Quantcast
viernes, 14 mayo 2021 11:16

Las malas lenguas hacen temblar la imagen de Eden Hazard

Tras algunas lesiones, a Eden Hazard le falta poco tiempo para regresar a la plantilla blanca y estar a la disposición de Zinedine Zidane. Lo cual sería una gran oportunidad para el jugador ya que el Real Madrid continúa aumentando la racha de victorias y ha empezado a despegar con destino a las primeras posiciones de la tabla.

El futbolista belga hace tiempo cayó lesionado, pero ya se encuentra a tal nivel que puede entrenar junto al resto de sus compañeros con normalidad, o eso afirman los entrenadores. Si todo sigue con el rumbo que lleva, pronto podrá sumar minutos en el campo. Solo falta que termine la recuperación para entrar al campo de juego, donde el belga tiene su puesto reservado.

Antes de la lesión, Hazard contaba con excelentes números, con un par de goles marcados y encajando de una manera sorprendente con el resto de sus compañeros en el terreno. Definitivamente estaba listo para ser una de las grandes estrellas del Madrid esta temporada pero no ha sido, sin embargo, aún quedan jornadas por disputar y minutos en los que puede demostrar el alto nivel al que acostumbró al público.

El belga es uno de esos delanteros que tanta falta le hacía al Madrid hace unas jornadas cuando no encontraba la dirección correcta. Un crack de talla mundialista, su talento y su experiencia es lo hacen una pieza inamovible al estar al 100% y más si se taman en cuenta los 160 millones que costó.

El tiempo corre

A punto de cumplir 30, Hazard no ha podido jugar mucho, y está experimentando unos problemas con las lesiones que nunca antes había tenido, ahora más constantes y por más tiempo. Por su parte, la afición ha comenzado a desesperarse, ya que quiere ver al “7” como titular en el once de las próximas jornadas.

Por suerte, su única competencia para disputar la titularidad es Vinicius Junior quien está incluso peor que él, ya que no ha terminado de hacerse notar en el campo.

Ahora en el caso del brasileño, le hace falta agarrar el ritmo de nuevo ya que según medios, habría vuelto a descuidar su peso, agarrando unos kilos de más y perdiendo resistencia y agilidad física. No ha podido hacer deporte con normalidad, ya que dicen que le gusta demasiado la comida rápida y no hacer las rutinas de ejercicio exigidas por el club.

Además de que hay que recordar que, antes de estar lesionado, también tuvo que estar aislado al dar positivo en COVID 19. Un año difícil para el jugador que no ha podido intentar volver a su ritmo.