Quantcast

Langostinos: estos son los de peor calidad que puedes comprar en España según la OCU

En pocos días tienen lugar las comidas y cenas de Navidad y es muy común que las mesas cuenten con algún plato de langostinos. Debido al alto precio de este producto, es muy común recurrir a langostinos congelados, al ser más asequibles.

Los langostinos antes se tenían como un marisco exquisito que solo se consumía en ocasiones especiales. Actualmente, es un alimento de gran consumo, en parte por la irrupción del langostino de acuicultura, cuyo precio es más barato que el nacional, y también por los langostinos congelados.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un análisis en el que revelan los langostinos que hay en el mercado de mejor calidad y los de peor.

CARACTERÍSTICAS A TENER EN CUENTA DE LOS LANGOSTINOS

Langostinos cocidos

La OCU ha tomado como objeto de estudio el tipo de langostino que considera más común, que son los cocidos, congelados y de cultivo que se venden en los supermercados en cajas.

Para su estudio han tomado cajas de las principales marcas que lo comercializan y en su laboratorio los han analizado, degustado y determinado la calidad de estos. Este producto se caracteriza por ser rico en proteínas y bajo en grasa.

Hablando desde el punto de vista de la composición, un buen langostino congelado:

  • No presenta rastos de antibióticos.
  • No hay presencia de metales pesados, como puede ser el cadmio.
  • Utilizan sulfitos para evitar la melanosis (las cabezas negras de los crustáceos).

El problema principal reside en el exceso de sal, ya que la OCU expone que, por regla general, los langostinos tienen demasiada sal, lo que hace que cien gramos de este producto equivaldrían a la mitad de la cantidad de sal diaria por persona que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Cuando vayas a comprar una caja de langostinos congelados fíjate bien en los posibles defectos: diferencias de calibre, hielo, aparente patas rotas…

Aspecto físico langostinos cocidos

El aspecto físico de los langostinos también indica su calidad, ya que, entre otros aspectos, desvela cómo han sido criados y almacenados y sus condiciones. Lo que tienes que hacer es prestar atención a si sus antenas o sus patas están arrancadas o si están partidos.

Como hemos dicho previamente, son ricos en proteínas y bajos en grasa, sin embargo, si los consumes en exceso puede llegar a provocarte una subida considerable en los niveles de ácido rico en sangre, reacciones alimentarias y/o alergias.

Recuerda que el precio del langostino congelado está alrededor de los 10 €/kg y, cuando los descongeles, hazlo en la nevera y no vuelvas a congelar las sobras.

A continuación, vamos a mostrarte los peores langostinos que puedes encontrar en el mercado de España, según la OCU.