Quantcast
domingo, 28 noviembre 2021 1:01

Otro ridículo: las noches más oscuras de este Barcelona en Champions

-

El FC Barcelona alcanzó la gloría en el 2015 al conquistar un nuevo triplete en su palmarés, gracias a un juego excelso y un poco más directo que en otros años; pero con la posesión característica de bandera. Esa final contra la Juventus fue realmente sublime y pese a las dificultades se impusieron de gran forma; no obstante, paradójicamente esa fue la última noche realmente impresionante del club azulgrana que a partir de allí a pasado sin pena ni gloria en una competición que se ha convertido más una fábrica de tristezas que la bendición que debería significar.

Desde esa ocasión en el 2015, el conjunto blaugrana se ha presentado en distintos escenario y aunque en algunos de ellos los árbitros los hayan salvado, en siguiente ocasión la caída ha sido mucho peor que si los hubieran dejado fuera en las primeras de cambio. El ridículo que han sufrido ha sido monumental en los últimos años y una vez más vuelven a experimentar esa sensación ante una Juventus que les ha agarrado la medida, pero se nota aún más el pesar en este Barça que, sin duda, es el que peor nivel ha exhibido en los últimos tiempos. Las derrotas han sido duras, pero ya hay tantas que a muchos barcelonistas les costará saber cual es peor.

Juventus muestra la realidad del Barcelona

Entre las gestas más difícil que hay es dejar al equipo catalán en paños menores y la Vecchia Signora se ha encargado de hacerlo una vez más gracias a un buen Cristiano Ronaldo, un magnífico Buffon y a la apatía general de un equipo que se encomendó de nuevo a Messi que lo intentó, pero que solo no es suficiente. En esta edición de la Champions League 2020-2021, el Barcelona dependía de si mismo para ser primera de grupo y desperdició la oportunidad de forma clamorosa al ceder 0-3 ante una Juventus buen plantada que en todo momento buscó como morder al rival.

Cristiano Ronaldo abrió la cuenta desde el punto penal luego de que el árbitro pitara una falta algo rigurosa de Araújo sobre el portugués. Poco después, el conjunto italiano siguió con su asedio y fue McKennie quien culminó una gran jugada con una tijereta prácticamente solo ante el portero. Ya en el segundo tiempo Cristiano cerró la cuenta nuevamente de penal para otra noche negra se suma a la cuenta de un Barcelona que avanza segundo y que ahora se verá las caras contra rivales muy duros.