cómo evitar que tu coche se hiele durante esta época del año. Así evitarás pasar por cualquier problema que se te pueda presentar con los cristales o parabrisas helados. Tienes que recordar que la seguridad es lo más importante, en caso que tu coche esté helado. Si lo llegase a estar no debes de emprender hasta que hayas quitado por completo todo el hielo que lo cubre.

El invierno en gran parte del mundo ha llegado de repente, lo que genera unas bajadas de temperaturas muy importantes. Por lo que, si tienes que estacionar en la calle, no está demás que aprendas algunos trucos caseros para eliminar o evitar que tu coche se hiele durante toda esta temporada.

Colocar una manta, protector de parabrisas o cartón en tu coche

colocación de manta en el coche

Es uno de los sistemas más eficaces para proteger el coche durante la época de invierno. Esto ayudará evitar que se formen hielos en los parabrisas, solo debes de colocar un protector encima de todo el cristal. Ayudará a que no se formen roció o la acumulación de nieves, la colocación de manta o cartón también es eficaz. Pero estos deben de colocarse entre las escobillas y los parabrisas, para que se estén en contacto lo más posible con el cristal.

Además, estos servirán para sujetarlos y que no se vuelen con el viento. Si puedes hacerlo, trata de pillar aquellos que sean usados con las ventanillas laterales para que tengan más sujeción. También puedes usar protectores de parabrisas que sean específicos, estos no cuestan mucho dinero y cumplen la función muy bien.

Cuando vayas a comprar unos protectores de parabrisas para tu coche, es recomendable que selecciones uno que incluya las fundas para los retrovisores. Así no tendrás que eliminar el hielo de ellos o proceder a limpiarlos antes de ponerte en marcha.

El uso del vinagre para proteger el coche durante esta época de invierno

usos del vinagre en el coche

Es considerado un viejo truco, que probablemente es desconocido para muchas personas. Algo tan simple de preparar en casa es una pequeña disolución de agua con vinagre, con la cual se puede pulverizar el coche. Esto se aplica en el momento que se aparca el coche, es considerado uno de los métodos efectivos y con un efecto anti helada muy potente. Este funciona gracias a que el vinagre está conformado por un PH muy ácido, que ayuda a que el agua se acumule de forma de hielo.

Sobre todo, en las superficies de vidrio y el cristal, en cualquiera de los casos, no debes de esperar milagros porque no es casi efectivo como colocar un protector sobre el cristal. El vinagre se crea como una capa protectora, lo que genera que se pueda quitar con mucha más facilidad con la lluvia o la nieve. Este es completamente efectivo si el clima es frío, pero lo suficientemente seco.

Como no puedes saber qué es lo que pueda pasar de noche, es preferible que descartes esta opción si no tienes a mano un protector de parabrisas. Peor de los casos puedes utilizar un cartón o una manta vieja que no utilices para cubrir el coche. Este es un método aceptable si el coche tiene un techado o cualquier cosa que lo proteja del tiempo en que le quites el vinagre.

Restregar una patata por los parabrisas

uso de la papa en el coche

En este caso, puedes utilizar una patata para proteger tu coche durante esta época de invierno. Solo debes de cortarla por la mitad y se la pasa por los parabrisas de tu coche. Otra vez la química juega a nuestro favor con este simple método, que también evita que se formen hielos en los parabrisas. Tienes que recordar que, si usas este sistema tanto como el vinagre, solo funcionará si no llueve o nieva hasta el punto que se elimine la capa protectora.

Debes de recordar que las ventanillas delanteras también deben estar limpias de hielo y sin nieves, antes de proceder arrancar. Por eso es recomendable que utilices los trucos de patatas o el vinagre para el coche. Aunque así uses protectores para los parabrisas, estos ayudan a proteger los cristales laterales de las heladas.

¿En caso que exista hielo en los parabrisas?

parabrisas

Si ya el mal está hecho, debes de ponerte a limpiar el hielo del coche. Es una tarea complicada si las temperaturas son muy bajas y si la capa de escarcha es muy gruesa. Para estos casos es recomendable utilizar un rascador de plástico, aunque si no los tienes puedes usar una carátula de CD. También otro objeto que esté hecho de plástico duro, puedes utilizar una tarjeta.

En caso de que no logres eliminar el hielo con facilidad, puedes aplicar unos trucos que te ayuden a salir con facilidad. Puedes usar anticongelantes de motor o el mismo alcohol, en algunos casos puedes usar la combinación de ambos. Estos deben de estar mezclado con agua, para poder quitarle un poco de dureza al hielo antes de proceder a rascar.

Lo que no debes de hacer es quitar el hielo de los parabrisas del coche con agua caliente o tibia. Ya que, un cambio de temperatura puede generar que el cristal se rompiera por completo. Otra de las cosas que no se debe de hacer es usar sal para intentar diluir el hielo, solo ocasionará que se siga helando.