Quantcast

Cómo hacer un turrón de nata y nueces

¿A quién no le encanta el turrón? Ese pequeño y delicioso dulce que es considerado un pedazo fundamental de la mesa navideña. El turrón se elabora con miel, almendras y azúcar y puede ser de forma duro o blando.

Es un festín en forma de tableta rectangular y es clásico de la gastronomía navideña española, aunque en otros países también suele estar presente.

De dice que este dulce popular en la temporada de invierno, se originó en la península arábiga, por el siglo XI, con el nombre de turun. No hay nada certero, pero se dice que estuvo por las tierras ibéricas e itálicas de la mano de los musulmanes.

Otros apuntan que el turrón nació en los reinados de Felipe IV o Felipe V, siendo este una respuesta a un concurso para buscar el alimento que durara más tiempo en deteriorarse. Y el nombre del autor se dice que era un confitero de apellido Turrons.

Aunque no hay certeza de dónde o cómo es que el turrón alcanzó la fama a nivel internacional por su toque de dulzura, no se puede negar que ha sido un invento genial. Y que desde luego, en ninguna de las mesas debe faltar.

¿Cuántos tipos de turrones existen?

El turrón es un producto que ha evolucionado con el paso de los años y por ende se ha convertido en un dulce diverso. Hay varios tipos de turrones, aunque los más básicos sean blando o duro.

Puedes conseguir turrón de chocolate, de arroz, coco, avena, y otros, pero a continuación te mostraré los más favoritos:

Turrón duro

Turrón duro

El turrón de Alicante o duro, es el más básico. Típico de la provincia española de Alicante y se prepara con almendras tostadas y miel. Además se dice que se utiliza las mejores almendras enteras y que son tostadas a la perfección, pues no hay ni una sola que pase de cocción.

Turrón blando

Turrón blando

El turrón de Jijona o blando es también muy tradicional y más aún por su textura suave y cremosa. Este pedazo de dulce contiene menor cantidad de almendras pero las incorpora con la miel de forma molida. Es tradicional de la provincia de Jijona.

Turrón de chocolate y almendras

Turrón de chocolate y almendras

Entre la gran variedad de turrones, tenemos el de chocolate y almendras. Además de único en sabor y textura, lo puedes encontrar en diferentes formas y con diferentes tipos de chocolate.

Turrón de chocolate y arroz

Turrón de chocolate y arroz

Otro que no puede faltar en la lista de favoritos y que de hecho tiene buena demanda, es el turrón de chocolate triturado y arroz inflado. Esta mezcla de almendra, miel y chocolate más el toque del arroz inflado, es una combinación exquisita que no falla en las mesas navideñas.

Turrón de nata y nueces

Turrón de nata y nueces

Por último pero no menos importante el turrón de nata y nueces. Este peculiar pedazo de gloria está hecho con nata y en vez de una cantidad proporcional de almendras, lleva nueces. Aunque claro está que también lleva almendras, su principal sabor lo otorgan las nueces.

¿Cómo preparar turrones de nata y nueces?

¿Cómo preparar turrones de nata y nueces?

Aunque para muchos no es la opción principal, el turrón casero de nata y nueces es una de esos pequeños detalles que deben estar en la mesa navideña. Su sabor es suave gracias a la nata y tiene el dulce «justo», pues las nueces contrarrestan el azúcar y junto a la almendra hacen un explosivo sabor.

Lea TAMBIÉN: CÓMO CELEBRAR LA NAVIDAD MEDIANTE VIDEOLLAMADA

A continuación lo que deberás hacer para preparar el mejor turrón de nata y nueces:

¿Qué necesitas?

  • 200 gramos de almendra molida
  • 120 gramos de nata líquida para montar
  • 180 gramos de azúcar glacé
  • 120 gramos de nueces
  • 100 gramos de chocolate negro (opcional)

Preparación

Lo primero que vas a hacer es cortar las nueces en trozo relativamente pronunciados, o sea que se noten en el turron.

Ahora bien, coloca la nata y el azúcar en una olla a fuego lento y lleva a ebullición, mezclando con una espátula. Deja en el fuego hasta que obtenga un pequeño color ámbar. Recuerda que debes estar atento de lo contrario puedes tener una nata quemada y el sabor no será nada agradable.

Añade a la mezcla la almendra molida y mezcla bien. Notarás que se formará una pasta imposible de manejar.

Continúa añadiendo las nueces en trozos y mezcla nuevamente con una espátula para lograr distribuir todos los trozos de las nueces por la masa.

Ahora, debes forrar un molde de turrón o algún envase parecido con papel de horno. Añade la masa y extiende de forma lo más pareja posible, de manera que cubra los rincones del molde.

Deja enfriar a temperatura ambiente y luego mete a la nevera durante toda la noche.

Para decorar, puedes derretir el chocolate en una olla y cuando esté espeso lo puedes meter en una manga pastelera. Saca el turrón del molde y añade líneas de chocolate por encima. Esto es opcional y queda al gusto de cada quien.

Listo, sirve en un plato o corta en pequeños pedazos. Si gustas puedes utilizar chocolate y una nuez por encima para decorar.