Quantcast

Trucos para que las gafas no se te empañen con la mascarilla

Si eres de esas personas que usas gafas sabrás lo molesto que es usarlas al mismo tiempo con la mascarilla, esto se debe a que los cristales suelen empeñarse constantemente. ¿No te has preguntado por qué se empañan? ¿O qué puedes hacer para que el cristal de tus gafas no se empañe? Hoy resolverás esas interrogantes y sabrás qué hacer (y qué no) para mantener tus anteojos libres de empañaduras.

¿Por qué se empañan los cristales?

Empañamiento de las gafas
Glasses fogged with moisture after cold outside weather

Esto sucede porque el aire caliente que exhalas se cuela por la parte superior de tu mascarilla y entra en contacto con la fría superficie de los cristales, causando por consiguiente que se empañen. Esto es algo puede suceder sin la mascarilla, pero debido a las nuevas medidas acatadas en todo el mundo debido al Covid-10, el porte de mascarillas es obligatorio si se desea ingresas a algún espacio público, por lo que actualmente las empañaduras en los lentes se han vuelto más y más frecuentes.

Si bien este problema no lo tendrías en caso de que vivieras en un sitio donde la temperatura del ambiente estuviera en los 30° o se le aproximara. Pero aún así tus lentes se empañarían al entrar a un sitio con aire acondicionado mientras lleves puesta la mascarilla.

¿Se empañan todas las gafas por igual?

Por qué se empañan las gafas

La verdad es que no, no todas las gafas se empañan con la misma rapidez. Los anteojos de pasta, por ejemplo, son los que más suelen empeñarse ¿pero pero qué? Bueno, esto se debe a que las monturas de pasta están más cerca del rostro, mientras que las monturas metálicas por otra parte, suelen estar más distanciadas del rostro y por ende se empañan con menos rapidez y frecuencia.

Pero esto no es algo que ocurre necesariamente por el uso de las mascarillas. Incluso sin el porte de esta, el empañamiento de las gafas puede ocurrir debido a que estas interfieren con la circulación del aire y el vapor que emana la piel al sudar debido a las altas temperaturas. Así que aunque no estés usando tu mascarilla, si el día está demasiado caluroso o acabas de correr una gran distancia, tus gafas se empañarán igual.

Los mejores anteojos son aquellos con monturas finas, puesto que facilitan la circulación del aire, con o sin mascarilla. Sin mencionar que aquellas monturas que tienen plaquetas, o sea las piezas que se apoyan en el tabique de la nariz, te permiten controlar la distancia entre tus lentes, lo cual puede ayudar a reducir la posibilidad de que los cristales se empañen con más rapidez. Aunque debes tener en cuenta que al variar la distancia entre las monturas y tus ojos puede causaste algunas molestias en la vista, particularmente si tus cristales son de graduación alta.

Esparadrapo

Esparadrapo para evitar el empañamiento

El esparadrapo es una cinta adhesiva especial que se usa para pegar los vendajes, puedes conseguirla en cualquier farmacia ya que es un elemento fundamental en los botiquines de primeros auxilios.

Existe un método para evitar que las gafas se empañen, y para ello solo debes adherir la parte superior de tu mascarilla a tu nariz con un poco de esparadrapo. De esta forma evitarás que el aire que exhalas y el vapor que emanas puedan empañar los cristales de tus monturas. El esparadrapo más recomendado es el de papel hipoalergénico.

Sprays anti-vahos

Sprays para el empañamiento de las gafas

Esta es una de los métodos más recomendados para evitar que se empañen tus gafas. Estos productos están fabricados exclusivamente para esto, solo tendrás que humedecer los cristales de tus monturas con alguno de estos productos y luego solo deberás secarlas con ayuda de una gamuza especial. De esta forma no se producirá el empañamiento.

Los expertos recomiendas en tos sprays ya que al ser fabricados particularmente para evitar que se empañen, están  compuestos por algunos productos que no dañan la superficie del cristal y que al mismo tiempo se pueden aplicar de manera fácil y rápida.

Además de que estos productos anti-vahos están diseñados para que puedan ser usado entre unas 100-300 veces. Por lo que no tendrás que preocuparte por tener que conseguir más por un buen rato y podrás usarlo 1-2 veces por día.

Aunque no todo es miel sobre hojuelas debido a que el efecto de estos sprays suele durar entre unas 4-8 horas. Pero lo bueno es que al ser un producto envasado en un recipiente pequeño y que las gamuzas no suelen ser muy grandes. El tiempo que puedes tardar en aplicárselo a tus cristales el menos al de 1 minuto.

Bulos

Mitos sobre el empañamiento de las gafas

Muchos mitos corren por Internet sobre cómo evitar que tus gafas. Muchos de ellos, además de no ser ciertos y ser completamente inútiles, pueden también afectar o dañas los cristales de tus gafas causando incluso que debas sustituirlos por otros nuevos. Entre los bulos más comunes que se pueden conseguir están los siguientes:

  • Jabón seco: Este es uno de los “trucos” que se han virilizado en la red. Este método consiste en frotar una pastilla de jabón seco con una gamuza en la parte interna de los cristales. Y aunque si bien en algunos casos puede funcionar, no es nada recomendable. Esto se debe a que el jabón puede dañar la superficie de los cristales, en especial si estos son orgánicos. Por lo cual si no quieres empeorar la transparencia de tus gafas y afectar negativamente tu visión, no lo hagas.
  • Secadores de pelo: Tampoco debes aplicar calor directamente sobre tus gafas. Esto no evitará que se empañen sino que podría afectar los tratamientos multicapas de los cristales. Por consiguiente provocar la pérdida de la translucidez de estos junto con el tratamiento antireflejante de los cristales.
  • Productos abrasivos: No intentes usar cualquier producto que contenga algún químico abrasivo, ya que podía dañar tus gafas. Tampoco uses cepillos, debido a que podrías rayas a superficie de los cristales.