Quantcast

Qué es el viento

El viento el causante del movimiento de las palmeras, las olas y hasta los grandes huracanes. Es un fenómeno meteorológico producido por causas naturales y es el responsable del movimiento del aire en la troposfera y desde luego la principal responsable en la respiración de los seres vivos.

Por tanto,  el viento es un fenómeno meteorológico originado en los movimientos de rotación y traslación de la tierra.

Son estos movimientos los que también generan importantes diferencias en cuanto a radiación solar, aquella de onda larga que es absorbida indirectamente por la atmósfera gracias a la propiedad diatérmica que ostenta el aire.

Para medir la dirección en la que sopla el viento fue creado la veleta, que no es más que un dispositivo giratorio con especie de una cruz que señala los puntos cardinales.

Además, se dice que dependiendo de su intensidad, el viento puede recibir distintos nombres. Los vientos más suaves se conocen como brisas, mientras que los más fuertes pueden llamarse ‘tornados’, todos y cada uno bajo un significado científico.

¿Cómo se forma el viento?

¿Cómo se forma el viento?

El viento se origina de la energía del sol como una fuente de calor y básicamente el movimiento del aire corresponde a una propiedad intrínseca de los gases. Es decir el aire caliente sube y el aire frío baja.

Los distintos materiales y procesos que ocasionan el calentamiento y enfriamiento del aire forma parte del campo científico conocido como la meteorología.

¿Cuáles son los tipos de vientos?

¿Cuáles son los tipos de vientos?

Según la dimensión del recorrido de los vientos, existen tres tipos:

Planetarios

Aquellos que se generar por los movimiento de rotación terrestre y que ocasionan al mismo tiempo el calentamiento de la atmósfera.

Regionales

Son los que tienen origen similar al planetario pero son determinados por las características de cada lugar en el mundo.

Locales

Al igual que los regionales , este tipo de vientos suelen ser más importantes que los planetarios pues suelen ser los responsables de la brisa marina y terrestre, brisa de valle, brisa de montaña, viento catabático.

En Argentina, se dice que hay vientos autóctonos que se encuentran al Papero, Sudestada y en México al norte.

Intensidad del viento

Intensidad del viento

Cuando hablamos de intensidad del viento, nos referimos a que tipo de fuerza tiene cada uno.

Aquel viento considerado ‘fuerte’ y que tiene un periodo corto es denominado ráfaga, pues su duración es breve y luego desaparece.

Mientras que los llamados turbonada o remolinos, son vientos fuertes que duran también corto tiempo, mayormente permanecen durante un minuto.

Los vientos de larga duración suponen fuerza duradera y sus denominaciones corresponderán de acuerdo a su fuerza como las brisas, huracanes o tifones.

Movimiento del aire

Movimiento del aire

Se dice que los movimientos pueden dividirse en dos:

Circulación local

Aquel proceso en el que el sol irradia una cantidad considerable de energía y provoca que se caliente la superficie de la tierra.

Los diferentes materiales que componen la superficie no logra absorber dicha energía y por ende el agua y la tierra absorben y liberan el calor en diferentes velocidades.

Esta acción produce alta y baja presión, generando el movimiento del aire. Durante el día el sol calienta más rápido la tierra que el mar, por lo que permite que el aire de las costas se eleve y genere que el viento fluya desde el mar hasta las costas.

El proceso durante la noche es al contrario, debido a la retención de calor del agua.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES LA ARTROSIS

Circulación mundial y efecto coriolis

Ecuador es considerada la parte más cercana al sol y por tanto es más cálida, por lo que se dice que desde aquí se origina el aire caliente y la circulación mundial del viento.

Al moverse desde las al­tas a las bajas presiones, no sigue una trayectoria rectilínea, sino espiral.

La tierra que gira sobre su eje de oeste a este, influye en el movimiento del viento impidiendo que se desplace en línea recta y dándole un giro hacia la derecha en el Hemisfe­rio Norte y hacia la izquierda en el Sur.

Esto no es más que el efecto Coriolis, efecto que influye en la circulación del viento en el planeta.

El viento como beneficio

El viento como beneficio

Pese a los grandes riegos que supone el viento y sus altos niveles, no se puede descartar que uno de los beneficios y principales sería la capacidad de producción de energía conocida como energía eólica.

Esta energía provocada por el aire, son empleadas para producir corriente eléctrica.

Un punto relevante y que es bueno tener en cuenta, es que la energía eólica emana de la naturaleza, es decir que es un recurso renovable ya que se origina de un recurso natural como es el viento.

La energía eólica es conocida además por ser una energía limpia que contribuye con los llamados gases de efecto invernadero.

Aunque más allá de que exista la intermitencia del viento como una desventaja, el viento marca su importancia para con la naturaleza, el mundo y su ecosistema.