Quantcast

El mercado de vehículos usados cerrará el año con un descenso del 14%

El mercado español de vehículos de segunda mano alcanzó las 174.532 transferencias en el mes de noviembre, lo que supone una caída del 6,9% en comparación con el mismo periodo de 2019, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

Tal como ha indicado Faconauto, la caída se explica por el «fuerte descenso» que han sufrido las operaciones de modelos de menos de un año de antigüedad, que retroceden un 53,6% con respecto a las cifras del ejercicio anterior. Sin embargo, el segmento de entre uno y dos años ha visto incrementadas sus ventas un 21,7%; el de dos y tres años, un 23,6%, y el que va de tres a cinco años lo ha hecho un 22,7%. Todos ellos son los que atienden principalmente el canal de concesionarios, que acaparó el 21,3% del mercado, con 37.237 operaciones.

«De nuevo, este mes comprobamos cómo los vehículos de menos de cinco años siguen copando el interés de los compradores y se mantienen al alza. Sin duda, este segmento de usados jóvenes va a contribuir a la revitalización del sector y va a seguir aportando buenas noticias a la industria por la alta demanda y la cifra de operaciones que genera», ha indicado el presidente del consejo de administración de Niw.es, Ignacio de Benito.

En relación con otros canales de venta, han aumentado el de renting con un 29,6%, el de empresas con un 11,8%, y el de importaciones con un 2,8%. El resto de los canales han presentado bajadas este mes en comparación con noviembre de 2019, siendo las más acusadas en el de ‘rent a car’, con un 42,8% menos, y las matriculaciones tácticas, con un 38,9% menos. El canal de particulares ha retrocedido un 14% y el de compra-venta, un 0,2%.

El combustible más demandado por los compradores de coches usados volvió a ser el diésel, que representa el 59% del mercado, con 102.806 transferencias. La gasolina, por su parte, copó el 37,8% del mercado, con 66.118 unidades vendidas. Por su parte, las transferencias de eléctricos aumentaron un 123,5% y las de microhíbridos de diésel y de gasolina registraron subidas del 212% y del 137%, respectivamente.

«El mes de noviembre sigue la tónica de octubre, aunque no altera las previsiones de cierre de ejercicio, que situamos en una caída del 14%, con más de 1,8 millones de unidades transferidas. Un mes más, asistimos al crecimiento de los vehículos de menos de cinco años, que no dejan de ganar importancia para los compradores», ha subrayado el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales.