Quantcast

Cómo hacer una pizza casera sin tener que esperar a que la masa repose

Una forma diferente de pasar esta cuarentena es desarrollar nuestro arte culinario, y por qué no comenzar con una pizza, para así disfrutar algo diferente preparando nosotros mismos la masa de una forma rápida y sencilla y eligiendo a nuestro gusto el toppings. Para ello solo debes seguir los siguientes pasos:

Ingredientes  

  • 390gr harina de trigo todo uso (o 3 tazas).
  • 240 ml de agua (equivalente a 1 taza).
  • 1 sobre de 7 g levadura seca.
  • 1/2 cdta. Sal y 1 cda. aceite.

Elaboración paso a paso de la pizza

Elaboración paso a paso de la pizza
  1. Primeramente, se debe precalentar el horno a 250ºc con calor arriba y abajo, por 20 minutos. En el fondo del horno debes colocar una bandeja.
  2. Retira de la nevera los ingredientes que vas a utilizar en la pizza para que estén a temperatura ambiente.
  3. En un bowl debes tamizar 1 taza de harina de trigo de todo uso, puedes ayudarte de un colador si no dispones de un tamiz, el proceso de tamizado es para que la pizza salga más esponjosa.
  4. Añade un sobre de levadura seca, procede a mezclar la levadura y la harina.
  5. Coloca una taza de agua caliente que esté alrededor de 50 a 55ºc, para esto ayúdate de un termómetro de cocina, si no dispones de uno, puede aprobar la temperatura sumergiendo un dedo por unos dos segundos sin quemarte.
  6. Tras comprobar la temperatura vierte el agua por encima de la harina con la levadura, procede a remover muy bien, asegurándote que no queden grumos.
  7. Procede a tamizar 260gr o 2 tazas más de harina, seguidamente añade la sal, luego debes remover un poco, asegurándote que quede todo bien mezclado.
  8. Seguidamente, debes añadir 1 cda de aceite, con preferencia si es de oliva, asegúrate de remover bien
  9. Debes de terminar de formar la masa haciendo la bola con la mano, luego debes volver la masa sobre la mesa y amásala por 5 minutos.
  10. Posiblemente, al principio la masa es pegajosa, pero verás cómo enseguida se va a recoger.
  11. No se requiere de ningún amasado en especial, solo amásala como puedas durante 20min aproximadamente.
  12. Asegúrate que la masa esté blanda y agradable al tacto. Luego procede a reservar la masa y cortarla, seguidamente, trocea o ralla los ingredientes que vayas a colocar.
  13. Esta cantidad de masa alcanzará para una pizza gorda, o dos finas.
  14. Seguidamente, procede a estirarla masa en círculo de unos 35cm de diámetros, este paso lo puedes realizar ayudándote con un rodillo, de no tener un rodillo, puedes utilizar una botella de vidrio que sea lisa, o con las manos.
  15.   Coloca la masa sobre papel para hornear y rellénala a tu gusto, se sugiere: mozzarella rallada, jamón cocido, aceitunas negras, maíz, orégano, entre otras.
  16. Utiliza una pala para pizza, o un trozo de cartón, para trasladar la pizza al horno.
  17. Finalmente, debes llevar la pizza al horno y hornear aproximadamente por 5 minutos o hasta que observes que está dorada por abajo, ahora debes subirla al nivel superior para que dore por arriba. Una vez lista, retírala y sirve enseguida.

Consejos sobre la receta de pizza casera rápida

  • El mejor secreto de la pizza casera es su masa, esta es mágica, siendo una masa de pan de pizza, pero su elaboración es muy rápida, debiéndose esta condición a la técnica empleada, la cual es muy inusual, así como poco conocida.
  • La harina que se requiere para estas pizzas es harina todo uso.
  • Debido al proceso de amasado, la pizza queda esponjosa y crujiente
  • Si tienes la piedra para horneas pizzas y panes úsala, esto permitirá que la pizza sea más deliciosa.
  • Si deseas preparar la pizza para una persona, debes dividir todos los ingredientes por dos, igual prepara solo la mitad de la porción de la masa, reservando la otra mitad, asegúrate de dividir todos los ingredientes de la receta.
  • Esta pizza además de fácil, no tiene nada que enviar a las pizzas comerciales, y en más de una oportunidad te pueden sacar de apuros.

Ensaladas perfecta para acompañar

Para preparar tu ensalada para la pizza, solo debes tener pendiente los ingredientes que utilizarás, es decir, el tipo de ensalada que prefieras:

  • Ensaladas verdes: Se acompaña de una vinagreta suave, o también de un aderezo cremoso de yogurt.
  • Ensaladas enriquecidas: son excelentes acompañantes para las pizzas más sencillas. Intenta no agregar ingredientes pesados, evitando específicamente que lleve queso para que no predomine al sabor propio de la pizza
  • Ensaladas templadas: este tipo de ensaladas se pueden utilizar en pleno invierno o en días muy fríos, son deliciosas y complementan muy bien con esta receta.
  • Las ensaladas sencillas: asegúrate que no contenga más de 4 ingredientes, son perfectos para acompañar una pizza, siempre y cuando sus matices de sabor no compitan con la pizza.

También puedes hacer minipizzas a la taza al microondas, para ver los pasos presiona clic aquí. La pizza es considerada la segunda preparación que más se consume en España, según lo confirma los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.