Quantcast

Cómo cortar la sangre de una herida

Los accidentes ocurren constantemente, y en ocasiones las victimas pueden sufrir heridas que ameriten tratamiento para cortar el flujo de sangre. Es vital actuar con rapidez durante estas circunstancias. Para ello existen algunas maneras de detener el sangrado y de esta manera mantener bajo control la situación sin muchas complicaciones.

Debes tener en cuenta que el sangrado excesivo puede causar que la persona entre en estado de shock, pueda sufrir de daños en el tejido o en órganos importantes, lo que podría ser una causa de muerte. En esta guía encontrar algunas formas de cortar el sangrado dependiendo de la gravedad de la herida.

Cortar la sangre de una herida superficial

Herida superficial

Lo primero que debes hacer es limpiarte con agua. El agua fría no solo funciona para limpiar una herida, también ayuda a detener el flujo de sangre. Esto se debe a que las bajas temperaturas del agua comprimen los vasos sanguíneos, por lo que detiene el sangrado y al mismo tiempo limpia. El agua tibia también funciona pues cauteriza la herida y deja que se coagule la sangre. Puedes tomar una ducha en caso de que presentes varios cortes por todo el cuerpo. Y recuerda que no es recomendable usar agua fría y caliente al mismo tiempo, solo a una temperatura.

Otra opción es la de usar vinagre blanco, esto se debe a que sus propiedades astringentes ayudan a limpiar y desinfectar los cortes, sin contar que también coagulan la sangre. Para los rapones o cortes superficiales puedes humedecer una bolita de algodón con un poco de vinagre y luego solo tendrás que frotarlo suavemente hasta que la sangre se detenga. Es posible que te arda un poco pero es muy efectivo.

Usar un poco del gel del aole vera no solo ayuda a detener el sangrado de un corte leve, sino además alivia el dolor mientras previene la proliferación de bacterias debido a sus propiedades antisépticas. Al mismo tiempo ayuda con la regeneración de tejido por lo que evitará que quedes con alguna cicatriz.

La vaselina también es bastante efectiva para detener el sangrado de los cortes, y solo tienes que aplicar un poco sobre la herida y de inmediato se detendrá el sangrado. Esto se debe a que la textura cremosa de la vaselina detiene el flujo sanguíneo, y al mismo tiempo le permite a tu cuerpo que comience a coagular la sangre.

Aplicar un poco de fécula de maíz o maicena también funciona de maravilla. Deberás rociar un poco sobre el corte para detener el sangrado y una vez que haya parado puedes limpiarte con abundante. No es recomendable que te apliques la maicena mientras te frotas o podrá causarte más ardor, lo mejor es que solo apliques un poco de presión. De esta forma se pueda acelerar un poco el proceso.

Una vez que hayas aplicado alguno de estos métodos, puedes usar un vendaje esterilizado sobre el corte, de esta forma se mantenga limpio y prevenga cualquier sangrado.

Cortar la sangre de una herida profunda

Detener sangrado en herida profunda

Lo primero que debes hacer es acostar a la persona lastimada, esto ayuda que se reduzcan las posibilidades e que entres en shock. Elevar las piernas o apoyar la cabeza sobre algún objeto ayuda bastante. Luego debes chequear su respiración y su pulso antes de continuar.

Procede a limpiar la herida, esto te ayudará a eliminar el exceso de sangre y podrás localizar el corte. Ten en cuenta que no debes limpiar exageradamente, solo lo necesario. Recuerda que tu prioridad es cortar el sangrado.

Presiona de manera firme sobre la herida hasta que se detenga el sangrado. Los vendajes o algunos trozos de prenda so de bastante utilidad. Pero en caso de que no cuentes con ninguno tendrás que usar tus propias manos para ello.

Corte profundo en extremidad

Herida profunda

Si la herida se encuentra en alguna de las extremidades, es importante que la eleves por encima del corazón, de esta forma detendrás en sangrado abundante. Pero de sospechar que hay alguna fractura o que el hueso se la ha roto, lo mejor es que no muevas la extremidad afectada.

Para detener el sangrado de alguna extremidad lo más recomendado es que ates alguna cinta o uses algún trozo de prensa para envolver el corte y presiona.

Herida por objeto

Herida por objeto

En caso de que un objeto grande se encuentre clavado en la herida, como un trozo de cristal, una rama o un cuchillo, no lo quites pues es posible esté deteniendo el flujo de sangre  y retirarlo podría empeorar la situación. En este caso lo mejor es que uses algunos vendajes alrededor del objeto en cuestión y aplicar un poco de presión, teniendo cuidado de no empujarlo más.

Asegúrate de que no haya filtraciones de sangre. Coloca más gasa o vendajes en caso de que notes que la sangre se esté filtrando. Pero asegúrate de no usar demasiado o puedes terminar reduciendo la presión sobre el corte. Si vez que el vendaje no está funcionado, quítalo y envuelve de nuevo. Cuando notes que no haya fugas, sigue presionando hasta que el sangrado se detenga por completo.

Usar los puntos de presión

Puntos de presión para detener sangrado

En caso de que el sangrado no se detenga al presionar sobre el corte, puedes aplicar un poco de presión sobre uno de los puntos de presión mientras presionas sobre la herida. Usa los dedos para presionar los vasos sanguíneos contra el hueso.

  • La arteria poplítea está detrás de la rodilla y se aplica presión en este punto para detener el sangrado en las parte baja de las piernas.
  • La arteria femoral se encuentra en el muslo y se extiende a lo largo de la ingle. Se presiona para detener el sangrado de los cortes en los muslos.
  • La arteria braquial se halla en la parte interna del brazo, entre la axila y el codo. Se ejerce presión en este punto para detener el sangrado en las parte baja de los brazos.

Recuerda no usar el torniquete a menos que sea el último recuerdo, esto se debe a que si lo aplicas de manera incorrecta puedes agravar la herida o causar la pérdida de alguna extremidad.

Finalmente, so sospechas que la víctima se encuentra en estado de shock, lo mejor que puedes hacer es conseguir atención médica lo antes posible.