Quantcast

25 detenidos por suplantar a extranjeros para obtener el diploma de español

La Policía Nacional ha detenido en siete provincias españolas a 25 personas por falsedad documental para obtener el DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera), ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Los detenidos suplantaban la identidad de los extranjeros residentes legales en España que solicitaban la nacionalidad, presentándose al examen que realiza el prestigioso Instituto Cervantes para certificar el conocimiento del español tanto hablado como escrito. Por este servicio cobraban entre 1.000 y 3.000 euros.

Se han producido las detenciones el día del examen en Madrid (13), Barcelona (1), Lérida (2), Alicante (2), Valencia (4), Málaga (1) y Teruel (2), siendo las principales nacionalidades de los detenidos China, Pakistán y Nigeria Certificados DELE.

El Instituto Cervantes realiza cada mes un examen hablado y escrito para la obtención del Diploma de Español como Lengua Extranjera, requisito para obtener la nacionalidad española por parte de los residentes legales en nuestro país.

Debido a la dificultad para obtener el certificado si no se domina el español, los interesados contactaban con otros extranjeros de su misma nacionalidad y con apariencia física similar para que suplantaran su identidad el día que habían sido convocados al examen. Los precios que cobraban los detenidos estaban entre 1.000 y 2.000 euros, llegando a pagar un residente 3.000, según han tenido conocimiento los agentes.

DISPOSITIVO POLICIAL EN 40 PROVINCIAS

Para localizar a los posibles infractores, la Policía Nacional elaboró un dispositivo en cada centro de examen del Instituto Cervantes por todo el territorio nacional.

Así, el día del examen se personaron agentes en 139 sedes de 40 provincias, además de Ceuta y Melilla; verificaron la identidad de 3.484 personas, obteniendo como resultado la detención de 18 personas por falsedad documental.

Posteriormente, los agentes arrestaron a siete personas que habían facilitado su documentación para que se presentaran al examen por ellas, permitiendo el fraude.