Quantcast
martes, 28 junio 2022 2:53

Joao Félix y otros jugadores descontentos con Simeone

Una de las imágenes que más revuelo causó en la victoria del Real Madrid sobre el Atlético de Madrid en el derbi de la capital española, por un contundente 2-0, no fue el cabezazo de Casemiro o el zapatazo de Carvajal que terminó en el autogol de Oblak; más bien fue esa imagen que captaron las cámaras tras la sustitución de Joao Félix, al cumplirse la hora de partido, y el monumental enfado que mostró al momento de salir del terreno de juego.

El portugués no encajó bien ser sustituido ante uno de los rivales más importantes del campeonato, en uno de los momentos cruciales del partido. Con más de media hora por delante, el luso creyó que aún quedaba más por aportar en ataque; sin embargo, Simeone pensó que había que detener al Madrid en el mediocampo y uno de los sacrificados fue el “7”. Las cosas parece que vuelven a complicarse en una relación entre jugador y técnico que está campaña parecía estar encaminándose tras un inicio un poco accidentado.

Un pleito que inició la campaña pasada

El portugués se enfadó tanto que pateó un asiento

Joao Félix y el estratega argentino ya tuvieron sus más y sus menos la campaña pasada; más que nada por la negativa del entrenador colchonero a darle un papel más protagónico en el ataque del equipo. Los 126 millones de euros que pagaron al Benfica y la calidad que tiene el portugués hicieron pensar que el técnico lo utilizaría como su nueva figura, pero nada más alejado de la realidad; porque en casi todos los partidos importantes se quedaba fuera del equipo titular.

Simeone alegó siempre que que el problema del luso era su falta de adaptación al sistema, que el Atlético siempre ha sido de sacrificio y de defender; pero como el portugués está más abocado al ataque y no regresa muy bien, pues siempre era el primero en salir para su entrenador. Jorge Mendes, agente de la nueva estrella rojiblanca, habló en varias oportunidades diciendo que para eso no había llevado a su jugador al equipo español y dejó ver que lo podía sacar en cualquier momento. No obstante, todo mejoró esta campaña en la que el “Cholo” ideó un plan más ofensivo.

Gracias a la incorporación de Luis Suárez y al cambio a segunda punta de Marcos Llorente, el equipo colchonero formó un tridente de lujo con ellos dos más Joao Félix. De hecho, los ocho goles y tres asistencias, entre todas las competiciones, con las que llegaba el portugués al derbi, lo colocaban como la figura central del equipo; por eso cuando salió salió sustituido mostró su enojo al no entender el cambio si lo que más necesitaba el equipo era atacar.

Otros que estallaron contra Simeone

Luis Suárez no comprendió su salida del partido en el minuto 60

Al retroceder un poco más en el tiempo, se nota que Joao Félix no ha sido el único que ha estallado en contra el técnico argentino; también otros jugadores han manifestado su enfado de forma más que airada cuando han sido cambiados del terreno de juego. El primero en manifestarse fue Marcos Llorente, que en el encuentro ante al Lokomotiv de Moscú salió a la hora de partido, y en su cambió mostró todo su descontento en el banquillo de suplentes.

Junto con el español, otros dos a los que no le ha sentado nada bien ser sustituidos por Simeone fueron Saúl Ñíguez y Luis Suárez, ambos en el duelo ante el Salzburgo y en el minuto 64. Los dos no solo pusieron mala cara, sino que además hicieron aspavientos y mostraron todo su pesar en las gradas. Lo que sucede es que ninguno de ellos entendió las razones del cambio, menos cuando se supone que el equipo necesitaba atacar en esos dos encuentros.

La mala imagen ante el público, de que el “Cholo” no controla a sus jugadores, ya está rodando y aunque es muy probable que no haya sanción disciplinaria si que el club tomará medidas con todos ellos; porque a la hora de la verdad el que responde por todos es el estratega argentino. Tanto Joao Félix como los otros deberán aceptar las decisiones de un entrenador que ha llevado al éxito al club y que espera en un futuro seguir sacando el mejor rendimiento de todos ellos por el bien del Atlético.