Quantcast

Consejos para adiestrar a tu agapornis

Los agapornis son aves muy hermosas sociales y cariñosas, por lo que muchas personas las eligen como mascotas. Estas inteligentes y curiosas aves son procedentes de África, por lo que si planeas conseguir una debes vivir en una zona cálida para que estén saludables.

Al ser familia de los loros, los agapornis son criaturas muy inteligentes, por lo que pueden aprender fácilmente a manipular algunas cosas con sus patas o repetir sencillas frases. Con esta guía podrás conocer algunos consejos para adiestrar a tu agapornis.

No le hagas creer que te ha lastimado

No los asustes

Estas aves son muy asustadizas, por lo que existe la posibilidad de que al principio recibas algunos picotazos o arañazos. Que eso no te detenga. Aunque no lo creas, un consejo es que no retires tu mano en caso de que intente lastimarte.

Esto se debe a que al ser un animal tan inteligente, crea que su pico es un arma y que puede usarla seguido. Es por ello que no debes hacerle creer que te ha lastimado. Lo mejor que puedes hacer que decirle “no” y regresarlo de nuevo a su jaula. De esta manera aprenderá que no debe repetir aquello.

Bríndale un ambiente cómodo

Brindarle comodidad a tu agapornis

Esto es fundamental para que tu agapornis se sienta bien. Para ello puedes hablarle con un tono suave y amigable o que le des algunas recompensas por cada cosa que hace bien. Aunque debes tener mucho cuidado con esto último, ya que debes evitar darle golosinas como recompensa y dale algunos trozos de fruta fresca en su lugar, de esta forma no engordará.

Y no olvides darle caricias acompañadas de palabras agradables en un tono suave y cariñoso. Ten en cuenta de que una vez que tu agapornis entienda que recibirá una recompensa por cada cosa buena que haga, su proceso de aprendizaje será mucho más rápido.

No le grites

No le grites a tu agapornis

Si lo que deseas es llamar la atención de tu agapornis, lo mejor es que uses algunos silbidos suaves ya que al ser unas criaturas muy sensibles puedes ajustarlas con tan solo algún ruido brusco.  Estas aves son tan inteligentes que pueden incluso determinar tu estado de ánimo con tan solo oír el volumen y tono de tu voz, por lo que si le gritas te temerá y se alejará. Tampoco te pongas nervioso ya que lo detectarán y podrían entrar en ansiedad o asustarse.

No lo agobies

No agobies a tu agapornis

Intenta que el aprendizaje de tu agapornis sea progresivo y no intensivo, para ello lo mejor es que tengas paciencia y vayas a su ritmo. Notarás que con el tiempo ganarás la confianza de tu mascota y se adaptará a ti, a tu contacto y tu voz. En este punto se sentirá en la comodidad suficiente para poder interactuar contigo e iniciar su adiestramiento.

Recuerda que todo es una cuestión de tiempo y constancia, solo 20 minutos  de sesión al día serán suficientes para que tu ave se motive. Y no olvides tomar algunos descansos entre los entrenamientos.

Contacto visual

Contacto visual con tu agapornis

No olvides que es crucial que mantengas contacto visual constante con tu agapornis durante las sesiones de entrenamiento, así reforzarás el vínculo y le harás notar que eres quien tiene el dominio.

Paciencia y constancia

Paciencia para entrenar a tu agapornis

Es posible que en algún punto quieras rendirte, particularmente al principio, y es algo completamente entendible. Los agapornis no son criaturas fáciles de adiestrar, ya que es un proceso que requiere mucha paciencia, ya que amerita cuidados diarios. Pero también debes entender que no puede aprender todos los trucos en un solo día, ni en una sola semana. Así que lo mejor que puedes hacer es llenarte de con mucha paciencia y ser constante.

Cuidados para tu agapornis

Cuidados para tu agapornis

Debes tener en cuenta que estas aves ameritan algunos cuidados particulares para que tengan un buen desarrollo durante su crecimiento y estén sanos. De ser así tu agapornis podría llegar a vivir hasta 20 años. Entre los cuidados diarios que debe tener tu mascota están los siguientes:

  • Deja que vuele libre: Al ser aves, los agapornis necesitan volar para no morir en sus jaulas. De esta forma se mantendrán en forma. Pero debes eliminar cualquier obstáculo como plantas u objetos que estén suspendidos en el aire. Solo tendrás que cerrar todas las puertas y ventanas de la habitación en la que los vayas a liberar, luego solo deberás abrirle la jaula y jugar con él o darle premios.
  • Acompáñalos: Al ser unos animales sociales y afectivos, los agapornis necesitan compañía de sus semejantes, por lo que podrías conseguirle una pareja. Y en caso de que muera, debes conseguirle una nueva pareja lo antes posible. Puedes tener un grupo, obviamente conformado por parejas. Y no debes preocuparte porque se reproduzcan, ya que para ello necesitan tener una caja o similares para formar su nido.
  • Ubica su jaula cerca de una ventana: Esto se debe a que la luz es crucial para que tu agapornis esté con ánimos y saludable, además de que no deben estar expuesto a los rayos UV y el cristal actúa como filtro para protegerlos. Una vez que llegue el invierno puedes usar una lámpara de luz.
  • Alimentación sana y agua fresca: Como cualquier animal los agapornis necesitan tomar agua de manera constante, por lo que debes asegurarte de que siempre tengan. Y no olvides de cambiarla todos los días para evitar así la proliferación de bacterias. En cuanto a su alimentación, puedes darles una mezcla de diferentes semillas y una cucharada diaria de alimento especializado de buena calidad.